Bomberos colocan indicadores en tres barrancos de la Comarca de Pamplona para facilitar rescates

El Grupo de Rescate Técnico estudia extenderlo a otros parajes de la Comunidad Foral donde se practica la modalidad deportiva de rápel, tras evaluar el resultado de esta acción preventiva

27.05.2021 | 12:40
Un bombero del Grupo de Rescate Técnico coloca la placa en una de las paredes del barranco.

El Grupo de Rescate Técnico (GRT) de Bomberos de Navarra ha equipado tres parajes próximos a Pamplona, donde se practica barranquismo, con unos indicadores numéricos que aportan información precisa a los equipos de rescate sobre la ubicación y el modo de realizar el operativo en caso de accidente.

En concreto, han equipado las paredes de los barrancos de Diablozulo (Monreal), Lizebar y Artazul (ambos en Arteta-Valle de Ollo), con una chapa que contiene un identificador numérico.

Se trata de que una persona accidentada comunique al equipo de rescate la numeración. De este modo, el operativo identifica con rapidez la ubicación de la persona herida dentro del barranco y las maniobras asociadas al operativo: las características de la orografía, si se puede extraer por aire, si las maniobras son por tierra, la calidad de las comunicaciones y el número de rescatadores necesarios.

De esta manera, se espera mejorar la eficacia del rescate ya que se reduce la incertidumbre, se acorta el tiempo de respuesta y se reduce el riesgo de las personas que realizan la intervención, ha destacado el Gobierno foral en una nota.

En los últimos meses, efectivos del GRT del Servicio de Bomberos han realizado este trabajo preventivo reconociendo el terreno y recopilando la información asociada a cada tramo de rápel. Colocadas las chapas, la idea es que los practicantes de las actividades de barranquismo o rápel memoricen el indicador que luego ubica de forma precisa al equipo de rescate.

En Navarra existen unos 70 barrancos en los que se practican actividades de descenso o rápel, que presentan distintos niveles de dificultad y diversas necesidades de equipamiento para un rescate. Los tres sobre los que ha actuado el GRT son de los más frecuentados por las personas que practican estas modalidades, por su proximidad a Pamplona y también por su dificultad. Tras un proceso de evaluación de la actuación preventiva, Bomberos de Navarra decidirá su extensión progresiva a otros parajes de la Comunidad foral.

Miembros del Grupo de Rescate Técnico, habituales practicantes de estas actividades, propusieron hace unos meses la iniciativa al verla en algunos parajes del norte de Italia. Los responsables del Servicio de Bomberos aprobaron este trabajo preventivo de anticipación de posibles rescates.

La idea de las placas se planteó a las federaciones de Montaña y Espeleología cuyos responsables dieron una valoración positiva y realizaron sus aportaciones. Miembros del Grupo de Rescate Técnico han supervisado los barrancos, comprobado si hay cobertura telefónica, la existencia de puntos de georreferenciación o si hay que recurrir a la comunicación satelital. También se ha analizado el histórico de accidentes y maniobras de rescate en la zona.

Con toda la información, se desarrolla un procedimiento en el que se determina el protocolo de actuación, el material necesario y las condiciones geográficas para el vuelo en helicóptero, que tiene carácter prioritario en intervenciones de esta naturaleza. También se localizan "puntos calientes" en los que acompañar a la persona herida a la espera de las maniobras de rescate.

ESPECIALISTAS EN RESCATES COMPLEJOS

Desde el Gobierno foral han recordado que el GRT retomó su servicio en 2019, íntegramente formado por cabos o bomberos profesionales, tras superar un proceso de selección entre el personal de la plantilla.

Los 25 bomberos que conforman el grupo han realizado un itinerario de formación específica impartido en Andorra por la Escuela de Seguridad Civil Francesa, Valabre. Además, han obtenido un diploma en Medicina de Montaña cursado a través de la Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo (UIAA) y de rescate, por la Comisión Internacional de Socorros Alpinos (CISA).

También se han familiarizado con el trabajo de rescate con helicópteros, en concreto en SAR (por sus siglas en inglés, rescate y salvamento). Asimismo, se han formado en el curso de Jefe de grupo de rescate en cuevas, realizado en Cantabria.

En lo que va de 2021, el GRT ha realizado dos rescates en barrancos, la misma cifra que en todo el año pasado. En el primer año de servicio completo del grupo, se realizaron 136 intervenciones: 74 rescates (66 de salvamento y rescate de personas y 8 de rescate de animales); 54 búsquedas de personas; seis asistencias técnicas y dos jornadas de divulgación.

Entre rescates y búsquedas, el GRT atendió a 151 personas el año pasado, varias de ellas con fracturas, politraumatismos, hipotermias o golpes de calor.

Un tercio de los rescates dificultosos se realizan en fin de semana o festivos: el 23% se reclaman un sábado y el 19% domingos o días festivos.
noticias de noticiasdenavarra