11 proyectos navarros de Dependencia y Servicios Sociales optan a los Fondos Europeos

Así lo ha anticipado la presidenta María Chivite en la apertura de una jornada sobre el nuevo modelo residencial y de servicios sociales cuya norma entra mañana en vigor

16.03.2021 | 10:32
Chivite y la consejera Maeztu, en la apertura de la jornada

Según ha señalado esta mañana la Presidenta María Chivite, recientemente el Gobierno de Navarra, a través del departamento de Derechos Sociales, ha presentado 11 grandes proyectos al Ministerio de Derechos Sociales, en el marco de los fondos europeos, por valor de casi 40 millones, para los próximos tres años.

Se trata de proyectos que tienen "muy buena expectativa de ser aprobados" pues equivalen a la cuantía establecida por el Ministerio en esta materia para Navarra, y han tenido buena acogida por parte de las instituciones europeas, según ha trasladado el Gobierno de España al Ejecutivo foral.

En la cartera de proyectos presentados a los fondos europeos, la inversión más importante, con una dotación próxima a los 20 millones de euros para los próximos años, corresponde a un proyecto dirigido a promover el cambio de modelo residencial en centros residenciales y centros de día, para personas mayores o con discapacidad. Estos fondos se destinarán a inversiones en nuevos centros y/o reformas de los existentes y deberán incorporar criterios de eficiencia energética y energía renovable. Estas actuaciones irán encaminadas a facilitar la adaptación al modelo de atención centrado en la persona, cuestión esta última muy valorada por el Ministerio y las instituciones europeas, en el ámbito de los cuidados de larga duración.

Otro de los proyectos intervendrá directamente en los centros residenciales y se destina a la modernización tecnológica de los mismos, por valor de 1,75 millones. Este, el de la modernización, es un eje trasversal de los fondos europeos que se debe contemplar en todas las actuaciones que optan a financiación.

En el ámbito de la dependencia, Navarra ha presentado también un gran proyecto para poner en marcha un sistema de teleasistencia avanzada y sistemas digitales de control del entorno, por un importe de 8 millones de euros, para la atención de las personas dependientes en su propio domicilio.

Destinados al conjunto del sistema de servicios sociales cabe destacar, en primer lugar, la puesta en marcha de la Historia Social Única, con 3,4 millones de inversión; en segundo, la modernización tecnológica de los servicios sociales de base, con 3 millones; y, por último, 900.000 euros dedicados a la formación de profesionales en el denominado "enfoque dialógico". Todos ellos con el objetivo de prestar una atención más eficaz y eficiente, de carácter integral, a las personas, así como formar a las y los profesionales del sector.

El plan de formación contempla el enfoque dialógico y trabajo en red, así como varios títulos de experto universitario en infancia, innovación social, dirección de organizaciones y equipos, inclusión social y atención entrada en la persona.

La tercera gran línea de actuación de estos proyectos es la innovación social y la investigación. En ese marco se han presentado dos proyectos. Uno que irá dirigido al Tercer Sector, por valor de 1 millón de euros, para proyectos de innovación social, y otro, con 0.3 millones destinado a la creación de un instituto de investigación en materia de dependencia y envejecimiento en colaboración con la Universidad Pública de Navarra, con otras 7 Comunidades Autónomas y sus respectivas universidades. En este proyecto la iniciativa ha partido de Navarra, concretamente de la UPNA y el Departamento de Derechos Sociales.

Esta batería de propuestas se completa con dos proyectos en materia de infancia y familia. Uno de ellos, con un presupuesto de 1.1 millones, para adaptación de recursos residenciales y de estancia diurna con destino a menores del sistema de protección, que incluye la dotación de medios tecnológicos para los servicios de acogimiento residencial, y otro para promoción del acogimiento familiar, con 0,3 millones.

Finalmente, resaltar la presentación de un proyecto que propone la creación de un centro de referencia en materia de accesibilidad universal, con una inversión prevista de 0,33 millones.

Jornada de Presentación del Decreto Foral de Autorizaciones: "las personas en el centro de los Servicios Sociales"

Los proyectos navarros que optan a los fondos europeos han sido anunciados por la Presidenta en la inauguración de una jornada de presentación del Decreto Foral de Autorizaciones, que entra en vigor mañana 17 de marzo. Al encuentro han asistido en torno a 50 entidades del sector de mayores, discapacidad, menores y servicios sociales que se verán afectadas por el nuevo Decreto y ha servido para conocer con detalle los aspectos que regula, así como compartir buenas prácticas puestas ya en marcha.

Esta norma, que actualiza la legislación vigente desde hace 30 años, supone un hito y un cambio cualitativo de gran calado en el Sistema Público de Servicios Sociales de Navarra y el ámbito de los cuidados. Es también uno de los compromisos del acuerdo programático entre las fuerzas políticas que conformaron el Gobierno de Navarra.

Además de la labor del sector socio sanitario y de servicios sociales durante la pandemia, la Presidenta María Chivite ha destacado que "tras un año tan duro para todo el sector, hoy es el día que comienza un cambio muy importante. Este nuevo decreto concreta el cambio de modelo de atención residencial y de servicios sociales, y lo hace con una apuesta decidida por el modelo de Atención Centrada en la Persona".

Por su parte, Carmen Maeztu ha señalado que "probablemente Navarra es la primera CCAA de España en cambiar su normativa fundamental para introducir todos los elementos preventivos aprendidos en la pandemia. Gracias al Decreto se han incorporado recomendaciones técnicas para dotar a los servicios de una mayor seguridad ante situaciones similares que puedan presentarse en el futuro", ha indicado la Consejera.

Finalmente, Maeztu ha destacado la buena acogida y amplio consenso alcanzado con esta Decreto, "pese a la complejidad y lo delicado de la nueva norma, ha sido aprobada por unanimidad tras un amplio proceso participativo, por todos los agentes políticos, sociales, empresariales y sindicales que han intervenido. Contar con este consenso nos hará llegar más lejos y más rápido porque todas las fuerzas reman en la misma dirección", ha concluido.