Que el arte no pare

Los diferentes espacios expositivos vuelven en enero a su programación habitual, cargada de exposiciones, actividades y alguna que otra novedad.

08.02.2020 | 14:57
Algunas piezas de la exposición ‘La memoria trazadora’, de Aitor Ortiz, en el MUN.

Los diferentes museos y centros expositivos no han parado su actividad durante los días navideños, pero con el comienzo del año toca volver a la rutina y llenar sus programaciones de diferentes exposiciones y actividades que resulten atractivas a un público con ansias de seguir explorando por este universo tan amplio que es el arte. Algunos centros han adelantado a DIARIO DE NOTICIAS cuáles son sus propósitos para los próximos meses, con los que esperan agradar a los visitantes y ofrecerles actividades singulares que les atraigan hasta el interior de estos espacios, cada día más cercanos y abiertos a todo tipo de públicos.

Muestra de ello será la nueva temporada del Museo de Navarra, que se encuentra ya a las puertas de la reapertura después de la importante renovación que ha llevado a cabo en su colección permanente. Una renovación que, como ya comentó la directora del centro, Mercedes Jover, a este periódico, tiene como principal objetivo "mejorar la calidad de la experiencia artística y que esta sea más participativa". La renovación transversal en la presentación de la colección permanente, con la que se rompe su discurso cronológico, permitirá al museo continuar siendo una "institución al servicio de la sociedad" y evolucionar en torno a las "demandas de la ciudadanía". Además, está prevista la inauguración de la exposición de Lydia Anoz.

mun El Museo Universidad de Navarra (MUN) sigue con sus talleres infantiles, las proyecciones de cine, el programa Coda en Movimiento, los seminarios y las exposiciones en un programa más que completo en el que destacan algunas actividades como el programa Cartografías de la música, que cumple su quinta edición y, a partir del 22 de febrero, abordará la creación musical del Grupo de Los Ocho a partir del navarro Fernando Remacha y acogerá algunas de las principales instituciones musicales de Pamplona. También estará presente la música en las salas expositivas con Miradas sonoras y el concierto Musicae Artis, señas de identidad de esta programación que culmina con el estreno absoluto de la primera ópera escrita sobre el pensamiento artístico de Jorge Oteiza.

En cuanto a las exposiciones que albergará, en marzo se inaugurarán las muestras El no retorno, de Cecilia Paredes, y Happening Fluids 1967/2019, de Íñigo Manglano-Ovalle. La primera indagará, mediante diferentes formas de expresión plástica, sobre temas universales que afectan al ser humano y a su relación con el entorno natural y cultural, mientras que la segunda será una reinvención de la obra original Fluids (1967) de Allan Kaprow. Ya en abril, se inaugurará la exposición Tesoro del Delfín, donde se mostrarán cincuenta y cinco fotografías de las obras que componen el Tesoro del Delfín, una colección de objetos de cristal de roca y piedras duras conservada en el Museo del Prado. Asimismo, el escritor Andrés Barba y el pintor Antonio López impartirán, un año más, su taller sobre escritura de novelas y pintura y figuración, respectivamente.

museo oteiza El Museo Oteiza continúa, entre las paredes del edificio de Alzuza, con la exposición Macla, mamua, bismuto, vicario, que se podrá visitar hasta el día 20 de este mes, y, de cara a los próximos meses, cuenta con un par de proyectos potentes. El primero de ellos es Oteiza y la estatuaria de Arantzazu, 1950-1969, un proyecto expositivo promovido por el Museo Oteiza y la Fundación Arantzazu Gaur Fundazioa con motivo del 50º aniversario de la instalación de la obra de Oteiza y con el que pretende "analizar la importancia y significación que tuvo para Oteiza el desarrollo de la estatuaria para la Basílica de Arantzazu", según cuentan desde la Fundación. Lo que propone el Museo con este proyecto es "estudiar en profundidad la evolución del proyecto escultórico y su vinculación con lo arquitectónico, así como las prohibiciones eclesiásticas que impidieron su instalación y las soluciones que se plantean hasta que el escultor consiguiera instalar su obra en 1969".

