Mujeres que agitan ideas y letras

Marta Sanz, Clara Serra e Itziar Ziga inauguraron ayer la primera edición de Letraheridas, un encuentro de escritoras y pensadoras que se desarrollará hasta el próximo viernes en Katakrak.

10.02.2020 | 07:35
Clara Serra, Marta Sanz e Itziar Ziga, ayer en Katakrak.

Marta Sanz, Clara Serra e Itziar Ziga inauguraron este lunes la primera edición de Letraheridas, un encuentro de escritoras y pensadoras que se desarrollará hasta el próximo viernes día 18 en la librería Katakrak de Pamplona.

los nuevos lenguajes del feminismo, la literatura como vehículo de pensamiento crítico, la necesidad de repensar conceptos heredados, la exposición de la intimidad o el acceso a publicar. Son algunas de las premisas que fundamentan la primera edición de Letraheridas, encuentro de mujeres que agitan el panorama editorial, que se desarrollará hasta el viernes en la librería Katakrak de Pamplona y que inauguraron ayer las escritoras Marta Sanz, Clara Serra e Itziar Ziga. Con orígenes y trayectorias biográficas y profesionales diferentes, las tres coincidieron en subrayar la encrucijada que atraviesa en estos momentos el feminismo, la importancia de tomar conciencia de que la violencia contra la mujer es sistémica y, por tanto, afecta a toda la sociedad; la urgencia por resignificar el poder, y la relevancia de trasladar a la literatura nuevos códigos y formas de expresión que destapen ideas que han minado los derechos de las mujeres, convirtiéndolas en víctimas o en meros cuerpos.

De todo esto hablaron las tres autoras ayer ante las más de cien personas que se dieron cita en Katakrak para asistir al inicio de estas jornadas impulsadas por Nerea Madariaga y Carolina Otamendi. Abrió fuego Itziar Ziga, que se mostró "encantada de estar con estas monstruas y centauras y leonas y zorras", en alusión a títulos de obras de Sanz y Serra; introducción a la que habría que añadir y malditas, no en vano, la guipuzcoana es autora, entre otros, de libros como Malditas, una estirpe de transfeminista, dedicado a mujeres negras, anarquistas, transexuales, lesbianas y pobres de todos los tiempos que consagraron su vida a una lucha feminista radical que no solo combatiera la opresión de género, sino todas las opresiones. Para Ziga, leer a Clara Serra es "una delicia subversiva" por el modo en que desgrana, con un destacable enfoque pedagógico, las violencias que sufren las mujeres y las imposturas con las que tratan de disimularse. Es lo que ha hecho, por ejemplo, en Leonas y zorras: estrategias políticas feministas (2018) y Manual ultravioleta. Feminismo para mirar el mundo (2019). Y es que, en palabras de la vasca, resulta imprescindible publicar este tipo de textos, ya que después de las últimas huelgas del 8-M "hemos conseguido colocar el feminismo y nuestras reivindicaciones en el centro y eso ha hecho despertar al monstruo, que es el sistema".

El feminismo en la encrucijada

Repensar la masculinidad

Serra, que hace unos días dimitió como diputada de Más Madrid en la Asamblea regional, coincidió con Ziga en que, en efecto, "el monstruo ha despertado" a causa de un hecho "increíble", y es que el feminismo en los últimos años "ha salido del lugar chiquitito en el que estábamos muchas mujeres escribiendo, leyendo, publicando" para alcanzar a otras que quizá no conectaban con ese ámbito tan reducido. Y ha resurgido "para hacer las grandes preguntas que afectan a toda la sociedad". Por eso "hay una reacción" a través de asociaciones y de partidos como Vox, que está reclutando hombres "diciéndoles que si quieren seguir siéndolo su enemigo es el feminismo". No hay que olvidar, según la autora, el patriarcado también ha sido injusto con ellos, "diciéndoles cómo tenían que ser"; de ahí que entre todos haya que "reflexionar sobre qué tipo de masculinidad hay que reclamar en esta sociedad". En su opinión esos hombres que se adhieren a planteamientos como el que hace el partido de Abascal "son cobardes". "Los hombres valientes son capaces de mantener una relación de igual a igual y de hacerse preguntas".

