Las inundaciones en Navarra vinieron precedidas por el episodio de lluvias más extremo en 50 años

Remírez explica en el Parlamento que la suma del rápido deshielo y la generalización de precipitaciones abocó a una situación extraordinaria e histórica

21.12.2021 | 21:39
Una mujer observa el paso del Arga por su ventana en Pamplona.

El consejero Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, ha valorado positivamente la gestión de las inundaciones que afectaron hace 10 días a la Comunidad Foral y ha considerado conveniente que más municipios cuenten con planes de inundación o la elaboración de un Plan de vialidad en caso de inundaciones.

A petición propia Remírez ha dado cuenta en comisión parlamentaria de la gestión de la emergencia por las inundaciones, un evento "extraordinario" que están analizando para dar una mejor respuesta en el futuro ante fenómenos de este tipo.

Las soluciones, ha comentado, "podrían pasar por que más municipios cuenten con planes municipales de inundación", una herramienta que "se ha revelado muy efectiva para aquellos que si lo tenían", o incluso por la elaboración de un plan de vialidad en caso de inundaciones, si bien ha aclarado que "no existe una solución única infalible".

A su juicio, ha sido "un trabajo bien desempeñado, bien coordinado y, pese a las trágicas consecuencias, bien valorado" por las entidades locales y la ciudadanía, que "ha sentido como una vez más nuestros servicios de emergencia funcionan".

ESTUDIAR EL ALCANCE DE LAS AFECCIONES


De la misma forma, ha comentado, "se ha trasladado al Estado y a las Confederaciones Hidrográficas del Ebro y del Cantábrico que estudien el alcance de afecciones" y acometan actuaciones "de carácter urgente" para la reconstrucción de las motas e infraestructuras más dañadas.

Desde el Gobierno, ha asegurado, "se ha trabajado desde el primer instante en el análisis de datos de dimensionamiento de recursos y coordinación tanto en la prevención como en la intervención", con objeto de "minimizar el impacto" de los efectos de la borrasca Barra así como en el "mantenimiento y recuperación de los servicios esenciales en el menor tiempo posible".

El consejero ha señalado que "se estudiará este episodio para determinar qué es lo más adecuado y se revisaran los planes de autoprotección de aquellas localidades que si los pusieron en marcha para ver como funcionaron".


UN EPISODIO EXTRAORDINARIO 


Se trata, ha dicho, de unas inundaciones "de carácter extraordinario" provocadas por la crecida de ríos como el Arga, Bidasoa, Ega o Ebro que se ha saldado con dos personas fallecidas de Sunbilla y Elizondo, han afectado a vecinos de más de 70 municipios y han anegado a unas 12.000 hectáreas en el campo "dejando a cientos de agricultores y ganaderos en una compleja situación".

Según ha indicado, en cuestión de precipitaciones es la situación "más extrema en la mitad norte de Navarra" en los 50 años de los que se tienen datos con lluvias en los días anteriores, precipitaciones generalizadas en todas las cuencas navarras y una intensidad importante de precipitaciones en las duraciones del tiempo de concentración de todas las cuencas.

EL CÁLCULO DEL DESHIELO


También se ha referido a la dificultad de estimar en cobertura y espesor de la nieve caída así como su contenido de agua líquida, uno de los elementos "más difíciles de introducir en la cadena" y cuya dependencia "es crítica" para el deshielo y la cuantificación del aporte extra y rápido a ríos y regatas.

Su objetivo es "recuperar la situación de normalidad a la mayor brevedad" y que las ayudas del Estado o aquellas ordinarias y complementarias que ofrecerán desde Navarra "puedan llegar cuanto antes a todas las familias y afectados".

noticias de noticiasdenavarra