Una granizada sorprende a los pamploneses y desploma las temperaturas

La Aemet había lanzado siete avisos amarillos para este sábado en Navarra, seis por fuertes rachas de viento y uno por acumulación de nieve - El domingo no se descarta granizo en el tercio norte de la Comunidad Foral

30.01.2021 | 16:08
Granizada en Pamplona

Una granizada sorprendía a primera hora de esta tarde a los pamploneses. La Plaza del Castillo, el corazón de Pamplona, bullía esta mañana de paseantes y clientes de terrazas que aprovechaban un cielo amenazante pero que no acaba de descargar para hacer cumplir los pronósticos meteorológicos que anunciaban precipitaciones desde primera hora. La tregua para los vecinos de la capital navarra se vio interrumpida por una granizada intensa, pero breve hacia las tres de la tarde que dio paso a las anunciadas e intermitentes lluvias, que hicieron desplomarse las temperaturas desde 14º a 8,5º. Un fenómeno que también se dio en otros puntos del norte de Navarra



La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había pronosticado para este sabádo precipitaciones localmente fuertes o persistentes y abundantes en el norte de Navarra y Pirineo oriental que incluso podían ir acompañadas con tormentas ocasionales, con nevadas significativas en los Pirineos. Además, la aproximación del centro de la borrasca Justine al norte peninsular y el rápido desplazamiento hacia el este de un sistema frontal asociado hacía que se anunciara viento intenso también en el norte.



En concreto, la Aemet hablaba para este sábaso de cielo cubierto, con apertura de claros en la mitad sur durante las horas centrales del día, con lluvias y chubascos, menos probables en la ribera del Ebro y más frecuentes e intensas en el tercio norte, donde podrían ser localmente fuertes y persistentes e ir acompañadas de tormentas.





La previsión situaba la cota de nieve en torno a 1.600 metros al principio del día, bajando a unos 1.100/1.200 metros. En cuanto a estas nevadas, el riesgo es importante porque se esperaban acumulaciones en 24 horas de hasta 20 centímetros.

Las temperaturas irán bajando durante la jornada, excepto las mínimas en la ribera del Ebro, que, según la previsión, se mantendrán sin cambios. No se descartaba alguna helada débil y dispersa en cumbres del Pirineo y viento del sur virando a componente oeste, con rachas muy fuertes en el Pirineo durante la primera mitad del día y en las zonas de montaña del noroeste por la tarde.

De hecho, Aemet ha lanzado para este sábado siete avisos avisos amarillos, seis por fuertes rachas de viento y uno por la acumulación de nieve.

Para el domingo, está previsto que un nuevo sistema frontal asociado a otra borrasca atlántica entre en la península por el noroeste, provocando más precipitaciones que podrían ser localmente persistentes en el norte de Navarra e ir acompañadas de granizo