alerta sanitaria

Las discotecas, optimistas de cara a reabrir el 2 de julio

Las mesas serán de entre 6 y 8 personas y será necesario facilitar un contacto para la trazabilidad

23.06.2021 | 00:13
La sala Indara de Pamplona, cerrada por la pandemia.

pamplona – Tras permanecer cerca de 16 meses cerradas –solo pudieron levantar la persiana en un breve periodo de tiempo durante el mes de julio del año pasado– las discotecas navarras se muestran optimistas de cara a su reapertura a partir del próximo día 2.

Tras la reunión que mantuvieron con representantes del pasado de Salud el pasado lunes, "la visión es buena", según aseguró Carlos Tabar, presidente de la Asociación de Salas de Fiestas, Baile y Discotecas de Navarra (Asbana). Sin embargo, tampoco echan las campanas al vuelo con el anuncio. "Fue una reunión para empezar a trabajar sobre la reapertura, pero no hay nada fijo hasta el 2 de julio cuando se publique en el BON. Todo es perceptible de cambio", declaró cauteloso Tabar.

A pesar de mostrar esa prudencia, el presidente de Asbana valora "la voluntad por parte de Salud hacia una desescalada" en el sector. En concreto, lo trasladado por parte del departamento en el encuentro es que, si continúa la buena evolución de los indicadores epidemiológicos, las discotecas podrán abrir a partir de esa fecha hasta las 3 de la mañana, con un aforo entre el 50% y el 60% y con entre 6 y 8 personas por mesa, aunque sin barras ni pistas de baile. Además, los clientes deberán facilitar un contacto –bastaría con el teléfono de una persona por grupo– para tomar medidas de trazabilidad en el caso de un brote.

"Lo que sí que es fijo es que las discotecas abrirán con una diferencia horaria respecto al resto", avanzó Tabar, destacando uno de los aspectos más importantes para ellos, ya que según afirmó hace varios días en este mismo periódico, "nuestros locales no consiguen nada abriendo en el mismo horario que el resto de la hostelería. Nadie va a una sala de baile o a una discoteca a las cinco de la tarde".

Otra de las circunstancias que aprecia positiva el presidente de Asbana es el compromiso de Salud de revisar estas condiciones durante el mes de julio, ya que si durarían "para todo el verano no lo veríamos con buenos ojos". "Hay que intentar que a final de septiembre encontrarnos con pista de baile controlada y legislada", deseó.

Las discotecas navarras pueden abrir desde las 18.00 horas, y aunque Tabar no sabe por qué horario se decantarán –"cada negocio buscará su fórmula", aseguró–, espera que haya una buena cifra tanto de apertura como de acogida por parte de los clientes. "Hay ganas y necesidad por nuestra parte, y también por parte de la gente. Antes acogíamos a 10.000 personas de jueves a sábado, y es importante hacerlo ahora para evitar problemas de convivencia con los vecinos con los 40 puntos de botellones que existen", sentenció.

"Hay que intentar que

a final de septiembre haya una pista de baile controlada y legislada"

carlos tabar

Presidente de Asbana

noticias de noticiasdenavarra