24 denuncias en una noche por beber alcohol en la calle en Pamplona y 12 por incumplir el toque de queda

La Policía Municipal lamenta que haya gente "egoísta" que no cumple las normas para acabar con la covid

30.10.2020 | 09:20
Agentes de Policía Foral y Policía Municipal, la pasada noche vigilando el toque de queda.

El servicio conjunto de Policía Municipal de Pamplona y Policía Foral ha realizado esta pasada noche en la capital navarra 24 denuncias por consumir alcohol en vía pública.

Además, los agentes han denunciado a 12 personas por incumplimiento de horario restringido, que en Navarra está establecido entre las 23 y las 6 horas, y a 2 locales por servir comida después del horario permitido.

Otros 12 sancionados el miércoles por saltarse el toque de queda en Pamplona y Tudela

También doce personas fueron sancionadas la noche del miércoles al jueves por la Policía Municipal de Pamplona y Tudela por estar en la calle entre las 23 y las 6 horas sin justificación, incumpliendo así el toque de queda decretado para tratar de frenar los casos de coronavirus en la Comunidad Foral

Cinco de las intervenciones se dieron en la capital navarra que fueron saldadas con denuncias de 600 euros a cada infractor. La Policía Municipal de Pamplona lamentó que "una pequeñísima parte de la ciudadanía sigue sin entender que si cumplimos las normas acabaremos con los contagios, hay gente que sigue siendo egoísta". Además de esta intervención, el cuerpo policial acudió a un aviso por molestias de música y gritos a las 2.10 de la madrugada del jueves en el barrio de La Milagrosa. Los agentes impusieron una sanción de 3.000 euros al propietario del piso y denunció a otras dos personas no convivientes.

Por su parte, la Policía Municipal de Tudela sancionó durante la misma noche a siete personas por incumplir el toque de queda. A una de estas personas, que se encontraba circulando por la vía pública a las 3.45 horas, se le sancionó y se le retiró el vehículo al depósito municipal tras dar positivo en anfetaminas en la prueba de drogas a la que se le sometió. Por otra parte, sobre las 0.00 horas la Policía Municipal procedió a la retirada cautelar de una carabina a un hombre tras ser alertada por un vecino que aseguraba que esta persona le había roto algún cristal disparando desde su domicilio.