Iñaki Martínez (CREENA): "La identificación de alumnado con altas capacidades es un proceso, no solo un test, como se tiende a pensar"

09.05.2022 | 21:34
Iñaki Martínez, director del Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA).

El director del Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA), Iñaki Martínez, aporta las claves que explican que en Navarra se haya triplicado la detección de alumnado con altas capacidades en los últimos años, pasando de 289 censados (el 0,31% del total de la población escolar de la Comunidad Foral) en el curso 2015-2016 hasta los 1.035 (el 1,05%) del presente curso 20121-2022.

Que se tenga conocimiento, hay 1.035 escolares con altas capacidades en Navarra, un 1,05% del alumnado total, pero todavía se está lejos de detectar a ese 2% que estipulan que es la cifra real.

–Bueno, lo primero decir que el porcentaje depende de los criterios que utilices. Hemos puesto uno digamos exigente, del 2%, pero con otro criterio podrían ser bastantes más. Esto es como si dices, '¿a partir de qué altura uno es alto?' Bueno, depende. En Dinamarca igual ponen a partir de 1,85 y quizás en Botsuana sea 1,70. Según el autor se está hablando de entre el 2 y el 12% de alumnos con altas capacidades.

En cualquier caso, está claro es que no se trata de que ahora haya más escolares con altas capacidades, sino de que ahora se detectan más y mejor. ¿Cómo ha cambiado el método de detección en los últimos años?

–No te puedo decir exactamente por qué es, no tenemos un estudio concreto sobre esto. En 2015 no había un protocolo de detección específico en Navarra. Se utilizaban cuestionarios o sistemas de detección que se usaban en otras comunidades. Ahora sí lo hay, se presentó en el año 2020. Además, en los últimos años se han venido haciendo formaciones para profesores y lo que ocurre es que, poco a poco, al haber más formación hay más sensibilización para la detección. Si el profesorado esta mejor formado en este tema se detectan más. Y ya se ha visto, se ha triplicado, del 0,31 al 1,05. No llegamos al 2, pero haber triplicado está muy bien.

¿Cómo se identifica a un escolar con altas capacidades?

–Es un proceso. No es únicamente un test, que es lo que se tiende a pensar, sino que hay que verificar que hay una serie de criterios que se dan en el alumno. Uno de ellos es la presencia de un cociente intelectual (CI) con dos desviaciones típicas por encima de la media. Pero se tienen que dar otra serie de circunstancias, como puede ser la creatividad o la dedicación a la tarea, un interés continuados en algún tema o materia en concreto. Para la creatividad, por ejemplo, existen test o pruebas, pero también es muy importante el testimonio del profesorado. No estamos hablando tanto de una creatividad artística sino de capacidad para abordar problemas de formas novedosas. Producción de nuevas respuestas ante problemas viejos.

Existe una mayor dificultad en la detección de altas capacidades en las chicas. ¿Por qué es así?

–Es cierto que se detectan más chicos que chicas con altas capacidades. Se suele atribuir a distintos factores. Uno de ellos es que las chicas suelen tener una forma de ser en la que interiorizan más sus circunstancias personales, lo que hace que sea más difícil dar con los esos criterios de los que hablaba que permiten detectar una alta capacidad. Otros podrían ser que una chica que destaque por su inteligencia suele recibir más castigo social que un chico, o la falta de referentes femeninos que se estudien en la escuela.

Cuando hablamos de un alumno con altas capacidades no solo nos estamos refiriendo a lo que se conoce como un superdotado, sino que hay más perfiles, ¿es así?

–Así es. Cuando hablamos de altas capacidades estamos hablando fundamentalmente de tres tipos de alumnado: alumnado con precocidad, que son los que manifiestan características o hitos de desarrollo adelantados para su edad, superdotación, que son cuantitativamente superiores pero también cualitativamente diferentes a la forma de pensar del resto, y alumnado con un talento especial, ya sean simples o complejos. Un talento simple es alguien con una capacidad especial en un área concreta, como puede ser la música o las matemáticas y uno complejo sería lo mismo pero en varias áreas.

¿Está cuantificado cuántos escolares hay de cada uno de los tipos?

–No, porque hasta ahora no teníamos esta triple clasificación, que ha llegado con la Lomloe y con las nuevas investigaciones. Es algo para lo que probablemente habrá que esperar al curso que viene.

noticias de noticiasdenavarra