La crecida de los ríos deja Navarra sin causar inundaciones

13.12.2020 | 13:16
El Bidasoa entre Igantzi y Etxalar.

La crecida de los ríos ha superado ya los límites de Navarra sin causar inundaciones ni daños significativos en la comunidad, han informado desde el Gobierno foral.

Ahora, han añadido, se está atento a la crecida de los ríos Urumea y Araxes por las lluvias caídas en Gipuzkoa aunque no hay en alerta ninguna estación de aforo navarra por este motivo.

Ayer por la tarde la vigilancia de los ríos se trasladó especialmente al sur de la comunidad, pero esta madrugada la crecida del Ebro ha pasado por Tudela sin que el agua haya anegado siquiera la zona del aparcamiento de tierra ubicada junto a las instalaciones deportivas de Ribotas, cerrada al uso desde el pasado viernes por riesgo de inundación.

Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el pico de la avenida del río ha llegado finalmente a la capital ribera a las dos de la madrugada con una altura de 3,18 metros y un caudal menor de lo que se esperaba, 1.325 metros cúbicos por segundo,

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ha informado esta mañana que, tras comprobar que la punta de la crecida del Ebro ha pasado por Tudela sin ocasionar daños, se retiran los efectivos de Protección Civil que estaban vigilando el río.

Toquero ha añadido que la Policía Local mantiene, de momento, cerrado el aparcamiento de tierra situado junto al río a la espera de valorar si se abre esta misma tarde o se espera a mañana para hacerlo.