Amaia Romero cantará a Marisol en la gala de los Goya "más ambiciosos"

Jaime Cullum, Ana Mena, Rayden y Antonio Banderas, con su espectáculo "Chorus Line", son otros de los nombres que se han avanzado

20.01.2020 | 14:21
Amaia Romero, en Baluarte presentando "Pero no pasa nada".

MADRID. La presencia de Pepa Flores, Goya de Honor 2020, sigue sin estar confirmada en la gala del próximo sábado pero la navarra Amaia, admiradora declarada de Marisol, cantará sus canciones sobre el escenario del Martín Carpena de Málaga, según ha anunciado hoy el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso.

Celia Flores, hija de la que fue niña prodigio del cine español de los sesenta y que a finales de los 80 desapareció voluntariamente de la vida pública, también participará en ese homenaje musical a su madre, una de las actuaciones estelares de la gala de la 34 edición de los Premios Goya.

Jaime Cullum, Ana Mena, Rayden y Antonio Banderas con su espectáculo "Chorus Line" son otros de los nombres que se han avanzado hoy en una rueda de prensa conjunta de Barroso con Silvia Abril y Andreu Buenafuente, que presentarán la ceremonia conjuntamente por segundo año consecutivo.

"Daremos un paso adelante en el mundo visual", ha avanzado Abril. El espacio "gigante" del recinto, un pabellón deportivo que entre otras cosas es la cancha del Unicaja de Málaga, les ha dado alas.

"Ha supuesto un reto creativo, las pantallas serán una parte importante de la escenografía (...), será una caja tecnológica sin precedentes, nos hemos inventado todo un teatro dentro del Carpena", ha dicho Buenafuente, un veterano de los Goya, ya que los ha presentado otras dos veces en solitario, en 2010 y 2011.

Mariano Barroso ha dado los detalles técnicos: hay 350 personas trabajando 24 horas -en tres turnos- para que todo esté listo el sábado noche, un escenario de 580 metros cuadrados, un aforo de 3.500 personas, un techo de 20 toneladas a más de 15 metros de altura y 6.000 metros cuadrados para "la alfombra roja más grande del año".

Sobre la presencia de Pepa Flores, Barroso se ha limitado a señalar que la decisión la tomará ella y que "ya se verá" quien lo recoge. "Se ha debatido mucho sobre la concesión del máximo galardón de la Academia de Cine", ha dicho su presidente y ha recordado que se trata de "un reconocimiento a su trayectoria y lo que representa para todos".

"El premio no se le da para que vaya sino como un reconocimiento", ha insistido. Quienes sí han confirmado su asistencia son prácticamente todos los nominados, encabezados por los internacionales Pedro Almodóvar, Penélope Cruz y Antonio Banderas.

De los políticos, el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, y el de Consumo, Alberto Garzón, además de la líder de Ciudadanos Inés Arrimadas, la directora del ICAA, Beatriz Navas, el presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juan Manuel Moreno, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y consejeros de Cultura de varias comunidades autónomas.

Sobre el tono de la gala, la pareja de presentadores ha dicho que mantendrán su estilo habitual. "No vamos a ser especialmente sarcásticos con nadie, es la fiesta del cine, los espectadores ya conocen nuestro tono, no vamos a dar demasiada caña a nadie pero quien quiera subir a reivindicar algo, que lo haga", ha dicho Abril.

"No hay más líneas rojas que el sentido común y del espectáculo", ha precisado Buenafuente, "tienes que saber quien eres, no hacer algo que no vaya contigo".

Una novedad este año es que se colocarán pantallas en el exterior del recinto y se habilitará un espacio para que los malagueños puedan "vivir de cerca el ambiente" de los Goya.

"De Sevilla nos fuimos con la sensación de que la gente de la calle se quedó con las ganas de ver más", ha justificado Abril, "esperamos que el tiempo nos acompañe".