Navarra pide al Goberno central un paquete de medidas y recursos para prevenir y paliar los efectos a nivel emocional

Actividades de ocio seguras y atención psicológica específica, entre las medidas solicitadas

27.10.2020 | 16:43
María Chivite, Ramón Alzórriz y Javier Remírez en el Parlamento de Navarra.

La Comisión de Derechos Sociales del Parlamento de Navarra ha aprobado este martes, por unanimidad, una moción por la que se insta al Gobierno foral a "elaborar un paquete de recursos y medidas urgentes, mientras dure la pandemia, para paliar y prevenir los efectos negativos que la Covid-19 está provocando en el bienestar emocional, psicológico y social de las personas mayores".

Entre las medidas que se propugnan se citan la "elaboración de programaciones especiales de actividades de ocio seguras y programas de atención psicológica específica para minimizar los efectos colaterales de la Covid-19, y la divulgación de medidas preventivas y guías informativas para fomentar la salud integral en situación de pandemia y poder hacer frente a la ansiedad y al aislamiento social".

La resolución incluye un segundo punto en el que, a su vez, se emplaza al Ejecutivo foral a "convocar de urgencia el Consejo de Personas Mayores para trabajar conjuntamente la propuesta de medidas".

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por EH Bildu alude al "cambio de hábitos" provocado por la pandemia y advierte de la "especial afección que la adopción de medidas preventivas, ya sea a nivel de seguridad y/o reducción de las relaciones sociales, tiene sobre los sectores más vulnerables -mujeres, jóvenes-, especialmente en el caso de las personas mayores, abocadas en muchos casos a la soledad y el encierro".

Por eso, para mitigar los "riesgos" derivados del aislamiento y la incomunicación, ya sea en forma de "ansiedad, depresión, disfunción cognitiva o dolencias del corazón", se invoca la recomendación efectuada por el director europeo de la OMS, Hans Henri P. Kluge, en el sentido de "garantizar las necesidades mínimas de las personas mayores que viven solas". Todo ello para, desde el "respeto y la dignidad, no dejar a nadie atrás".