Laboratorios privados navarros triplican las pruebas de covid por Navidad

La demanda de los clientes ha aumentado "de forma exponencial" en los días previos a las celebraciones - Jóvenes y adultos que se reunirán con mayores, el grupo que más las reclama

19.12.2020 | 23:29
Una enfermera se dispone a almacenar las muestras de una paciente tras una prueba de detección covid-19.

La llegada de las fechas navideñas ha supuesto un aluvión de solicitudes de realización de pruebas diagnósticas de covid-19 en las clínicas y laboratorios privados navarros, que incluso han llegado a triplicar su número habitual de test antes de días señalados.

El mayor número de reuniones sociales y las ganas de llegar a ellas con la menor probabilidad de contagiar a los seres queridos han hecho que algunos de estos centros, como la Clínica San Miguel, tengan ya completas desde principios de esta semana las agendas de los días 21, 22 y 23, jornadas previas a Nochebuena y Navidad, e incluso ya estén concertando un gran número de citas para los últimos días de año de cara a Nochevieja y Año Nuevo.

El número de exámenes realizados por este tipo de centros venía creciendo de forma sostenida en el tiempo debido, por ejemplo, a las exigencias de los Gobiernos de mostrar un resultado negativo en el caso de viajes al extranjero, lo que hizo que clínicas como ésta tuvieran que redoblar esfuerzos y ofrecer sus servicios también en fines de semana. Pero el "crecimiento exponencial" de este mes ha desbordado todas sus expectativas.

"Teníamos bastante trabajo últimamente con las PCR para los viajes que nos exigió hacerlas también en fin de semana. Esto era algo esperado, pero no a un nivel tan alto", cuenta Gloria Sanjurjo, directora médica de la Clínica San Miguel, donde se harán en torno a trescientos test cada día antes del 24. "Tenemos tres consultas habilitadas, y cada una hace una media de 100 PCR al día", cuantifica, excluyendo las pruebas de antígenos y anticuerpos, con un número menor de solicitudes pero que aumentan el número de ensayos totales, con los que alcanzarían el millar de exámenes en las tres jornadas previas a Nochebuena, una cifra que representa alrededor de la mitad de las que realiza el sistema público de salud en un día.

En la Clínica Universidad de Navarra, José Luis del Pozo, director del área de enfermedades infecciosas, confirma este aumento en las solicitudes de pruebas, a las que le acompañan también un incremento de las preguntas de los pacientes. "La gente tiene un poco de cacao mental debido a la información y desinformación sobre ellas", asegura, indicando que a la labor propia de la realización de estos test se le añade una "labor didáctica" a los pacientes para solventar las dudas de cara al tipo de examen y a la "no seguridad total" de un negativo.

Laboratorios como el de Mercedes Moreno, de menor tamaño, también reciben un número importante de dudas por parte de clientes. "La gente llama sobre todo para preguntar, hay mucha confusión", coincide la doctora, que también agenda muchas citas previas a Nochebuena y Navidad, pero sin sufrir una avalancha de test como en centros de mayor envergadura.

de 18 a 50 años, el perfil El grupo mayoritario de clientes de pruebas para la detección de covid-19 lo configuran jóvenes y adultos comprendidos entre los 18 y los 50 años, que van a pasar estos días con su familia y tienen "la intención de intentar protegerles", como afirma el doctor Del Pozo.

"Son los que se van a mover para estar con familiares, como gente que se va a reunir con personas mayores o estudiantes que viven fuera de su ciudad natal y vuelven a casa", afirma el galeno de la CUN.

El miedo a poder ser el foco de un brote y contagiar así a seres queridos, especialmente mayores, es alto, y desemboca en la idea de realizarse un test para intentar protegerse. "Si a una pareja con tres niños pequeños les toca ir con sus padres, hay una presión alta de ir con una PCR negativa", ejemplifica la doctora Sanjurjo, con la que coincide su compañera de profesión, Mercedes Moreno, que añade que "la fatiga" de tantos meses de pandemia ha hecho que haya "una excesiva relajación en la gente".

"Se hacen pruebas por un día concreto, pero no se preocupa por un día de la vida normal. Piensan en salir, comer, juntarse, para poder llevar más normalidad...", reflexiona.

clínica san miguel

habilitan naves para hacer test

Por el aumento de pruebas. Ante el creciente número de solicitudes de exámenes para la detección del covid-19, desde la Clínica San Miguel han habilitado tres "naves sanitarias" en el exterior del centro con el objetivo de hacer los test PCR, de antígenos y de anticuerpos "fuera del área de Urgencias o 'zona limpia". Con esta construcción, aseguran la separación de los clientes del área puramente hospitalaria con la del laboratorio. "En ellas es donde se encuentra el equipo de enfermería", explica la directora médica de la clínica, Gloria Sanjurjo, que afirma que con esta habilitación es más fácil "tomar todas las medidas adecuadas" y hacerlo también "fuera del área de Urgencias", lo que refuerza la seguridad. "Es una zona determinada y alejada de todos los pacientes que se dedica exclusivamente para realizar las pruebas de detección de covid", finaliza la doctora Sanjurjo.