Desarticulan un grupo criminal de estafadores con ramificaciones en Peralta y Barcelona

La banda efectuaba declaraciones de la renta en nombre de los perjudicados, y estos tenían que hacer frente a las sanciones administrativas

07.03.2022 | 14:54
Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido a siete personas que pertenecían a grupo criminal afincado en Monzón (Huesca), con ramificaciones en Barcelona y en Peralta, a los que se acusa de usurpación de estado civil, estafa y blanqueo de capitales, mediante un proceso basado en declaraciones de la renta irregulares.

Los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Barbastro han esclarecido 82 delitos, cuyos perjudicados residen en la comarca del Cinca Medio, con un perjuicio económico de unos 135.000 euros. Como ha informado la Dirección General de la Guardia Civil en un comunicado, la operación comenzó en el año 2019, cuando los agentes descubrieron patrones que se repetían en varias denuncias interpuestas en los acuartelamientos de Binéfar y Monzón, con víctimas que eran captadas mediante ofertas de empleo o solicitándoles utilizar una cuenta bancaria para recibir una transferencia, ofreciéndoles un pago económico en compensación.

La banda efectuaba declaraciones de la renta en nombre de los perjudicados, que eran ajenos, un modus operandi que refleja "un profundo conocimiento de los procedimientos tributarios al cumplimentar de una manera muy concreta esas declaraciones, que permitían distraer dinero del erario público", según ha señalado la Guardia Civil, que contó con la colaboración de la Agencia Tributaria. Así, los presuntos autores obtenían los datos necesarios para realizar en su nombre y sin su conocimiento declaraciones tributarias irregulares que daban como resultado el ingreso de 3.000 euros en la cuenta del perjudicado.

Hacían que la víctima del engaño retirase el dinero

Cuando Hacienda efectuaba el ingreso, hacían que la víctima del engaño retirase el dinero y lo entregara a su captador, que era el encargado de entregarlo a un escalón superior del grupo. Así, llegaron a acumular ingresos de 75.000 euros, mientras que los afectados tenían que hacer frente a las sanciones administrativas, lo que supone un perjuicio económico de entre 3.000 y 4.500 euros a cada uno de ellos, por lo que se estima un total de cerca de 135.000 euros.

Debido a la complejidad de la investigación y del volumen y dispersión de los supuestos autores y perjudicados, además de la Agencia Tributaria, ha colaborado la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Barcelona, Equipo Roca de la Guardia Civil de Barbastro (Huesca) y Equipo Roca de la Guardia Civil de Tafalla.

La investigación ha permitido esclarecer 82 hechos delictivos, de los cuales 30 de ellos son delitos de estafa, 30 de usurpación de estado civil, 11 de pertenencia a grupo criminal y 11 de blanqueo de capitales.Los detenidos fueron puestos en libertad con la obligación de personarse en el juzgado cuando sean requeridos para ello y la operación continúa abierta, sin que se descarten nuevas detenciones.

noticias de noticiasdenavarra