Festival Internacional de Cine de San Sebastián

El Zinemaldia se disculpa tras colapsarse la venta de entradas

Los problemas técnicos han obligado a suspender temporalmente hasta las 12.30 horas la venta tanto por internet como en taquilla

10.02.2020 | 03:12
Colas para adquirir entradas para el Zinemaldia el año pasado.

Problemas técnicos obligaron a suspender temporalmente hasta las 12.30 h la venta tanto por internet como en taquilla

DONOSTIA. El Festival Internacional de Cine de San Sebastián ha pedido este domingo disculpas por los problemas registrados en la venta de las entradas de su 67 edición, que ha comenzado con tres horas y media de retraso.

El Zinemaldia ha agradecido a los espectadores su "paciencia y comprensión" después del colapso en la venta de entradas, que estaba previsto que comenzara este domingo a las 9.00 horas.

Sin embargo, los problemas técnicos han obligado a suspender temporalmente hasta las 12.30 horas la venta de entradas tanto por internet como en las taquillas habilitadas en la Palacio Kursaal, en cuyos exteriores algunas personas habían pasado toda la noche para adquirir sus entradas.

El Festival de San Sebastián ha emitido un comunicado en el que explica que a partir de las 12.30 horas se ha ido restableciendo la venta con lo que, a las 16.00 horas, pese a la "lentitud del sistema por el elevado número de peticiones", se habían distribuido 42.000 entradas.

El Zinemaldia, que "lamenta las molestias ocasionadas", ha asegurado que anoche y a primeras horas de este domingo se han hecho las últimas comprobaciones y que el sistema funcionaba correctamente.

Sin embargo, unos minutos después del inicio de la venta, el sistema ha fallado debido a un problema de carácter técnico detectado en uno de los "enrutadores a la base de datos donde tiene alojado el sistema la empresa que provee al Festival el soporte tecnológico" de venta de entradas.

El fallo se ha podido reparar parcialmente con lo que sólo permitía la compra por uno de los canales por lo que el Festival ha decidido suspender temporalmente la venta para preservar la igualdad de oportunidades tanto para las personas que hacen cola en las taquillas del Kursaal y del Zinemaldi Plaza, como para las que las adquieren a través de internet.

El certamen ha recordado que cada año trabaja para realizar mejoras en el servicio y que en 2019 se han incorporado "servidores más potentes, las más modernas técnicas de virtualización, así como balanceadores de carga para la venta en internet, con el propósito de resolver correctamente todas las peticiones concurrentes", aunque el fallo se ha originado en otro proceso del sistema.

"Ofrecer más de 600 opciones posibles de compra para miles de personas simultáneamente entraña una importante complejidad técnica. Todas las empresas consultadas coinciden en su  gran dificultad", ha añadido.

El Festival ha recalcado que seguirá "explorando posibilidades y trabajando cada año para perfeccionar estos procesos y lograr un operativo eficaz".

Lo último Lo más leído