La prealerta por la crecida del Arga se traslada a Funes

Las estaciones de aforo de los ríos de Navarra muestran registros estables o con tendencia descendente

12.12.2020 | 01:18
Un hombre contempla el Arga fuera de su cauce en la zona de los caballos de Goñi. Foto: Javier Bergasa

El viernes se desbordó el Arakil y el pico del Arga puso a Pamplona en prealerta - Los caudales seguirán pendientes del deshielo y hoy hay alerta amarilla por vientos y aludes

pamplona – Las estaciones de aforo de los ríos de Navarra muestran registros estables o con tendencia descendente, sin que se hayan registrado desbordamientos significativos como consecuencia de las precipitaciones registradas en las últimas horas y del deshielo de la nieve acumulada en los montes. En estos momentos solo la estación de aforo del río Arga en Funes está en situación de prealerta, con tendencia al alza, aunque no se prevén inundaciones.

Ver Galería

La Agencia estatal de Meteorología (AEMET) mantiene hasta las 10 horas la alerta amarilla por precipitaciones de lluvia de hasta 15 litros en una hora en la Vertiente Cantábrica acompañadas de vientos con rachas máximas de 70 km/h. También están en alerta amarilla los montes de los Pirineos por el riesgo de que se produzcan aludes.
 
En cuanto a la red viaria, se encuentra cortado al tráfico por inundación el paso subterráneo del acceso al polígono de Landaben en la NA-30, así como las carreteras NA-2410 (Barranca) en el pk. 12,9, y la NA-6140 (Tafalla-Miranda de Arga) entre los pk. 10,9 y 13,1. También están cerradas la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia) desde el pk. 45 (Mata de Haya, inicio del puerto de Belagua) por riesgo de aludes, y la NA-7030 (Arteta-Aizpún) entre los pk. 4 y 9 a causa de un desprendimiento.
 
Además, como todos los años, la carretera transfronteriza de carácter local NA-2011 (Salazar-Francia, Port de Larrau), permanecerá cortada y sin servicio de vialidad invernal entre los PK 7 y 20 (bosque de St. Joseph) en territorio francés. También la NA-2012, Ochagavía-Irati, permanecerá sin servicio de vialidad invernal desde el kilómetro 7 al 23,5 (monte Irati), entre el 9 de diciembre de 2020 y el 30 de abril de 2021. 
 

La crónica del viernes


Las lluvias registradas en las últimas horas y el deshielo de la nieve caída en anteriores jornadas provocaron el viernes aumentos de nivel y caudal de los ríos en la mitad norte de Navarra y el desbordamiento del Arakil, lo que llevó a activar la situación de prealerta. En concreto, según informó el Gobierno foral, el viernes se encontraban en prealerta cuatro estaciones de aforo correspondientes a los ríos Arga en Pamplona y Etxauri, Larraun en Irurtzun y Arakil en Etxarren.

El desbordamiento del Arakil provocó la inundación de la carretera NA-2410 (Barranca) en el kilómetro 12,9 (entre Uharte-Arakil y Arruazu), y también está cortado al tráfico por inundación el paso subterráneo de acceso al polígono de Landaben de la NA-30. Además está cerrada, en este caso por un desprendimiento, la carretera NA-7030 (Aizpún-Arteta), y por nieve la NA-137 (Burgui-Isaba-Iparralde), a partir del kilómetro 45, puerto de Belagua, donde además existe riesgo de aludes.

 

El pasado 2 de diciembre el Arga tenía un nivel de 0,52 metros y un caudal de 0,74 m3/s, y ayer su nivel era de 2,22 metros y el caudal llegaba a los 212,38 m3/s. También tienden a crecer los datos de las estaciones de aforo del Larraun en Irurtzun y del Arakil en Etxarren.

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado la alerta amarilla por el riesgo de vientos con rachas de hasta 70 km/h en la vertiente cantábrica, así como por la posibilidad de que se produzcan aludes en el Pirineo.

Por todo ello, el Gobierno de Navarra recomienda a los conductores que circulen con precaución ante la posible formación de balsas de agua en la calzada y que en ningún caso intenten atravesar tramos de carretera inundados por los desbordamientos. Ayuntamiento y policías locales igualmente realizan llamamientos a extremar la precaución y evitar aparcar y transitar por zonas inundables.

Reunión sobre Roncal Representantes de la Junta del Valle de Roncal se reunieron ayer con el consejero de Cohesión Territorial, Bernardino Ciriza y la dirección General de Obras Públicas para tratar las competencias de los viales de acceso al refugio de Belagua y al colegio de Roncal y encontrar soluciones para su limpieza de cara a futuras nevadas. La presidenta de la Junta, Jone Alastuey, valoró la disposición del departamento y su compromiso para encontrar alternativas, así como la voluntad de facilitar información directa al valle sobre el estado de las carreteras en días de temporal como los recientes.

noticias de noticiasdenavarra