Carlos Vives presenta ‘Cumbiana’ , su nuevo disco

La idea del cantante es rendir homenaje al aporte de los pueblos indígenas de Colombia en la riqueza musical latinoamericana

24.05.2020 | 01:22
Carlos Vives. Foto: Efe

Miami – Carlos Vives presentó el viernes Cumbiana, el disco más experimental de su larga trayectoria en el que, como confesó, rinde un homenaje al aporte de los pueblos indígenas anfibios de Colombia en la riqueza musical latinoamericana gracias a la cumbia, un género que ha viajado por todo el continente.

"Siempre hemos pensado que la alegría de nuestra música viene de nuestros ancestros africanos, pero en realidad, nuestros pueblos indígenas son los que han aportado esa exuberancia a la música latina", explicó Vives, quien lleva años convertido en una especie de antropólogo de los géneros de la región.

Para celebrar y rescatar ese legado histórico, el cantautor decidió enfocarse en la cumbia, un ritmo que, según dijo, nació en el delta del colombiano Río Magdalena, donde aún habitan los descendientes de la etnia del pueblo Tairona. Su civilización floreció en las faldas de la Sierra Nevada de Santa Marta, la ciudad natal de Vives, por lo que ha querido hacer de Cumbiana, precisamente, "su territorio ancestral".

"Imagínate una ciudad como La Habana o San Juan a los pies de una montaña con nieve", sugirió el artista con el orgullo que plasmó en los 10 temas de su nuevo trabajo.

En ese listado aparecen colaboraciones con artistas como Rubén Blades, Alejandro Sanz, Ziggy Marley y Elkin Robinson, pero también artistas inesperados, como Jessie Reyez, una joven cantante que le recomendaron sus hijas.

"Estaba buscando una voz femenina para la canción Hechicera y mis hijas, las dos, me dijeron que tenía que ser Jessie. Yo no la conocía, pero estoy feliz con el resultado. Me impresionó", indicó Vives, quien tiene cuatro hijos. Su hija pequeña, Elena Vives (11 años), precisamente, ayuda a su padre con las voces en varias de las nuevas canciones, entre las que se destaca Rapsodia en La Mayor (Para Elena). La niña canta junto a Vives en francés y demuestra que no solo ha heredado el amor por la música, sino también su deseo por interpretar y entretener.

Pero las huellas femeninas no terminan ahí. La producción ejecutiva del disco está a cargo de su esposa, algo que enternece a Vives hasta el punto de decir que en todos sus años en la música, "jamás había sentido a alguien que estuviera tan interesado y preocupado" de lo que hace. "Eso cambió hasta que conocí a Claudia Helena. Ahora todo es un esfuerzo familiar", dijo.

"He descubierto de mí mismo que veo a la gente que me ayuda con lo que soñé. Como padre, estoy dispuesto a hacer lo que haya que hacer para seguirles pagando y ayudando aunque no haya ingresos como antes", afirmó.