Una vecina de Tudela de 19 años, denunciada en el aeropuerto de Noáin por ocultar hojas de coca y MDMA en su equipaje

La Guardia Civil interviene además 40 kilos de alimentos perecederos procedentes de Sudamérica

29.04.2021 | 09:42
Imagen de las hojas de coca

Una vecina de Tudela de 19 años ha sido denunciada recientemente por intentar traer a Navarra hojas de coca y MDMA ocultas en su equipaje, ha informado la Guardia Civil. Durante una inspección en la sala de llegadas del aeropuerto de Noáin, los agentes pudieron extraer una bolsa oculta del equipaje de la joven que contenía hojas de coca. Igualmente extrajeron unas tabletas rectangulares de color pardo, manifestando la propietaria que eran un tipo de ceniza. Los guardias civiles sometieron dicha sustancia al reactivo drogatest arrojando resultado positivo en droga MDMA. Esta persona fue denunciada administrativamente ante la Autoridad competente y se le intervino la droga para realizar análisis del Órgano competente.

En concreto, los agentes del Destacamento de Seguridad de la Sección Fiscal de la Guardia Civil de Navarra le intervinieron 160 gramos de hojas de coca y 32 gramos de MDMA.

Además, los agentes, en el cumplimiento de su función de resguardo fiscal del Estado, realizaron varias inspecciones de los equipajes de varios pasajeros que volaban hasta la Comunidad Foral, vía Madrid, desde varios países de Sudamérica. En los interiores de los equipajes pertenecientes a estas personas pudieron observar que existían diversos productos de alimentos perecederos, tales como frutas, hortalizas, lácteos y otros prohibidos al incumplir el Reglamento (CE) 206/2009. En total, hasta 40 kilos fueron intervenidos

Laa introducción en la Unión Europea del tipo de alimentos localizados en los equipajes está sometida a procedimientos y controles oficiales. Después de que estos pasajeros no acreditasen ningún tipo de documento, los guardias civiles le identificaron y realizaron un acta de intervención de los alimentos prohibidos (Reglamento (CE) 206/2009) (Real decreto 58/2008), requisando la mercancía para su destrucción.