Un amplio dispositivo mantenía controlado el incendio por la noche

A última hora de ayer se mantenía un foco en la parte de Lesaka y la N-121-A estaba cerrada desde Olloki

21.02.2021 | 00:45

Los alcaldes de Bera y Lesaka, Aitor Elexpuru y Ladis Satrustegi, informaban ayer por la noche de que el "incendio se está estabilizando, aunque habrá que seguir vigilantes toda la noche porque el viento no amaina y la lluvia, que podría ayudar, no es segura. No podemos decir que está apagado, pero está controlado, lo peor ha pasado, aunque es verdad que desde Zalain-Zoko aún se ve fuego aun en la zona de Eskolamendi, pero está bajo control".

Tras mandar ese mensaje de tranquilidad, recordaron que "es el peor incendio en la comarca en los últimos años con mucha diferencia. El que afectó al monte Frain entre Lesaka e Igantzi en el año 2015 quemó 250 hectáreas y este ha calcinado 1.600 hectáreas". Agradecían también la labor de bomberos de los parques de Oronoz y Cordovilla, bomberos voluntarios de Bera y Lesaka, los bomberos forestales y personal del Guarderío Forestal que trabajaron en el lugar, "también han venido de Tafalla, Peralta y Burguete, más de 60 de toda Navarra". También se barajó pedir ayuda a otras comunidades , pero al final no fue necesario. Se trasladó el Puesto de Mando Avanzado, una ambulancia SVB y voluntarios de Cruz Roja que realizan labores de abastecimiento y apoyo a los bomberos.

mil camiones desalojados Patrullas de Policía Foral y de la Guardia Civil ordenaron el tráfico en la carretera N-121-A, a la que accedió un gran número de camiones a pesar de estar cortada al tráfico pesado en Sunbilla y Arre desde las 12 horas para facilitar el tránsito de los vehículos de los servicios de emergencias. Aproximadamente 1.000 camiones que habían accedido por vías secundarias fueron desalojados. Hay que señalar que por la noche había restriciones en la N-121-A Pamplona-Behobia y estaba cerrado el tránsito de vehículos sentido norte desde la localidad de Olloki (Esteribar).

No se preveían modificaciones meteorológicas significativas a lo largo de la noche, aunque se anuncia un descenso de la intensidad del viento durante la mañana de hoy que podría hacer posible que los medios aéreos se sumaran a las tareas de extinción, que iban a continuar durante toda la noche. Efectivos de la UME también trabajaban a última hora en Otsondo (Baztan), "en un foco que preocupa mas que el de Bera".

"Con 1.600 hectáreas calcinadas, es el peor incendio de los últimos años con diferencia"

aitor elexpuru

Alcalde de Bera