"Cuanto mejor hagamos las cosas la tercera ola tendrá un tamaño menor"

Juan Carlos Castillo, presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, se ha reunido esta mañana con el Gobierno

09.12.2020 | 21:48
Juan Carlos Castillo, presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos.

¿Cómo afrontan los municipios navarros estas Navidades con la pandemia?

Es evidente que van a ser unas Navidades diferentes, en las que deberemos anteponer la seguridad sanitaria y la prevención ante todo, como no puede ser de otra manera. Debemos pensar un poco más allá de lo que son las fiestas. Tenemos que evitar, en la medida de lo posible, que haya una tercera ola. Va a ser difícil, pero bueno, cuanto mejor hagamos las cosas la ola tendrá un tamaño menor, y así nos lo indican desde Salud y estamos totalmente de acuerdo. Y, bueno, afrontar las Navidades con esas máximas y echándole imaginación para evitar, sobre todo y ante todo, cualquier aglomeración de personas.

¿Cuáles son las principales conclusiones a las que llegaron ayer en la reunión con Salud?

En primer lugar, se van a plantear medidas que marcarán unos máximos, pero que en ningún caso estamos obligados a cumplir esos máximos. Es decir, si nos dicen que el máximo en una reunión es de 10 miembros con dos unidades familiares, tampoco tenemos necesariamente por qué ser 10 y dos unidades familiares. Podemos ser 6, de una unidad familiar y principalmente los convivientes; que tratemos de ser muy cuidadosos en ese sentido y lo más precavidos posibles. Otra conclusión importante a la que llegamos es que, por supuesto, no va a haber carrera de San Silvestre, no se va a celebrar. Otra conclusión es que se plantea que no haya Olentzero, Papá Noel o cabalgatas de Reyes como teníamos concebidas hasta ahora y que si se plantean sean sin gente y, a ser posible, que vayan, de alguna manera, visitando la mayor parte posible de los municipios sin que las personas tengan que salir de su casa.

¿Cómo serían esas alternativas? Porque se habla de cabalgatas "estáticas", en streaming o que puedan ser disfrutadas desde los balcones de los domicilios. 

Hay varias posibilidades. Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de municipios no es lo mismo plantearlo en un municipio de 15.000 o 25.000 habitantes, o Pamplona por ejemplo, que en uno de 1.000 o de 200; hay que diferenciar pero hay posibilidades. ¿Qué posibilidades hay? Por ejemplo, hay una que en muchos municipios se puede llevar a cabo de hacer un trayecto mucho más largo que, a ser posible, visite gran parte o la totalidad del municipio y desde el cual los niños, la población, pueda ver a los Reyes Magos desde sus propias casas, y con eso trataríamos de evitar aglomeraciones. Luego hay otra posibilidad, que es vía streaming, tratando de utilizar los canales de televisión que tenemos, tanto locales como la propia Navarra Televisión, etc. En fin, luego hay una posibilidad intermedia, que puede ser que una parte se haga circulando por la localidad o ciudad y otra parte se ponga en la televisión o por Internet. Y luego hay otra que hay pueblos que también la están planteando, en un recinto determinado, que a ser posible sea abierto y con aforo limitado, hacer una visita a los Reyes Magos.

 
La Federación y Salud hacen hincapié en la necesidad de cumplir las recomendaciones sanitarias en todos los espacios, especialmente en el privado. ¿Qué mensaje le gustaría trasladar al respecto?

El más importante de todos es que tenemos que procurar que en las Navidades de 2021 estemos, a ser posible, las mismas personas que estamos en las de 2020.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de los municipios de cara a reducir el riesgo de contagios?

Como hasta ahora, que dependemos de que la gente responda y sea consecuente con lo que se está planteando. Que seamos todos responsables, que no tengo ninguna duda de que la gente lo va a ser, y que tratemos de evitar situaciones que provocan riesgos y creo que son bastante claras. Si somos capaces de guardar esa distancia social que nos están indicando, de utilizar la mascarilla, de tener esa higiene de manos y, sobre todo, de no pensar al máximo todo aquello que se nos está permitiendo, y procuramos ser los convivientes, a ser posible, los que nos juntemos, creo que vamos en la buena dirección y que la posible ola que nos pueda venir en enero será lo más reducida posible, porque ya sabemos lo que pasa con la covid: se lleva la salud de la gente por delante, se lleva vidas de nuestros seres queridos y cercanos, y también tiene un impacto económico bastante serio.

noticias de noticiasdenavarra