mirarte

Premian a Pablo Guillén por la Capilla de la Pontificia de Salamanca

El Colegio de Arquitectos de EEUU distingue cada año obras realizadas en espacios religiosos de todo el mundo

12.06.2020 | 00:47
Imagen de la intervención llevada a cabo en la capilla. Foto: cedida

pamplona – El Colegio de Arquitectos de Estados Unidos (American Institute of Architects-AIA) ha distinguido la intervención de la Capilla de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), obra del arquitecto Pablo Guillén Llanos, vallisoletano de nacimiento, pero afincado desde hace años en Navarra, con un galardón en la última edición de los Faith&Form International Awards, que premian las mejores obras de arquitectura, diseño litúrgico y arte para espacios religiosos de cualquier fe en todo el mundo.

Se da la circunstancia de que esta es la única obra arquitectónica española galardonada en esta ocasión, un premio merecido a juicio del jurado por "la sencilla elegancia en el uso de materiales naturales, nuevas superficies y exquisitos muebles; el diseño de la iluminación, que eleva el espacio; el arte bien integrado en el diseño, y los detalles que proporcionan calidez y armonía". Asimismo, el grupo de expertos también ha destacado "la usabilidad del espacio y la perfecta acústica que se ha conseguido con la obra realizada".

El proyecto se ha centrado en desarrollar una capilla de uso diario que sirva de apoyo a la iglesia de la Clerecía de Salamanca, con la idea, en palabras de su autor, de realizar una actuación discreta que no destaque frente a lo realmente importante de este espacio santo y sagrado. Bajo el abovedado se ha diseñado una capilla formada por una pieza de piedra natural, con un muro que articula todo el conjunto y recoge en su interior las necesidades de cada uno, así como un zócalo perimetral que organiza el espacio de celebración. El espacio se humaniza con elementos de madera diseñados ad hoc y una celosía que separa la sacristía del vestíbulo. El altar, la sede y el ambón, tratados como elementos exentos del suelo, se han construido con la misma piedra caliza pero con distinto acabado. El retablo se concibe con forma escenográfica con esculturas de Javier Martínez y pinturas de Francisco Orejudo.

noticias de noticiasdenavarra