alerta sanitaria

Coronavirus en Navarra hoy: notificadas dos muertes y 3 ingresos en un día con 92 positivos

Cuarto día seguido por debajo de 100 casos, con Barañáin y Tudela encabezando la lista por municipios

13.05.2021 | 00:32
Una mujer es vacunada con Pfizer en el pabellón de la UPNA.

Navarra detectó este miércoles 12 de mayo 92 nuevos casos de infección por Covid-19 según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar 2.225 pruebas de PCR y antígenos, lo que supone una tasa de positividad del 4,1%. Es el cuarto día por debajo de 100 positivos. Son 26 casos más que el día anterior, pero por debajo de los 134 de hace una semana y de los 181 de hace dos. En lo que va de semana los contagios han bajado un 36% (235-365).

121 pacientes permanecían ayer ingresados por COVID-19 en los centros de la red hospitalaria de la Comunidad Foral, trece menos que el día anterior. Ayer se produjeron tres ingresos relacionados con el coronavirus, ninguno de los cuales fue en la UCI, se registró el fallecimiento de una mujer de 93 años y se notificó otro deceso de días previos, un hombre de 66 años. El número total de muertes confirmadas por esta causa en Navarra es de 1.180.

Barañáin y Tudela, con 6 positivos, encabezaron el listado diario de casos por municipios y zonas de salud. Les siguieron Berriozar, con 5, Gorráiz, II Ensanche, Zizur Mayor y Milagrosa, con 4, y Ansoáin, Marcilla, Milagrosa, Buñuel Iturrama y San Adrián, con 3. Pamplona acumuló 25 en total.

Sobre los nuevos contagios, por zonas, en Pamplona / Iruña y su comarca se registraron el 59% de los casos positivos, en el área de Tudela, el 15% y en el área de Estella-Lizarra, otro 5%. Los demás positivos (21%) se reparten por otras zonas de Navarra.

En cuanto a la distribución por franjas de edad de los nuevos casos registrados, los grupos mayoritarios son el de 30 a 44 años, con un 28%, y el de 15 a 29 años, con un 23%. A continuación, se sitúan los grupos de los menores de 15 años, con el 22%, y el de 45 a 59 años, con un 20%. Finalmente, los grupos de 60 a 75 años, con el 6%, y el de los mayores de 75 años, con el 1% de los nuevos contagios. La edad media de los nuevos positivos se sitúa en los 32,1 años.

Con respecto al género, el 54% de los casos son hombres y el otro 46%, mujeres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), tras el balance de ingresos y altas, 121 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (13 menos que el día anterior), 22 de las cuales se encuentran en puestos UCI (una menos) y otras 12 en hospitalización domiciliaria (tres menos). Los demás, 87 pacientes, están en planta (nueve menos que el día previo). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus, según los reportes diarios, se sitúa en Navarra en 60.910 confirmados.


Vacunación: 100.897 personas completan la pauta

En lo que respecta al proceso de vacunación en Navarra, ayer se administraron 7.898 dosis, lo que eleva el número de vacunas administradas a 316.979, de las 330.945 dosis recibidas en Navarra hasta el momento, tras la llegada hoy de 1.900 dosis de Janssen. Las personas que han completado su vacunación hasta la fecha son 100.897, tras haber recibido ayer su segunda dosis 2.846 personas.

En cualquier caso, el personal técnico de Salud Pública recuerda que "las personas vacunadas todavía pueden adquirir la infección y presentar formas graves, así como transmitirla, por lo que deben seguir manteniendo las medidas preventivas aunque el riesgo sea mucho menor que en personas no vacunadas".


Levantamiento del cierre perimetral de Etxarri-Aranatz

El Gobierno de Navarra, previa consulta con el ayuntamiento de Etxarri Aranatz, levantará este viernes día 14 de mayo el cierre perimetral decretado en la localidad para contener la expansión del COVID-19. Las medidas excepcionales, en vigor desde el pasado 15 de abril, han contribuido a rebajar los elevados índices de contagios y positividad que presentaba el municipio así como las tendencias registradas, con una ratio de contagios que es ya descendente tanto en población general como en mayores de 64 años. Asimismo, la trazabilidad y el seguimiento de los casos positivos es muy alta.


