Tres detenidos por organización criminal que habían actuado en Navarra

09.11.2020 | 17:50
Tres detenidos por organización criminal que habían actuado en Navarra

La Comisaría de la Policía Nacional en San Andrés del Rabanedo (León) ha coordinado una investigación que ha permitido la detención en Barcelona de tres personas como presuntas autoras de delitos de hurto, estafa y organización criminal, algunos de ellos cometidos presuntamente en Navarra.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno, los delincuentes actuaban de forma itinerante por todo el territorio nacional desde hace varios meses.

A partir de una denuncia del hurto de un bolso en el aparcamiento de un supermercado en San Andrés del Rabanedo y posterior gasto de más de 10.000 euros en tarjetas regalo en otros centros comerciales de León, se comenzó una investigación por parte del Grupo de Policía Judicial de esta Comisaría.

Las gestiones practicadas permitieron determinar que la banda de delincuentes, de origen sudamericano, actuaba por el conocido procedimiento de la "siembra", hurtando pertenencias de las víctimas al descuido para posteriormente utilizar las tarjetas bancarias de forma rápida y en cantidades elevadas.

El operativo policial desarrollado al efecto permitió la detención el pasado día 30 de octubre en Barcelona de tres personas sudamericanas y la incautación de numerosos efectos adquiridos fraudulentamente mediante la utilización de las tarjetas bancarias sustraídas.

El grupo criminal detenido es presuntamente responsable por el momento de más de 20 delitos similares en diversas localidades de Galicia, Andalucía, Levante, Navarra y Castilla y León.

El modus operandi utilizado por este grupo de delincuentes, conocido como "la siembra", se inicia con la búsqueda de posibles víctimas, mayoritariamente hombres y mujeres de avanzada edad, a los que abordan en los aparcamientos de centros comerciales y supermercados cuando están cargando las compras en el vehículo.

Bajo el pretexto de que se les ha caído dinero al suelo, que previa y disimuladamente han tirado los delincuentes sin que la víctima lo haya advertido, se agacha a recogerlo y un cómplice aprovecha para sustraer los bolsos que generalmente se dejan en el asiento del copiloto.

Tras huir del lugar operan de forma rápida con las tarjetas sustraídas antes de que el titular haya procedido a la cancelación de las mismas.

Los tres detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.