Protesta en la escuela Bizkarmendia de Burlada: "Queremos un ciclo 0-3 de calidad"

La escuela Bizkarmendia ha tomado este miércoles las calles de Burlada con una ruidosa protesta

11.05.2022 | 16:33
Decenas de educadoras y familiares de la escuela infantil Bizkarmendia, en la manifestación por las calles de Burlada.

La marea amarilla sigue ganando fuerza en las calles. Después de diez días de huelga, continúan realizándose a diario numerosas protestas para reclamar "un ciclo 0-3 de calidad". Este miércoles ha sido el turno de la escuela infantil Bizkarmendia de Burlada, donde decenas de familiares y trabajadoras han recorrido las calles de la localidad con una ruidosa manifestación. Al llegar al Ayuntamiento, las familias han entregado 125 firmas de apoyo a las reivindicaciones de las trabajadoras.

En un comunicado, entregado en el interior del consistorio por Amaia Alonso, las familias de la escuela infantil de Burlada han solicitado "una solución urgente a la situación actual". "Esto empieza a ser muy grave, tanto para nuestros pequeños y pequeñas que no están acudiendo al aula como para los y las que están acudiendo, ya que no están con sus educadoras habituales y no tienen sus rutinas diarias. El descontrol es total", aseguran.

"Muchas familias no queremos arriesgarnos a llevar a clase a nuestros hijos e hijas sabiendo que está una sola educadora para 23 menores. Los servicios mínimos fijados por el Ayuntamiento nos parecen realmente muy peligrosos. Muchas familias no tenemos con quién dejar a nuestros pequeños y pequeñas y estos días de huelga están siendo muy duros y agotadores", explican las familias.

Asimismo, las trabajadoras del centro realizaron también un comunicado denunciando la situación actual. "Seguimos teniendo mucha energía, porque apostamos por el 0-3, pero se va notando en la escuela el desgaste y el nerviosismo", señalaba Ana González, una de las educadoras.

"Los días que vamos a trabajar nos esforzamos al 100%, pero es palpable la saturación a nivel mental, físico y emocional. Estamos con unos servicios mínimos que no podemos afrontar porque nos agotan a nosotras y suponen un peligro para los txikis. Los días que estamos en huelga, tenemos presentes a nuestras compañeras, que se quedan en el aula con unas ratios desorbitadas. Cogemos fuerza viendo la gente que nos apoya, con las movilizaciones, comunicados y manifestaciones. Seguiremos secundando la huelga porque creemos en nuestro trabajo, porque nuestros txikis y las familias nos necesitan y porque queremos que el ciclo 0-3 tenga la dignidad que se merece"

noticias de noticiasdenavarra