alerta sanitaria

Simón confía en que la cuarta ola sea una "ondita", aunque admite estar preocupado

La incidencia acumulada media roza el riesgo alto, con 149 casos diagnosticados en los últimos 15 días en todo el Estado

30.03.2021 | 00:22
Una profesional de la Salud prepara una vacuna contra la covid para ser inoculada. Foto: Antonio Lacerda (Efe)

madrid – Avanza lento, pero el fantasma de la cuarta ola comienza a asomarse sin haber sacado todavía la cabeza de la anterior. Con esta premisa, el Ministerio de Sanidad insistió ayer en que la pandemia está en una "situación de inflexión", en un "punto valle" que, si se mantiene "unas semanas más" con el ritmo de vacunación actual, permitiría amortiguar la cuarta ola: es decir, que sea "una olita, una ondita".

Así lo expresó en su rueda de prensa rutinaria el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, quien admitió que el Gobierno está "preocupado" porque la pandemia sigue "en ascenso" y es probable que el incremento se mantenga los próximos días. La incidencia acumulada media roza el riesgo alto con 149 casos.

"Cada semana en la que avanza la vacunación es tiempo que ganamos para evitar esa cuarta ola o una cuarta ola importante", señaló Simón que considera que la "disciplina" de los ciudadanos durante la Semana Santa será clave para que la cuarta ola sea "una ondulación en un corto periodo de tiempo".

Simón insistió en que para constatar que hay una cuarta ola se deben barajar muchos parámetros, no solo la incidencia acumulada, y recordó que la subida en las comunidades autónomas no es homogénea, ya que aunque en doce autonomías la subida es "significativa" en otras el ascenso es "muy lento", medio punto al día.

ascenso asimétrico Asturias, Cataluña y País Vasco ya están en riesgo alto (más de 150 casos diagnosticados en 14 días por cada 100.000 habitantes), mientras que Madrid (255), Navarra (265,9), Ceuta (268,9) y Melilla (502,9) se encuentran en riesgo extremo (por encima de 250 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes). Simón apeló a mantener y reducir la letalidad pero también a que la incidencia no aumente más de lo deseable. Aquí apostó por la capacidad restrictiva de las comunidades para limitar la movilidad en estos días de Semana Santa y consideró que lo idóneo es que el impacto no sea como el de festividades previas.

"Es cuestión de aguantar unas semanas más, merece la pena", subrayó para recordar que España ha pasado tres olas y "no sería deseable volver a una nueva onda epidémica".

Esta situación discurre paralela al plan de vacunación, que según el Ministerio de Sanidad ha conseguido su récord de inoculación de vacunas en un fin de semana, con algo más de medio millón de dosis, de manera que casi 4.967.230 personas, el 10,5% de la población, ha recibido ya algún antídoto contra la covid.

Simón remarcó que el hecho de que el 10,5% de la población cuente con alguna dosis de la vacuna supone que esa proporción poblacional tiene ya una "protección relativamente importante", de casi el 80% frente al coronavirus.

Además, insistió en que se está inmunizando a colectivos de riesgo "progresivamente", lo que y que ello contribuye a contener "incrementos muy rápidos".

En esta circunstancia, se mostró partidario de ir reduciendo las medidas de control de los vacunados, como puede ser el uso de las mascarillas, pero solo en "colectivos bien identificados, como los residentes en centros de mayores". No obstante, insistió en que todavía no hay suficiente población vacunada y tampoco certeza sobre si una persona inmunizada puede ser portadora del virus.

"Hasta que hasta no haya porcentaje de población mayor vacunado, es bueno mantener las medidas comunes", aseguró el experto, mientras pedía que no se planteen "estas opciones hasta después de Semana Santa".

También avanzó la posibilidad que las cuarentenas se vuelvan a ampliar a 14 días cuando se tenga la evidencia suficiente de que el período de contagio de la variante británica es mayor.

indicadores

149,2

incidencia acumulada. España roza el riesgo alto de transmisión de coronavirus (más de 150 casos diagnosticados en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes) al aumentar la incidencia acumulada a 149,2 casos, 11 puntos más que la cifra del día anterior.

189

fallecidos. El Ministerio de Sanidad notificó ayer 189 muertes más por covid en la última jornada, de las que 222 han tenido lugar en los últimos siete días.

Desde el inicio de la pandemia se han diagnosticado 3.270.825 contagios (15.501 notificados desde el viernes) y se han contabilizado 75.199 fallecimientos.

18,7%

ocupación en uci. La ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se sitúa en el 18,7% del total, con 31 personas más hospitalizadas en estas unidades respecto a los datos de la última jornada ofrecidos por el Ministerio de Sanidad.

8.076

ingresados. La presión hospitalaria sigue en el 6% y hay 8.076 pacientes ingresados.