Navarra comenzará el curso con clases presenciales, jornada continua obligatoria y mascarilla

Los colegios recuperarán la jornada que tenían antes de la pandemia si la situación sanitaria lo permite - Educación habilita dos momentos para volver a la jornada partida: octubre y después de Navidad

20.05.2021 | 09:56
Alumnos en el patio durante el recreo.

El próximo curso escolar comenzará en Navarra de la misma forma que termina: con clases presenciales en todos las etapas, jornada continua obligatoria y mascarilla a partir de los 6 años. Ahora bien, si la situación epidemiológica mejora y llega la esperada nueva normalidad, todos los centros educativos deberán recuperar la jornada y horario que tenían antes de la pandemia. El Departamento de Educación habilitará dos momentos para modificar dicha jornada: octubre y después de las vacaciones de Navidad. Así lo ha anunciado esta mañana el consejero de Educación, Carlos Gimeno, quien ha confirmado que la Comunidad Foral, a diferencia de otras autonomías, mantendrá los refuerzos docentes aplicados este curso debido a la pandemia y la ratio en Infantil seguirá siendo de 20 escolares por aula.

El Plan de Prevención y Organización de la Modalidad Educativa Presencial para el curso 2021-22, que cuenta con el visto bueno de las autoridades sanitarias y está en sintonía con las decisiones adoptadas ayer en la reunión conjunta mantenida por la Conferencia Sectorial de Educación y el Consejo Interterritorial de Sanidad, ha sido trasladado ya a los centros educativos. "La evolución del próximo curso es ahora mismo impredecible", ha resaltado Gimeno, que ha insistido en que "el objetivo principal es garantizar la seguridad y la salud del personal empleado y del alumnado frente al coronavirus y la atención presencial de todo el alumnado también el próximo curso".

En este sentido, Gimeno ha reconocido que a pesar de los avances en la vacunación y la experiencia del curso actual, la aparición de nuevas cepas del virus, el incremento de transmisión del ámbito escolar desde el inicio del tercer trimestre (del 1% al 7%) y el aumento de contagios y el hecho de que el alumnado no está vacunado, "obliga al Gobierno a ser prudente, dejando siempre abierta la puerta a la posibilidad de readaptar el protocolo a la situación sanitaria de cada momento".

Así las cosas, Educación ha preparado un protocolo de contingencia que contempla dos escenarios diferentes para el próximo curso. En el primero se garantiza la actividad docente presencial en todas las etapas y cursos. "Dependiendo de la evolución de la pandemia, dentro de este primer escenario se abren dos posibilidades: una de relajación de ciertas medidas y otra de vuelta a la normalidad en lo que a la jornada de los centros se refiere", ha explicado Gimeno. El segundo escenario previsto supone el cierre completo de los centros educativos, bien sea de uno, de varios o de todos los centros, de acuerdo con lo que determinen las autoridades sanitarias.

LEA TAMBIÉN Salud Pública avisa de casos esporádicos de cepas preocupantes

Octubre y enero

El curso comenzará en el primer escenario, con clases presenciales y jornada continua obligatoria para todos los centros. En Educación Infantil y Primaria, las clases comenzarán no antes de las 9 y finalizarán no más tarde de las 14.30. La jornada lectiva constará, con carácter general, de seis sesiones de 45 minutos y un descanso de entre 30 y 40 minutos que se puede organizar en uno o más periodos. Se ofertará servicio de comedor al alumnado con derecho al mismo todos los días de la semana, de lunes a viernes, desde el inicio a la finalización del curso.

En ESO, Bachillerato y FP, el alumnado continuará con la docencia presencial todos los días lectivos. Por norma general el horario del alumnado que curse estos estudios será el habitual siempre que esté comprendido entre las 08.00 y las 15.00 horas.

La jornada continua se mantendrá mientras las autoridades sanitarias consideren que el riesgo epidemiológico así lo requiere, si bien el consejero Gimeno ha resaltado que "no se descarta la posibilidad de establecer otras jornadas como la jornada continua con actividades extraescolares o la jornada partida si debido a la buena evolución de la pandemia las autoridades sanitarias establecieran directrices diferentes".

Por ello, como novedad respecto al curso pasado, se prevé la posibilidad de introducir cambios en la jornada en dos momentos concretos del curso escolar. Así, si las autoridades sanitarias comunican que la situación epidemiológica lo permite o ha desparecido el riesgo de pandemia y así se acuerda con el Departamento de Educación, se contará con el plazo de un mes para poder reorganizar, con las garantías suficientes, la jornada de los centros, del profesorado y de los servicios complementarios de transporte y comedor. Esto se hará siempre que las modificaciones se puedan aplicar bien en la primera quincena del mes de octubre, bien en la primera quincena después de las vacaciones de Navidad.

Las medidas podrían ser una de las siguientes, vinculadas a los indicativos trasladados por Salud. En los niveles de alerta 1 y 2, si las autoridades sanitarias lo permiten, se podrá pasar a jornada continua con actividades extraescolares organizadas por los centros los lunes, martes y jueves. Con carácter general, estas actividades tendrán una duración de 90 minutos distribuidas en dos periodos de 45 minutos cada uno finalizando, como máximo, a las 17 horas.

Si se alcanza la situación de nueva normalidad y las autoridades sanitarias lo permiten, se volverá a la jornada habitual que cada centro educativo tenía previamente al curso 2020-21, funcionando las actividades complementarias, extraescolares y demás servicios de manera ordinaria.

noticias de noticiasdenavarra