psicopedagoga y directora de goizargi / Rakel Mateo

Rakel Mateo: "Estos duelos tienen dos indicadores, la no despedida y la dificultad de contacto"

01.11.2020 | 00:58
Rakel Mateo. Foto: Iban Aguinaga

La falta de oportunidad para despedirse de sus allegados fallecidos en la pandemia y el propio contexto dificultan el proceso de duelo de los familiares

PAMPLONA – La psicopedágoga y directora de Goizargi, Rakel Mateo sostiene que tanto el duelo como la situación derivada por la pandemia tienen dos sentimientos en común, la frustración y la impotencia.

Los familiares de fallecidos con covid-19 no se han podido despedir de sus seres queridos en condiciones habituales.

–Nosotros estamos atendiendo como siempre, en Goizargi a cualquier persona que hace la demanda. El proceso en concreto de personas que están acudiendo, para mí es parecido en personas que han muerto en estado de alarma o muerte en ese estado emoción o en este estado social. No sé bien qué nombre ponerle, porque hay otro tipo de muertes que también se han dado, en este mismo periodo que han tenido las mismas dificultades que las muertes por covid, porque la dificultad ha tenido que ver, con el contexto en el que no nos hemos podido despedir y el contexto en el que estábamos, que estamos más aislados y no había tanto vínculo social.

¿Qué indicadores están observando en estos casos?

–La experiencia que nosotras estamos teniendo es que esos duelos de alguna forma sí que pueden tener ciertos indicadores, como la no despedida y la dificultad del contacto que pueden tener en algunos casos, y pueden estar generando ciertas complicaciones en el proceso. Al final, está siendo como un proceso de duelo, pero también social. Porque es verdad que se está viendo esa sensación de que nos estamos un poco desbloqueando de ese momento emocional previo y entonces, estamos viendo y vivenciando a la vez todo lo que hemos vivido, pero como más de verdad, por decirlo de alguna manera. No es que en ese momento no fuera, sino que esa parte de bloqueo se está desbloqueando y estamos viendo que esa intensidad emocional está apareciendo ahora.

¿Hay miedo también?

–Sí. Tienen mucho miedo al contagio, porque han vivido tan de primera mano esta situación que yo creo que es como todo, cuando nos cuentan las situación es distinto que cuando la vivimos. Entonces son personas a las que, por ejemplo, les cuesta acceder a algún tipo de intervención que tenga que ver con grupos porque tienen mucho miedo al contagio, tienen miedo incluso en ocasiones a poder venir a la consulta en lo personal. El miedo está más magnificado en este tipo de de muertes.