Adiós al toque de queda

No volverá a haber toque de queda en Navarra. No, a menos que la situación epidemiológica empeore de manera considerable, algo que desde el Gobierno de Navarra no contemplan a corto ni a medio plazo. Por tanto, tal y como avanzó ayer el vicepresidente del Ejecutivo foral, Javier Remírez, Navarra no recurrirá al toque de queda, pese a que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) haya dictado que el Gobierno tiene competencias para pedirlo. Y no lo hará porque, según Remírez, esta restricción tiene que estar ajustada a la evolución de la pandemia: "Nuestra intención inicial era mantener el toque de queda hasta el 27 de mayo. Pero la situación epidemiológica es más positiva de lo que preveíamos y ahora mismo no se considera necesario volver a pedir el toque de queda".

De hecho, la mejoría de la evolución de la pandemia y de la presión hospitalaria en las últimas semanas ha llevado a Navarra a bajar de riesgo muy alto a riesgo alto, por lo que el Gobierno foral va a proceder a una flexibilización de las medidas actuales durante este mes de mayo y principios de junio. En la comparecencia de ayer, Remírez volvió a echar mano de la hoja de ruta, la base teórica del Ejecutivo para adoptar medidas restrictivas en función de unos indicadores epidemiológicos y hospitalarios que marcan los niveles de riesgo de la Comunidad Foral. Hasta ahora, Navarra se encontraba en riesgo muy alto pero la "evolución positiva" de las últimas semanas a rebajado ese nivel a riesgo alto, lo que conlleva unas restricciones más laxas. En este sentido, el vicepresidente habló ayer de una "flexibilización prudente, adaptada a la normativa y a las resoluciones judiciales".

DESESCALADA EN MAYO En esta nueva desescalada de medidas tras la cuarta ola, Remírez fijó dos fechas en el calendario a la hora de flexibilizar restricciones: el 21 de mayo y el 4 de junio. La actual orden foral está en vigor hasta el 20 de mayo y, tras ella, el Ejecutivo deberá dictar una norma nueva para aplicar las medidas correspondientes al riesgo alto, en el que ahora se encuentra Navarra. "Esto va a suponer una flexibilización de medidas en hostelería, comercio, hoteles, centros religiosos, etc.", avanzó Remírez. No obstante, antes de ese 21 de mayo, el Gobierno foral ya va a relajar medidas, unas por decisión de los tribunales (toque de queda y cierre de las terrazas de hostelería) y otras en base a la evolución del virus y que afectan a la hostelería (a partir del próxima lunes se reabren interiores).

Una vez llegue el 21 de mayo se deberán adaptar las restricciones al nivel de riesgo alto, que, según la hoja de ruta, conlleva ampliar aforos y horarios, permitir reuniones en domicilios de hasta 3 unidades convivenciales y abrir de forma gradual las sociedades gastronómicas, algo que podría ocurrir a partir de dicha fecha. Según la previsión del Ejecutivo, la evolución epidemiológica va a seguir mejorando –ayudada por "el buen avance" del proceso de vacunación– y se espera que se llegue al 4 de junio con una situación de riesgo medio, fecha en la que el Gobierno deberá dictar una nueva orden foral, que conllevaría medidas todavía más laxas. "Esta previsión del calendario prevista está sujeta a revisión en función de la evolución de la situación epidemiológica", insistió Remírez.

NO SE PLANTEA QUITAR LA MASCARILLA Pese a la buena evolución, el vicepresidente consideró "prematuro" empezar a hablar de no usar la mascarilla al libre, como ya han valorado algunos dirigentes políticos como el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. "Iremos paso a paso, ahora mismo no se plantea ese escenario", manifestó Remírez, quien insistió en que lo primero es que avance la vacunación que "va muy bien" y alcanzar la previsión de inmunidad de grupo, del 70%, al final del verano o antes si aumentan las vacunas disponibles.

Primer fin de semana sin toque de queda. "Estamos trabajando de cara a la previsión del fin de semana, donde puede haber más actividad", apuntó Remírez, en relación al fin del toque de queda. En este sentido, el vicepresidente señaló que "al no haber toque de queda por la noche puede haber más interacción, más movilidad y actividad". "No esperamos mayores problemas, se actuará con criterios de racionalidad y proporcionalidad por parte de las fuerzas policiales", comentó, para añadir que "ya veremos cómo evoluciona la situación. La experiencia de ayer (por el martes), que es verdad que fue laborable, fue de tranquilidad".

noticias de noticiasdenavarra