El voluntariado se reinventa

Navarra cuenta con 2.000 personas registradas como voluntarias, una actividad que coge fuerza este verano con 127 nuevos inscritos y 78 programas solidarios

14.08.2021 | 21:37
Grupo de Aspace junto a las voluntarias en el campamento de verano 2021 de Lekaroz

"El voluntariado es una forma de viajar a través de las vivencias de las personas". A pesar de las dificultades acontecidas en estos meses de verano debido a la situación sociosanitaria. La quinta ola que ha afectado entre la población más joven, aunque el voluntario en Navarra sigue más vivo que nunca, en un proceso de constante evolución y reinventándose cada día. Como ya ocurrió en marzo de 2020, cuando el coronavirus aterrizó en nuestras vidas, el voluntario social se convirtió en una pieza clave enel día a día de muchas personas. Necesario en todos los ámbitos de actuación: ambiental, comunitario, cooperación al desarrollo, cultural, deportivo, educativo, ocio y tiempo libre, protección civil, social y socio sanitario.

En verano, a diferencia del resto de estaciones, es más habitual realizar actividades puntuales, como campamentos tanto urbanos en diferentes localidades de la comunidad o próximas a Navarra, por lo que se necesita un número mayor de voluntarios y voluntarias. Son muchas las personas que continúan colaborando en verano con los programas de diferentes asociaciones, son constantes el resto del año. Según la Plataforma Navarra +Voluntaria/Nafarroa, Orotan Lagun, hay registradas más de 2.000 personas. Para este verano se realizaron 127 inscripciones a través de la plataforma para participar en los diferentes programas solidarios. La Plataforma Navarra + Voluntaria /Nafarroa, Orotan Lagun es una acción del Gobierno de Navarra liderada por Derechos Sociales en colaboración con Presidencia y Participación, Medio Ambiente, Juventud y Deporte, cuyo encargo lo gestiona la empresa pública NASERTIC.

A la hora de comenzar su voluntaria, las personas interesadas suelen acudir directamente a las entidades para solicitar información. La mayoría de los jóvenes que participan este año lo hicieron a través de los Campos de Voluntariado Juvenil organizados por el Instituto Navarro de la Juventud y en colaboración con las diferentes Comunidades Autónomas y el Servicio de Voluntariado Internacional (SVI).

AMPLIA OFERTA DE PROGRAMAS

En este verano de 2021 se están realizando multitud de programas relacionados con los diferentes ámbitos anteriormente nombrados en asociaciones como Aspace, Anfas, Red Navarra Contra la Pobreza o Adacen. Actualmente, en la plataforma Navarra +Voluntaria/Nafarroa Orotan Lagun se pueden encontrar más de 78 programas dispuestos a recibir personas voluntarias. Si se habla de actividades específicas durante la época estival, la mayoría de ellas están centradas en el ámbito social, entre las cuales se encuentran campañas de sensibilización, vacaciones, campamentos urbanos, ocio y tiempo libre.

Las entidades han encontrado muchas dificultades a la hora de organizar sus programas de voluntariado, organizar el grupo de usuarios que se benefician de la labor social. Debido a la situación sanitarias, un pequeño número de programas han tenido que suspenderse a expensas de una nueva normalidad.

Pero por regla general, las entidades han hecho un gran esfuerzo por adaptar sus proyectos a las medidas propuestas en cada momento, siempre trabajando con la incógnita de la evolución de la pandemia y la respuesta que se puede dar.

Gracias a un trabajo de superación, junto con el plus de trabajo se han reinventando y han sacado adelante sus ideas. "Más que cambiar, se puede decir que la forma de trabajar ha evolucionado", destacan desde el Departamento de Derechos Sociales.

La realidad Covid-19 ha hecho que los programas de voluntariado se reinventen, se modifiquen, se adapten a cada realidad, dando como resultado una nueva forma de entender cada voluntariado, actualizando y contando en mayor medida con las nuevas tecnologías. "Estos dos años han sido bastante atípicos y mucha gente no se ha podido ir de vacaciones debido a la covid-19, por lo que han decidido invertir sus vacaciones en ayudar a los demás como voluntarios. Una forma de viajar a través de las vivencias de otras personas", señalaban desde la Red Navarra de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social. Gracias a esta evolución surgen nuevos programas y nuevas oportunidades que las entidades navarras han sabido estar a la altura. "Más que cambiar nuestra forma de trabajar, hemos tenido que usar otro punto de vista y reiventarnos, pero el voluntariado no se podía parar", señalaba una voluntaria de Aspace.

"Nosotros no hemos tenido grandes dificultades, hemos tenido que hacer las cosas de otra forma, pero no hemos cesado nuestra actividad de voluntariado", expresó Adela García, responsable de los campamentos de verano de Aspace en Lekaroz. "Para estas personas que llevan tanto tiempo encerradas y con la misma gente todos los días, retomar este tipo de actividades es un sopló de alegría en medio de esta pandemia", añadió.

Iker Luzuriaga, responsable de ocio en Aspace Navarra, destaca que "la labor de las personas voluntarias es esencial para nosotros ya que es una herramienta fundamental para poder sensibilizar a la sociedad y que descubran que detrás de la palabra discapacidad hay una persona. Esto también ayuda a que las personas con parálisis cerebral puedan disfrutar de unas vacaciones lo más normalizadas e inclusivas posibles". "Porque todos nos merecemos un ocio de calidad", añadió.

noticias de noticiasdenavarra