Fallece por covid-19 el expresidente francés Valéry Giscard

El político liberal tenía 94 años y durante sus siete años de mandato tuvo un papel importante en la construcción europea y en la creación de la moneda única

03.12.2020 | 07:32
Valery Giscard en 2015 en el funeral del excanciller alemán Helmut Schimdt

El expresidente de Francia Valéry Giscard ha fallecido a última hora de este miércoles a los 94 años a causa del coronavirus en su propiedad de la comuna de Authon, en el departamento de Loir y Cher, según ha informado su entorno, que ha agregado que se encontraba "rodeado por su familia".

Giscard permanecía hospitalizado desde el 17 de noviembre a causa de una "insuficiencia cardíaca", tal y como ha recordado el diario 'Le Figaro'. En este sentido, "su estado de salud se había deteriorado y murió a causa de la covid-19", tal y como ha confirmado su entorno familiar.

En septiembre, el exmandatario ya había sido hospitalizado por "una leve infección en los pulmones". En años anteriores había ingresado en varias ocasiones en el hospital para someterse a varias angioplastias.

"De acuerdo con sus deseos, su funeral se llevará a cabo en la más estricta privacidad familiar", según detalla su entorno en un comunicado emitido a la prensa.

Durante la noche del miércoles al jueves, el actual presidente francés, Emmanuel Macron, ha extendido sus condolencias por la muerte de Giscard, cuyo "mandato de siete años transformó Francia", según ha valorado el mandatario en un comunicado emitido por el Elíseo.

"Las direcciones que dio a Francia siguen guiando nuestros pasos. Siervo del Estado, político del progreso y la libertad, su muerte es un luto para la nación francesa", ha lamentado Macron en el documento. "Las indicaciones que dio a Francia aún guían nuestros pasos", ha concluido el mandatario.

Su antecesor en el cargo, François Hollande, también ha lamentado la muerta de Giscard, al que ha considerado "un estadista que tomó la decisión de abrirse al mundo" en un comunicado remitido a la prensa francesa. 



El expresidente, Nicolas Sarkozy, con quien mantuvo una estrecha relación, ha mostrado su "profunda tristeza" por la muerte de Giscard de quien ha dicho que fue "un hombre que honró a Francia".



La líder del partido Agrupación Nacional, Marine Le Pen ha tildado a Giscard como "artífice de nuevas libertades públicas" y también ha extendido sus condolencias a través de su cuenta de Twitter.

Giscard, que fue elegido como presidente en 1974, hizo una de sus últimas apariciones públicas el 30 de septiembre de 2019, cuando asistió al funeral en París de Jacques Chirac, que fue su primer ministro de 1974 a 1976.

EUROPEISTA 

El ex jefe del Estado francés tenía sólo 48 años cuando accedió al Elíseo derrotando a François Mitterand y convirtiéndose en el presidente más joven de Francia cuando fue elegido. De familia burguesa, fue nombrado secretario de Estado de Finanzas para después pasar a encabezar el Ministerio de Economía y Finanzas en dos ocasiones, la primera desde 1962 hasta 1966 y posteriormente de 1969 a 1974.

Durante su presidencia, Giscard abogó por una "sociedad liberal avanzada", y entre las medidas más destacables de su legislatura se encuentran la reducción de la mayoría de edad de los 21 a los 18 años, la despenalización del aborto, la aprobación del divorcio por mutuo acuerdo y la ampliación del derecho de remisión al Consejo Constitucional.

Aunque muchas de sus reformas tuvieron un marcado carácter social, en materia de inmigración fue más conservador, endureciendo la legislación, mientras que en materia de política internacional jugó un papel decisivo en la creación del Consejo Europeo, ya que fue él quien propuso su articulación y, con el apoyo del canciller alemán del momento, Helmut Schmidt, consiguieron finalmente su nacimiento.

Por otra parte, su Gobierno también estuvo salpicada por los desencuentros, ya que su inestable relación con el que fuera su primer ministro Jaques Chirac acabó provocando la dimisión de este 1976, tras lo que Giscard nombraría a Raymond Barre.

A pesar de esto, Giscard tuvo que enfrentar desde el Gobierno la crisis económica desatada tras la crisis del petróleo de 1973, por lo que tuvo que lidiar con el aumento de la inflación y del desempleo.

También economista, perdió las elecciones contra Mitterand en 1981. No obstante, no abandonó la vida política y entre 1984 y 1989 sería diputado del partido Unión para la Democracia Francesa (UDF) por Puy-de-Dome y entre 1986 y 2004, presidente del consejo regional de Auvernia. También fue eurodiputado en el Parlamento Europeo desde 1989 y en 2003 fue elegido miembro de la Academia Francesa.

Europeísta convencido, en 2001 asumió el mando de la Convención para Europa, responsable de redactar una Constitución europea, que sería rechazada por referéndum.