Activistas se encadenan en el Parlamento de Navarra para pedir una Asamblea Ciudadana Climática

La protesta se lleva a cabo en el marco de las votaciones de las enmiendas a la Ley Foral de Cambio Climático

13.01.2022 | 10:53
Imagen de los encadenados

Cuatro miembros de la organización para la conservación del medio ambiente Extinction Rebellion Pamplona-Iruñea se han encadenado este jueves por la mañana en el exterior del Parlamento de Navarra para reclamar la creación de una Asamblea Ciudadana Climática en el ámbito de la Comunidad foral.

En concreto, una veintena de miembros de este colectivo se ha concentrado para llevar a cabo esta acción con motivo de las votaciones de las enmiendas a la ley foral de Cambio Climático y Transición Energética que van a retomarse la próxima semana en el Parlamento de Navarra.

Cuatro integrantes del colectivo se han encadenado en el exterior de la Cámara foral portando pancartas con el lema 'Por una ley climática ambiciosa'. Frente a la sede del Parlamento, las personas concentradas, una veintena, portaban una pancarta con el mensaje 'Asambleas Ciudadanas por el Clima. Reales y Vinculantes'.

En declaraciones a los medios de comunicación, la portavoz de 'Extinction Rebellion Pamplona-Iruñea', Iris Domínguez, ha reclamado que dentro de la elaboración de la ley de Cambio Climático y Transición Ecológica se incluya una enmienda para la elaboración de una Asamblea Ciudadana por el Clima en Navarra.

Según ha explicado, se trata de "un sistema de democracia participativa para facilitar que los ciudadanos puedan tomar las decisiones que entendemos que los gobiernos hoy en día no se están atreviendo a tomar por no molestar, por no estropear la economía". Ha afirmado, además, que es un sistema que "ya se ha planteado y se está utilizando en otros países como Francia y Reino Unido, y aquí en España, en las islas Baleares se acaba de convocar una".

Domínguez ha subrayado que "es un tipo de asamblea que se puede convocar prácticamente sin ningún coste, que no tiene ningún tipo de desventaja y sólo puede traer ventajas y que los ciudadanos puedan tomar las decisiones que los gobiernos no se están atreviendo a tomar". 

Propuestas vinculantes desde la ciudadanía

"Se trata de que se pregunte directamente a los ciudadanos y ciudadanas navarras qué es lo que quieren hacer respecto a la crisis climática. El sistema de asamblea ciudadana consiste en escoger por sorteo estratificado a unas cien personas a las que se les da una cierta formación, a las que se les permite reunirse con expertos en cambio climático y se les permite que tengan un espacio de deliberación para elaborar luego propuestas vinculantes, es decir, que el Gobierno se comprometa a que se cumplan. Se garantiza así que las propuestas salgan de la ciudadanía, con apoyo popular, y de la gente que sabe cuál puede ser el efecto del cambio climático", ha apuntado Iris Domínguez.

Ha recordado, además, que la organización estuvo en comisión parlamentaria explicando cómo funcionan estas Asambleas Ciudadanas y EH Bildu "acogió la idea y la presentó como enmienda". Y ha enmarcado está acción para dar "más fuerza a esta petición" ante la posibilidad de que "previsiblemente se rechace". De esta manera, los activistas se han encadenado en el Parlamento "hasta que haya suficientes parlamentarios que firmen un compromiso de convocar una Asamblea Ciudadana". Esta mañana, de nuevo únicamente una representante de EH Bildu, la parlamentaria Laura Aznar, se ha acercado a los manifestantes para firmar su petición.

A los cuatro encadenados, agentes de la Policía Foral les han identificado e informado de que se les va a poner una denuncia administrativa por desórdenes públicos.

El poder del cambio lo tienen las instituciones

Iris Domínguez ha destacado que "la crisis climática está cobrándose ya vidas, está arrasando el planeta y no podemos seguir esperando". Por ello, ha esperado que los representantes políticos "tomen una decisión valiente, se comprometan a ello y escuchen a los ciudadanos". "No se están tomando medidas reales, estamos viendo cómo los grupos institucionales están tomando medidas de broma, donde hacen ver que hacen algo pero en el fondo no están cambiando nada ni están mejorando la situación; la ley que plantean está aguada y tiene muy poco compromiso", ha reprochado.

"Ya basta de prohibir pajitas de plástico, quienes realmente tienen el poder para cambiar las cosas son las instituciones, y por lo tanto seguiremos realizando acciones directas, no violentas pero disruptivas para llamar la atención e incomodar al sistema hasta que se decida actuar en consecuencia. Hasta que, primero, se diga la verdad, se reconozca que hay una crisis climática que es urgente atender; hasta que se actué en consecuencia reduciendo directamente las emisiones de gases de efecto invernadero, y hasta que se convoquen asambleas ciudadanas. Ya basta de inacción, de esconder la cabeza bajo tierra para no tomar acciones que tengan una repercusión real", defiende Iris Domínguez.

Extinction Rebellion Pamplona-Iruñea considera que esta pandemia "podría haber sido una oportunidad increíble" para cambiar las cosas, "y es más, se ha visto una bajada impresionante de las emisiones de gases de efecto invernadero; pero aun así estamos superando de nuevo cada año récords tanto de la concentración de estos gases en la atmósfera como de temperatura global, temperatura de los mares, deshielo de glaciares... La situación es terrible y las instituciones no están haciendo nada al respecto", denuncia el colectivo.

 
noticias de noticiasdenavarra