Las razones del Gobierno foral para mantener el toque de queda selectivo

Salud traslada al TSJN la propuesta de localidades a las que afectaría esta restricción del 20 al 26 de agosto

17.08.2021 | 13:02
Toque de queda en Pamplona.

Preocupa la presión en las UCI, la elevada tasa de positividad y la contagiosidad de la variante Delta

Navarra ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia renovar una semana más, desde el 20 hasta el 26 de agosto incluido, la limitación selectiva de la movilidad nocturna, entre las 01:00 y las 06:00 horas, para la contención de la incidencia de covid y reducir la presión en las UCI.

Esa medida se continuaría aplicando los sábados y domingos, festivos y fechas (incluidas las vísperas) en las que hubiera correspondido celebrar las fiestas patronales en aquellos municipios y concejos que se encuentren en riesgo epidemiológico muy alto, con valores que superan los 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días y los 125 en los últimos 7.

El Gobierno argumenta su decisión señalando que la incidencia y la presión asistencial en Navarra continúa siendo elevada y aunque la vacunación avanza y atenúa sus efectos, siguen siendo necesarias las medidas de protección y prevención, tanto individuales como colectivas.





Basa su petición en tres elementos: la situación epidemiológica, el impacto asistencial y la eficacia contrastada de esta medida selectiva, a tenor de los últimos datos conocidos en el contexto social actual.

Según el Informe del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) que se remite a la Sala, la incidencia acumulada continúa descendiendo lentamente (486,77 casos por 100.000 habitantes a los 14 días y 370,56 a los 7 días), pero "continuamos en una situación de circulación epidémica con intensidad alta, en riesgo muy alto". Las positividades siguen siendo elevadas, por encima de los índices recomendados.


Por otro lado, la variante Delta, mayoritaria en un 97% de los casos, tiene asociada una mayor contagiosidad.

La situación sanitaria desde el punto de vista del impacto asistencial es complicada, según el Gobierno que indica que las altas incidencias se traducen en una situación de sobrecarga asistencial muy importante en la red hospitalaria y especialmente en las UCI.

El estrés de la red de hospitales (actualmente con 103 personas ingresadas de las que 25 están en la UCI) es muy relevante teniendo en cuenta, además, la presión de otras necesidades y patologías no covid.

Apuntan que aunque las previsiones indican que la incidencia pueda evolucionar lentamente hacia escenarios menos negativos, durante las próximas semanas Navarra sufrirá aún unos niveles de ocupación de camas y camas de cuidados intensivos muy significativos, ya que se ha constatado una diferencia de 2-3 semanas entre las incidencias diarias y los impactos asistenciales en los hospitales.

La presión sobre las UCI sigue creciendo, debido al cambio de perfil de edad de las personas infectadas y de la mayor proporción de personas ingresadas en el hospital que precisan ingreso en unidades de críticos en esta 5ª ola, comparada con las anteriores.

Esta proporción ya se vio incrementada en la 4ª ola con la variante Alpha, y se ha vuelto incrementar con la variante Delta. La ocupación de las UCI se mantendrá en niveles altos varias semanas por la estancia media de los pacientes, señalan. Este decalaje temporal respecto a los niveles de incidencia también está contemplado en la petición de prorrogas semanales de las medidas.

La previsión de los escenarios de riesgo, por la mayor interrelación sin mantener las adecuadas medidas de protección y prevención complementarias de la vacunación, es muy similar a la de la semana pasada (ocio nocturno, desplazamientos entre localidades y autonomías, fines de semana con mayor interacción, coincidencia con fiestas patronales suspendidas) y se enmarca en el patrón ya vivido en el inicio de julio en varias zonas y durante todo el verano pasado en el que los brotes se fueron sucediendo.

En las localidades en las que se apruebe el toque de queda únicamente se podrá circular durante esas horas nocturnas para actividades como la adquisición de medicamentos y productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad, asistencia a servicios sanitarios y veterinarios, cumplimiento de obligaciones laborales o legales, cuidado de personas vulnerables, repostaje en gasolineras para la realización de las actividades citadas hasta ahora, y por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
noticias de noticiasdenavarra