Operación "Laurel y Hardy"

Detenidos dos mendavieses por cuatro atracos en La Rioja

El pasado martes 6 de octubre fue frustrado el quinto de los atracos en la localidad de Pradejón

13.10.2020 | 12:26
Agentes de Policía, en el transcurso de la operación "Laurel y Hardy"

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Jefatura Superior de Policía de la Rioja han detenido en la localidad de Pradejón en el marco de la Operación "Laurel y Hardy" a dos varones, vecinos de Mendavia de 53 y 56 años de edad, como presuntos miembros de un entramado que se dedicaba a atracar a punta de pistola y armas blancas supermercados en la Comunidad de La Rioja.

Los detenidos se trasladaban para cometer sus atracos a diferentes localidades donde llegaron a perpetrar cuatro atracos y otra tentativa, sirviéndose para realizar sus atracos de un arma corta de fuego y armas blancas.

La investigación ha corrido a cargo de los agentes del Grupo de Delitos contra el Patrimonio de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Brigada Provincial de Policía Judicial, iniciándose esta a raíz de la denuncia presentada por una conocida cadena de supermercados en el mes de mayo de 2019.

La investigación se inició a comienzos del mes de mayo del año pasado, a raíz de una denuncia interpuesta en la Jefatura Superior de Policía de la Rioja, donde la víctima, una trabajadora de una cadena de supermercados de una conocida marca denunciaba haber sido víctima de un atraco cuando se encontraba trabajando en un supermercado de Logroño, teniendo lugar los hechos en el momento en que se encontraba sola en dicho centro, instante en el que accedió al interior del mismo un hombre portando un pasamontañas cubriendo su cabeza, el cual se dirigió a la declarante y tras apuntarle con una pistola y amenazarla en reiteradas ocasiones.

En esa ocasión, por el nerviosimo de la trabajadora, esta no pudo abrir el cajetín del dinero y el atracador se apresuró a fugarse y se montó en un coche donde le esperaba su compinche.

Posteriormente a esta denuncia inicial de mayo, los autores de los hechos volvieron a actuar y cometieron tres atracos en tres supermercados de la misma cadena, en los meses de julio, agosto y septiembre del presente año y todos ellos en Logroño, siendo presentadas las denuncias por las víctimas en esta Jefatura Superior de Policía.

En todas ellas se relataban hechos similares, los tres Robos con Violencia e intimidación se cometen en establecimientos de la conocida cadena de supermercados de pequeño tamaño, fácilmente abarcables en su totalidad con una pequeña requisa, aprovechando los autores para perpetrar el hecho, el momento en el que cuentan con una única caja registradora operativa, lo que amplía las posibilidades de un botín cuantioso al unificar toda la recaudación, y un único empleado en el servicio, lo que minimizaba o eliminaba la posibilidad de defensa frente a la agresión.

En sus operaciones eran muy meticulosos a la hora de la preparación y planificación de los hechos delictivos. A excepción del primero de los hechos denunciados, en el que únicamente uno de estos individuos accede al interior del local, el modus operandi transcurrió de idéntica forma.

Realizaban sus atracos a primera hora de la tarde, entre las 15:00 y las 17:00 horas en que presumían menos afluencia de clientes en los supermercados, la entrada la realizaba en un primer momento un varón en el interior del supermercado el cual realizaba una breve requisa por el local, cogía una cerveza de las neveras y en el momento en el que pagaba y la empleada abre el cajón de la recaudación, entraba en acción el segundo varón para agarrar a la cajera e intimidarla mediante la exhibición de las armas y con gran violencia.

Luego, se hacían con la recaudación y salían huyendo. Tras iniciarse un dispositivo policial, los investigadores lograron identificar a los integrantes del grupo responsable de los atracos, sobre los que se estableció un dispositivo de vigilancia y seguimiento.

Así, el pasado martes, en Mendavia, se observó a los dos varones salir del domicilio de uno de ellos hacia Lodosa, atravesaron Sartaguda y continuaron hasta Pradejón, donde entraron en el casco urbano y llegaron a un parking de un supermercado. Allí se apeó uno de los varones, dio una vuelta por la zona, se puso una gorra y cogió un objeto que introdujo en su pantalón.

Fue entonces cuando los agentes abordaron al varón que se había quedado en el interior del vehículo en actitud de espera, siendo detenido este varón junto al otro autor que se encontraba en el supermercado, con un arma de fuego corta (pistola de aire comprimido) oculta en su pantalón. en el momento de la detención.

Al ser arrestados, ambos llevaban vendados con esparadrapo los extremos distales de las falanges de los dedos, en un claro intento de evitar dejar sus impresiones dactilares. Al registrar el vehículo, se les incautó un cuchillo de monte, una navaja, un par de guantes, dos gorras, tres anorak y diversas ropa, un rollo de esparadrapo y un rollo de cinta aislante, útiles que utilizaban para cometer los atracos.

noticias de noticiasdenavarra