Los radares fijos en Arraitz y Bera multarán desde finales de enero

Tráfico acabó ayer de instalar las cabinas para los nuevos cinemómetros en la carretera N-121-A

16.01.2021 | 00:55
A la izquierda, la cabina de radar que fue instalada ayer en la entrada norte de Ventas de Arraitz.

ARRAIZ – La Dirección General de Tráfico (DGT) acabó ayer de instalar las cabinas que alojarán los nuevos radares fijos que vigilarán la velocidad en la carretera N-121-A a la altura de Ventas de Arraitz y Bera. La previsión de Tráfico es que los aparatos sean colocados a finales de mes, momento en el que empezarían a estar operativos y a denunciar los excesos de velocidad con el objetivo de prevenir la siniestralidad vial en los citados tramos de la carretera Pampona-Behobia.

En concreto, operarios montaron ayer la cabina en la que se ubicará el radar en la entrada norte de Ventas de Arraitz, a la altura del kilómetro 25,700 en sentido Pamplona, con una limitación de 50 kilómetros/hora. Este es uno de los puntos que más siniestralidad ha registrado en los últimos meses, incluido un accidente mortal que tuvo lugar el 22 de septiembre de 2019, en el que murió una vecina de Bilbao de 38 años tras la colisión del coche en el que viajaba como copiloto con una furgoneta.

A finales del pasado mes de diciembre, la DGT ya instaló otra cabina en el punto kilométrico 60,200 en sentido Behobia, para albergar un radar a la altura del término municipal de Bera. Este aparato estará situado entre el viaducto de Etxalar y el túnel de Amixelaieta, en un tramo que se encuentra limitado a 80 kilómetros/hora.

Los planes de la DGT contemplan que a finales de este mes se coloquen en las dos nuevas cabinas ubicadas en la N-121-A sendos radares que estarían operativos de forma inmediata. Los cinemómetros, al igual que el resto de radares existentes en Navarra, estarán conectados al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas situado en la provincia de León.

SIETE RADARES EN CARRETERAS Estos dos nuevos radares fijos se suman a los cinco que Tráfico ya tiene en varias vías interurbanas de Navarra. El primero de ellos fue instalado en 2009 en la Autovía de Leitzaran (A-15), en el punto kilométrico 127,6, en sentido Pamplona, a la altura de Lekunberri, tras varios siniestros mortales.

A lo largo del año 2011 se instalaron otros tres radares que se encuentran operativos en la Comunidad Foral: el ubicado en la Autovía del Norte (A-1), en el punto kilométrico 401,5 en sentido norte, a la altura de Alsasua; el situado en el punto kilométrico 91,3 de la carretera N-113, en sentido Pamplona, cerca de Cintruénigo; y el localizado en la N-121-A entre el túnel de Belate y el túnel de Almandoz, concretamente en el punto kilométrico 32,5 en sentido Behobia.

El último cinemómetro fijo que hasta ahora había sido instalado por la DGT en la red de carreteras de Navarra comenzó a funcionar en el mes de octubre de 2014 y se ubica en la Autopista Vasco-Aragonesa (AP-68), a la altura del término municipal de Murchante, en el punto kilométrico 218,2 en sentido Zaragoza.

EN DETALLE

Radar en Arraitz. El nuevo radar estará ubicado en la entrada norte de Ventas de Arraitz, a la altura del kilómetro 25,700 en sentido Pamplona, en un tramo limitado a 50 km/h.

Radar en Bera. El aparato estará situado entre el viaducto de Etxalar y el túnel de Amixelaieta, en el kilómetro 60,200 en sentido Behobia, en un tramo limitado a 80 km/h.

LA CIFRA

3

La N-121-A pasará a ser la vía de Navarra con más radares fijos, al contar ya con uno en Almandoz.