mirarte

Galerías y gestores culturales, los que más perderán durante esta crisis

El Instituto de Arte Contemporáneo encuesta a sus asociados para conocer el alcance de la situación

24.03.2020 | 01:10

pamplona – El impacto económico a la actividad del sector durante la crisis del COVID-19 se sitúa en dos grandes grupos. Para el 67,7% las pérdidas en términos económicos se sitúan entre los 20.000,00 y 50.000,00 euros, pero existe un grupo del 21,6% para quienes éstas superan los 50.000,00 euros, siendo mayoritariamente este grupo, en un 52,2%, el de las galerías de arte, seguido por un 34,8% de gestores culturales. Estas son las cifras que arroja un informe realizado por el Instituto de Arte Contemporáneo a partir de una encuesta que han contestado 160 de sus 500 asociadas/os.

De las 160 respuestas recibidas a nuestra encuesta, la mayoría de ellas proceden de ciertas ocupaciones, siendo galeristas el 23%, artistas el 20,8%, profesionales de la gestión cultural en diferentes ámbitos el 31,8%, y comisarios el 8,8%, repartiéndose el resto entre críticos de arte, docentes, investigadores, trabajadores de museos y centros de arte y coleccionistas. La situación fiscal de los encuestados se divide en tres grandes grupos, dato también representativo de todo el sector: un 56,8% de trabajadores autónomos, 11,8% de empresarios y 12,2% de trabajadores por cuenta ajena, siendo el resto entre funcionarios, jubilados y trabajadores en baja laboral, con un 4,7% de desempleados. El 8,2% de los encuestados declara que ha sido despedido o ha sufrido un ERE o ERTE desde el comienzo de esta crisis.

A la pregunta sobre qué actividades profesionales se han tenido que cancelar desde el 11 de Marzo, la mayor parte de los participantes ha apuntado más de una actividad cancelada, siendo la mayoría actividades de remuneración inmediata o a corto plazo. El mayor porcentaje, en torno al 50% de los socios encuestados, ha respondido que principalmente se han cancelado exposiciones en galerías de arte, un 42% ha cancelado cursos, talleres y otras actividades docentes, y un 31,3% ha tenido que renunciar a la venta directa de obras de arte, encargos de obra que se han cancelado, así como restauración y conservación de obras de arte, producción editorial, sesiones de fotografía, viajes artísticos y culturales especializados, etcétera. También son mayoritarios, más del 43%, los profesionales que han perdido proyectos de creación, comisariado o investigación, fuera de su ciudad, comunidad autónoma o país, incluidas residencias artísticas y viajes de intercambios curatoriales, en su mayoría dependientes de ayudas y subvenciones públicas y privadas, como veremos más adelante. El 30,6% menciona la cancelación de exposiciones en museos y centros de arte, el 27,8% la cancelación de proyectos curatoriales y casi el 25% la de participación en ferias de arte, incluyendo casos de miembros de comité de selección de ciertas ferias, que también han visto cancelada esta actividad profesional. Otras actividades que se han paralizado durante la última semana están relacionadas con la crítica de arte, consultoría y asesoramiento, creación de contenidos y comunicación.

La impresión general de las personas encuestadas sobre la actual coyuntura es mayoritariamente crítica, llegando al 94,6 quienes consideran que esta situación de crisis puede tener consecuencias graves más allá del medio plazo en su actividad profesional y en nuestro sector. Según datos de los encuestados, el 53,2%, ha participado recientemente o tenían previsto participar en convocatorias de subvenciones y ayudas a la creación y a proyectos de índole artística. De ellos, en más de la mitad de los casos dichas ayudas se han cancelado durante la última semana. Cuando se ha preguntado por el impacto económico de estas cancelaciones, el 66,7 % de los encuestados lo ha situado entre los 20.000 y 40.000 euros de pérdidas. Para el 4,8% de los encuestados, la cancelación de actividades a causa del presente estado de emergencia sanitaria supera los 50.000 euros.

PETICIONES

A corto plazo. Unanimidad en la petición de suspensión de las cuotas de autónomos, y una gran parte pide disminuir el IVA cultural y la adaptación de la fiscalidad a la situación, así como acceso a créditos blandos del ICO.

A largo plazo. Elaboración de un Plan Estratégico de la Cultura y de las Artes y de la Ley de Mecenazgo.