Habrá en Navarra convocatoria de plazas comunitarias en Salud Mental en 2022

Maeztu recalca que en 5 años se ha hecho "una gran apuesta por mejorar" recursos, con un 42% más de inversión

17.11.2020 | 11:21
Mari Carmen Maeztu, consejera de Derechos Sociales

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha hecho este martes una apuesta por un modelo menos institucionalizado para la atención de salud mental, para lo que ha anunciado una convocatoria en 2022 para un acuerdo marco que incremente las plazas comunitarias disponibles.

La consejera ha comparecido en el Parlamento a petición de Navarra Suma para valorar las conclusiones y recomendaciones del informe de la Cámara de Comptos sobre el programa de Salud Mental 2014-2019 en materia de recursos sociales y sociosanitarios ya que el mismo, ha indicado Marta Álvarez, apunta que "no son adecuados ni suficientes".

Para Maeztu es preciso dar una atención integral en el ámbito de la salud mental, lo que guarda relación con la suficiencia de recursos y con la accesibilidad a los mismos (residencias, centros de día, pisos tutelados, centros ocupaciones y de empleo, de intervención sociocomunitarias, prestaciones económicas,....)

Así, ha precisado, de 2014 a 2019 se ha hecho "una importante apuesta por la mejora" de estos recursos con un crecimiento de la inversión en un 42% "en todos los servicios y prestaciones para dar respuesta a las necesidades" "avanzando de la desinstitucionalizacion para favorecer luna integración social efectiva en las mejores condiciones de autonomía y calidad de vida".

También han crecido de "manera sustancial las personas atendidas", un 16%, lo que obliga, ha explicado Maeztu, "a reforzar los aspectos preventivos" del programa para incidir en acciones de promoción y atención de la salud mental basada en derechos, incidiendo en servicios psicosociales comunitarios.

Ha puntualizado también que las plazas han crecido un 5% y un 153% las plazas con prestación vinculada al servicio, aunque también lo han hecho las listas de espera en recursos comunitarios (residencia hogar, pisos y viviendas con apoyo) pese al refuerzo de las prestaciones vinculadas.

Ahora la apuesta, recogida en el Plan de Discapacidad, es hacia recursos directos y concertados más pequeños, integrados en la comunidad, como los pisos tutelados o supervisados y las viviendas con apoyo

La consejera ha puntado además que en el fomento de la integración laboral, los centros ocupacionales han dispuesto de un 27% más de fondos que en 2014 y las plazas han pasado de 205 a 215, sin listas de espera y con menores plazos de valoración para el acceso mientras que en los centros especiales de empleos las subvenciones han crecido el 100%, en gran parte por el incremento del smi, y los trabajadores un 43%,

Por último Carmen Maeztu ha aludido a la modificación de la cartera de servicios realizada en 2019, lo que ha permitido una "mejora significativa" en el acceso a los recursos de salud mental.

"Un nuevo ejercicio de autocomplacencia" cuando Comptos indica que hay un incremento de gasto pero también de listas de espera, así como de prestaciones en detrimento de los servicios, ha dicho la portavoz de Navarra Suma.

Y ha añadido que "hay incumplimientos flagrantes" en los plazos marcados y "una clara contradicción" con la filosofía de la ley de dependencia y con la que "este gobierno dice tener" porque se ha apostado por la ayuda económica para quienes tiene una plaza privada en lugar de hacerlo por las plazas públicas y concertadas.

Por su parte la socialista Nuria Medina, ha subrayado que el informe refleja que en el pasado se ha puesto demasiado el foco en la atención institucionalizada y poco en los recursos preventivos y comunitarios, algo que ahora se quiere revertir, al tiempo que se apuesta por los recursos vinculados al empleo como forma de mejorar la atención a estas personas.

Ha criticado además "una mala planificación" con los gobiernos de UPN, lo que hace aumentar la demanda por falta de determinados recursos más inclusivos, al tiempo que ha aclarado que prestaciones económicas, una "mínima cantidad" para que cada uno "se apañe, que es lo que hacían ustedes", no es lo mismo que prestación vinculada al servicio.

Isabel Aramburu, de Geroa Bai, ha señalado que la salud mental "viene condicionada por múltiples factores" a tener en cuenta en la prevención y promoción y de entre ellos ha destacado "la importancia de los sociales" (modos de vida, desempleo, racismo, acoso escolar, precariedad laboral,....) .

Ha valorado además el aumento "notable" de gasto en este ámbito, lo que "demuestra el interés" del Gobierno, y ha apostado por una atención integral que trabaje la prevención desde la educación, un sistema menos hospitalizado y unos centros ocupacionales como prestación garantizada y unos especiales que favorezcan pasar al empleo ordinario.

Desde EH Bildu, Bakartxo Ruiz, se ha felicitado por el cambio de modelo defendido por la consejera aunque por ahora las plazas disponibles "no dan salida" a la demanda y de ahí las listas de espera que "se deben subsanar con una mayor oferta".