Cae en Málaga un grupo que ocupaba viviendas por encargo para venderlas

La organización localizaba los inmuebles acordes a las demandas de los clientes, para lo que se centraba en propiedades bancarias que encontraba en portales inmobiliarios en internet

10.04.2021 | 13:08
La investigación se inició a raíz de una denuncia en febrero, cuando una víctima sorprendió a varias personas que trataban de forzar la puerta de su domicilio.

Un grupo criminal dedicado supuestamente a ocupar inmuebles en Málaga bajo encargo para su posterior venta o alquiler a terceros ha sido desarticulado por la Policía Nacional, actuación en la que han sido detenidas tres personas.

La organización localizaba los inmuebles acordes a las demandas de los clientes, para lo que se centraba en propiedades bancarias que encontraba en portales inmobiliarios en internet, según ha informado este sábado la Policía en un comunicado.

La investigación se inició a raíz de una denuncia el pasado febrero, cuando una víctima sorprendió a varias personas que trataban de forzar la puerta de su domicilio mientras estaba en su interior.

Los agentes averiguaron que tras los hechos estaban varias personas, tres mujeres y un varón, que se dedicaban principalmente a la ocupación de viviendas, normalmente pertenecientes a entidades bancarias.

Cada integrante de la red tenía un rol, de manera que uno era el "falso agente inmobiliario", al que acudían los clientes y manifestaban sus preferencias en cuanto a tipo de residencia y zona requerida.

Este miembro trasladaba la demanda a los responsables de localizar los inmuebles, quienes utilizaban portales de internet para hallar las propiedades y luego acudían al lugar para comprobar que estaban desocupadas.

En ese momento intervenía otro de ellos, un cerrajero profesional, que actuaba de manera ilícita y se valía de sus conocimientos para la apertura del domicilio y el cambio de la cerradura.

En alguna ocasión llegaron a sustraer objetos de valor del interior de viviendas que estaban habitadas y que no podían ocupar, señala la Policía.

Una vez que conseguían acceder a las viviendas, entregaban las llaves a los supuestos clientes, que abonaban entre 600 y 1.000 euros, dependiendo de las condiciones de la vivienda.

Durante la investigación han sido detenidos tres miembros de la red : dos mujeres y un hombre de nacionalidad española y edades entre los 29 y 32 años, por los supuestos delitos de pertenencia a grupo organizado y robo con fuerza.