alerta sanitaria

Bruselas se abre a debatir sobre la liberación de las patentes de las vacunas

Los Veintisiete tratarán hoy la propuesta forzados por el anuncio de Biden, con división entre los países europeos

07.05.2021 | 01:13
La presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, se quita la mascarilla. Foto: Efe

ginebra/bruselas – El anunciado apoyo de Washington a una suspensión de las patentes de las vacunas anticovid genera esperanza en los organismos rectores de la salud y el comercio mundial, que lo ven como un paso hacia una mayor producción de dosis, mientras las farmacéuticas son muy críticas con EEUU y la Unión Europea se abre al debate.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea inician hoy la reflexión sobre la idea de suspender temporalmente las patentes de las vacunas, en un debate que los Veintisiete abordan con muchas reservas pero que se ve forzado desde Washington por el anuncio de Biden.

Hasta ahora la mayoría de las capitales se habían mostrado reticentes a esta idea y desde Bruselas se había insistido en que para la UE la primera opción debía ser apostar por impulsar la producción y exportación de vacunas a los países pobres, una dinámica que los Veintisiete han asumido pero que no ha sido seguida por Estados Unidos o Reino Unido.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, llegó a decir a The New York Times que no era "en absoluto amiga de levantar las patentes", aunque tras el anuncio de Biden ha dado marcha atrás y anunciado que la UE está "dispuesta a discutir" esta posibilidad.

Con todo, el Ejecutivo comunitario recalca que busca soluciones "pragmáticas y eficientes" e insiste en que la respuesta inmediata pasa por la "urgencia" de asegurar el envío de vacunas suficientes a los países más vulnerables o sin recursos.

división en países europeos El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo ser "favorable" a la suspensión temporal pero luego añadió que a corto plazo la urgencia es que otros actores sigan a la "generosa" Europa en la exportación de vacunas.

Alemania no rechaza discutir sobre ello pero un portavoz del Gobierno avisó ayer de que para Berlín es necesario mantener la protección de la propiedad intelectual de las vacunas porque su suspensión podría acarrear "graves consecuencias" y desincentivar los esfuerzos de los laboratorios.

España ve positivo que se dé la discusión pero apunta que se trata de un asunto "complejo" y que aunque la liberalización puede ser útil en casos determinados hay que atender también a cómo afectaría a los medios de producción y distribución.

En la Organización Mundial del Comercio (OMC), donde esta suspensión de patentes se debate desde octubre, la directora general, Ngozi Okonjo-Iweala, dio la bienvenida al anuncio de la Administración de Joe Biden y señaló que el siguiente paso es tener un texto desde el que comenzar a negociar. "Debemos responder urgentemente a la covid-19, porque el mundo está observando y mucha gente está muriendo", subrayó la nigeriana.

Horas antes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reaccionó con entusiasmo al anuncio estadounidense, y su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo consideró "un enorme paso en la lucha contra la covid-19. Felicito a Estados Unidos en esta decisión histórica para conseguir una igualdad en las vacunas y dar prioridad al bienestar de todos en momentos críticos".

Reacciones opuestas generó el anuncio de Washington a las farmacéuticas, que, agrupadas en la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas, lo calificaron de "decepcionante".

las claves

El anuncio de EEUU. Estados Unidos se compromete a trabajar en la OMC para que esta acuerde la suspensión temporal de patentes sobre las vacunas contra el coronavirus. Ya lo propusieron en octubre India y Sudáfrica, pero toparon con el rechazo de los países ricos.

El motivo. Se ha evidenciado que la producción actual de vacunas, basada en acuerdos entre países y farmacéuticas, está muy lejos de las necesidades a nivel mundial, lo que lleva a percibir las patentes como un obstáculo.

Próximos pasos. El Consejo general de la OMC está reunido esta semana y la OMS celebra su Asamblea Mundial del 24 de mayo al 1 de junio. Todo ello podría acelerar las negociaciones, aunque también es posible que la industria levante voluntariamente las patentes.

Qué supondría. Levantar las patentes permitiría a cualquier empresa del mundo producir las vacunas sin riesgo de sanciones.

Quién podría producir. Las empresas con patentes afirman que están cerca del límite máximo de producción y que no se podría fabricar más, mientras que los partidarios de liberalizarlas creen que los países menos desarrollados podrían convertirse en autosuficientes.

No sería inmediato. Transferir el complejo proceso de producción de las vacunas llevaría meses, y el sector afirma que no hay muchas empresas ni países con capacidad y tecnología para empezar a producir.

la cifra

30

La UE está vacunando a 30 europeos por segundo, según dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

noticias de noticiasdenavarra