La implicación ciudadana, clave en la efectividad de las restricciones en Navarra

Bajan los contagios en los tres ámbitos más frecuentes: el familiar, el social y el de origen desconocido

19.11.2020 | 01:33
Ancianos, con mascarillas y distancia de seguridad por el coronavirus en Pamplona.

Pamplona – El informe epidemiológico presentado ayer en rueda de prensa corrobora la tendencia positiva de Navarra con respecto a la pandemia, ya que la semana pasada –del 9 al 15 de noviembre– se volvió a registrar un notable descenso con 1.485 casos detectados, un 38% menos que la semana anterior. El informe destaca que aunque la situación todavía es delicada la evolución es claramente positiva, y subraya que lo es gracias a las intervenciones introducidas y a la colaboración ciudadana, que en las pasadas semanas "han demostrado ser muy eficaces para reducir los contagios".

La directora gerente del Instituto de Salud Pública, Marian Nuin, desgranó los detalles del documento, entre los que destacó que el 68% de estos nuevos casos eran sintomáticos y el 74% habían sido contactos de otros casos confirmados, por lo que la trazabilidad sigue siendo alta. Han descendido los contagios en los tres ámbitos más frecuentes, la transmisión en el domicilio (47%), en la categoría de otros (12%) que incluye los contactos con amigos y familiares no convivientes, y la de los que desconocen el origen posible de la infección (23%). El ámbito laboral y escolar se asoció con el 7,1% de los contagios. El número de casos nuevos ha descendido en todos los grupos de edad, con descensos que van del 22% en mayores de 75 años, hasta el 43% en el grupo de 55 a 74 años.

Por otra parte, en lo que se refiere a los ingresos por covid-19, entre el 9 y 15 de noviembre se produjeron 130 hospitalizaciones, con un descenso del 29% frente a los 182 de la semana anterior. También han descendido los ingresos en la UCI (de 25 a 16) y las defunciones (de 46 a 33). No obstante, se observa un exceso de mortalidad general en Navarra –con datos de la semana del 2 al 8 de noviembre– con 144 fallecidos, una cifra superior a los niveles basales, que se explica con las 46 muertes registradas por covid-19.

Como conclusión, el informe destaca que la segunda ola está siendo "menos abrupta y más extendida en el tiempo que la primera, al estar modulada por intervenciones menos drásticas".