En torno a este tema, Marta Sanz, autora de novelas, poemarios, ensayos y cuentos, casos de Animales domésticos, Susana y los viejos, Perra mentirosa, Daniela Astor y la caja negra, Clavícula, etcétera, afirmó que, si bien ella lleva más de dos décadas escribiendo sobre estos temas, últimamente "mujeres y hombres hemos tomado conciencia de aquel antiguo mantra feminista que decía 'lo personal es político". "Nos hemos dado cuenta de que lo que ocurre dentro de las casas no es violencia intrafamiliar o doméstica, sino sistémica", y, por tanto, social. "Como vivimos en un sistema capitalista, vales lo que se paga por ti. Y las mujeres en el espacio público somos las pobres, las que tenemos mayor riesgo de exclusión, las que sufrimos mayores tasas de paro... La violencia económica golpea el cuerpo de la mujer y se cristaliza dentro de las casas", agregó Sanz, satisfecha de que el resurgimiento del pensamiento feminista "nos permita volver a decir todas estas cosas e interrelacionar el sistema económico con desigualdades de todo tipo". En ese sentido, "el feminismo puede ser el ariete para alcanzar transformaciones sistémicas", que, sin duda, teme esa "caverna rancia, repugnante" que "nos considera violentas, incómodas". "El óxido del franquismo reverdece de vez en cuando", continuó la escritora.

Resignificando

¿Solos los hombres saben ejercer el poder?

Marta Sanz introdujo un nuevo tema en el debate al afirmar que ella no es feminista para ser Angela Merkel o Condoleezza Rice. "Hay que resignificar el poder, cambiarlo, para crear una sociedad igualitaria". En ese punto, Clara Serra, que en los últimos cinco años ha estado en la primera línea política, primero en Podemos y luego en Más Madrid, contó que se ha enfrentado a "un escenario enormemente masculinizado" hasta en el lenguaje, con consignas como "asaltar el poder" o "máquina de guerra electoral". "Es como si de tomar el poder solo supieran ellos. No he visto nada que les haga sentir más tranquilos a responsables políticos que encerrarse a debatir sobre estrategia en una habitación con otros hombres y sin mujeres", confesó Serra, que en Leonas y zorras postula que "tenemos que dar la pelea por el poder, para cambiarlo, para usarlo de otra manera". "El mundo real está gobernado por hombres y no podemos comprarles el relato. Hay que defender el derecho de las mujeres a ejercer el poder, "e incluso a hacerlo tan mal como los hombres", y "desterrar la maldita virtud femenina que nos persigue". Esa que dice que las mujeres tienen que ser "perfectas, virtuosas y portarse bien", hasta cuando son víctimas. Y si no se muestra ese perfil, se las criminaliza, como ocurrió con la mujer violada en los Sanfermines cuando subió a Facebook una foto con sus amigas.

Para Marta Sanz "no se puede jerarquizar a las víctimas; es perverso". Pero pasa, por eso uno de sus mayores intereses es "reflexionar sobre la realidad y sus representaciones". Y puso el ejemplo del cine del destape y del subgénero del fantaterror español, en el que las mujeres no solo eran víctimas, sino que "se enseñaba su cuerpo a medida que se las despedazaba, y eso provocaba excitación sexual". "Tenemos que ser conscientes de que venimos de esa cultura, de esas representaciones de la mujer; en aquel momento parecían películas transgresoras, pero hay que pensar que salíamos del cerrojazo del franquismo", remarcó Sanz, para quien es preciso hacer "crítica ideológica" de esa herencia, "complementando el lenguaje del opresor con otras voces y miradas muchas veces invisibilizadas". "Como escritora, busco nuevos géneros y códigos más allá de los canónico para expresar situaciones y realidades que nunca se han expresado", compartió.

resto del programa

Horario y lugar. Todas las mesas redondas tendrán lugar en Katakrak a las 19.30 horas.

Hoy. Encuentro entre Luna Miguel y Eva Baltasar a partir de sus obras El funeral de Lolita y Permafrost para conversar sobre lenguaje poético, dimensiones del yo narrativo, exposición de la intimidad, miradas sobre el otro. El debate estará moderado por Teresa López Yoldi.

Mañana. Encuentro entre María Bastarós e Isabel González a partir de sus obras Historia de España contada a las niñas y Mil mamíferos ciegos para dialogar acerca de formas de experimentación en la narrativa, crítica social a través de la literatura, géneros literarios y sus multiplicidades, potencia de los discursos a través de la estética y la estructura. Rocío Wittib ejercerá de moderadora.

Jueves 17. Sabina Urraca y Rosario Villajos debatirán sobre las óperas primas y los nuevos cuestionamientos a partir de sus obras Las niñas prodigio y Ramona. Moderará Leire Escalada.

Jueves 17. Cristina Fallarás y Florencia del Campo hablarán de la memoria individual y colectiva, la elaboración del recuerdo, la autoficción, los lazos familiares y sus ramificaciones emocionales a partir de sus obras Honrarás a tu padre y a tu madre y Madre mía. Moderará Garazi Albizua.

Sábado 18. Taller de creación literaria impartido por Sabina Urraca. En la Sala de Armas de la Ciudadela de 10.00 a 14.00 horas.