Este proyecto contempla diversas acciones tanto en el Museo Oteiza como en Arantzazu, tales como una exposición en el edificio de Alzuza que se inaugurará a finales de abril y se prolongará hasta septiembre, una exposición complementaria en Arantzazu Gaur que se podrá visitar entre junio y octubre, y un acto de conmemoración en Arantzazu, además de la presentación de la publicación monográfica realizada por Elena Martín, conservadora del Museo Oteiza. A esto, se sumará un programa pedagógico con talleres, visitas guiadas, seminarios, conferencias, etcétera. Por otro lado, desde el museo adelantan que a partir de octubre acogerán una exposición que analice la relación entre Sáenz de Oiza y Oteiza, que servirá para culminar las actividades del centenario de Oiza que comenzaron el pasado mes de octubre.

centro huarte Para el Centro de Arte Contemporáneo Huarte, la llegada del nuevo año supone una oportunidad más para consolidar su proyecto y reafirmar la idea de que en Navarra hacía falta un espacio para la creación y producción artística abierto especialmente para los artistas. Por ello, en los próximos meses continuarán con las mismas líneas de actuación que hasta el momento y añadirán alguna que otra novedad. Uno de los objetivos que se plantean, según Oskia Ugarte, una de las directoras del centro, es el de estar más presentes en la vida de Huarte y de Navarra en general. Para ello, utilizarán unos tótems que albergan dentro del edificio, en los que los artistas que se encuentren realizando residencias o estancias intervendrán y sacarán a la calle. Sus programas educativos continuarán y se seguirán ofreciendo los talleres del programa Bajo Cero, así como el proyecto Habitación.

Una de las novedades más potentes para los próximos meses será el programa Uholdeak (Inundaciones), que parte con tres objetivos: visibilizar el trabajo de los artistas locales, fomentar la investigación curatorial en Navarra y hacer accesible a todo el territorio las prácticas artísticas contemporáneas. "Es un programa que pretendemos que desborde al centro, como indica su nombre, y que la actividad sea tan grande que tengamos que llevarla a otros espacios fuera del nuestro, como a diferentes casas de cultura", apunta Ugarte. Asimismo, adelanta que a los talleres de ilustración se sumarán ahora los de cuerpo, que servirán para que "todo el que quiera experimente con su propio cuerpo con la ayuda de artistas invitados que trabajen de esta manera". De hecho, estos laboratorios comenzarán el próximo sábado, día 19, con Zarys Falcón, que tratará la importancia de la voz.

hiriartea Hiriartea, el proyecto para la creación de un centro de cultura contemporánea en la Ciudadela, ya tiene programadas unas cuantas exposiciones en sus diferentes pabellones que llenarán estos espacios de una diversidad artística plena. Hoy en día, se pueden visitar las exposiciones Es o no es/Bada edo ez da en la Sala de Armas; Saberse un loco, de Ramón Esono, en Mixtos; y Esencia eta existence, de Zita Ayala, en el Horno. Por estancias, el Pabellón de Mixtos acogerá, desde el 25 de enero, el trabajo escultórico y pictórico de Marijose Recalde, una muestra de fotografía contemporánea de la Colección Telefónica, a partir del 28 de marzo y las obras de Elba Martínez y Consuegra Romero, en una muestra conjunta que se inaugurará el 17 de mayo. En el Horno, Montse Borda acudirá con una instalación el 8 de marzo y Mónika Aranda hará lo propio el 3 de mayo. El Polvorín, por otro lado, mostrará las creaciones de Elena Moreno (la inauguración es el 18 de enero), Celia Eslava (15 de marzo) y Amaia Molinet (10 de mayo).

Además, el Palacio de Condestable ha programado cuatro exposiciones de artistas locales para los próximos meses. Concretamente, a partir del 16 de enero la Asociación Alfredo Sada mostrará La geometría urbana, y más adelante será el turno de Alfredo Díaz de Cerio (desde el 28 de febrero), una muestra del Nafarroa Oinez 2019 (12 de abril) y lo último del pintor y escultor Eduardo Córdoba (16 de mayo).

agenda

Lo más próximo. Las actividades que se realizarán en fechas más próximas en los diferentes centros consultados son las siguientes: en el Museo de Navarra se prevé que la reapertura tras la renovación se realice en las próximas semanas y la exposición de Lydia Anoz se inaugurará en marzo; en el Museo Universidad de Navarra el próximo sábado (día 19) se realizará el taller infantil Mi escultura de Tiza y el martes día 22 habrá una gala lírica con la Orquesta Sinfónica Universidad de Navarra; en el Centro Huarte, el día 26 se llevará a cabo un Aperitifak con Irene Holguin y el 19 de febrero comenzarán los laboratorios de cuerpo, el primero con Zarys Falcón sobre la importancia de la voz; en el Museo Oteiza se puede visitar la exposición Macla, Manua, Bismuto, Vicario; y en Hiriartea la próxima exposición que se inaugurará será la de Elena Moreno en El Polvorín (18 de enero).