La navarra, en la Ciudadela

Iseo: "Dar este tipo de conciertos, con menos público, es un regalo"

La navarra actuará el viernes en la Ciudadela, como parada de su pequeña gira acústica en solitario. La cita será a las 21.30 horas y cuenta con todas las entradas vendidas

16.07.2020 | 08:09
La cantante navarra Iseo.

pamplona – Con el título de Back to the roots (de vuelta a las raíces), la navarra Iseo ha emprendido una gira en solitario que el viernes recalará en Iruña. Es éste un tour con el que regresa a un formato acústico, en el que desnudará sus canciones a guitarra y voz. Como hacía antaño, cuando daba sus primeros pasos musicales, antes de que el fenómeno Iseo & Dodosound explotase. "No recordaba cuánto disfrutaba este tipo de conciertos", explica, en vísperas de actuar en casa.

Tras una larga temporada girando con Iseo & Dodosound, ahora emprende una gira en solitario. ¿Es una aventura que surgió fruto del parón en el que se encuentra Iseo & Dodosound de cara a la composición de su tercer disco?

–Realmente la propuesta surgió a raíz del confinamiento, aunque no de mí. Como este año estamos de parón, lo he podido hacer, si no, no podría compatibilizarlo, porque el nivel de gira de Iseo & Dodosound es bastante intensito (risas). Fue una propuesta que llegó y se ha acabado convirtiendo una capsulita de este regreso mío.

¿Qué sensaciones han surgido en este reencuentro con el escenario a solas, tras más de tres años sin actuar en solitario?

–He hecho ya dos conciertos de Barcelona y es todo un viaje. Ha sido algo muy difícil de describir, como una vuelta la pasado, pero no es así, porque estoy muy en el presente... Y todo es distinto, aunque sea volver al formato del origen. Me he visto de nuevo sola en un escenario, controlando todo, toda la energía se concentra en mí, hay diálogo directo con el público. Echaba mucho de menos este formato, pero no me he dado cuenta de ello hasta que di el primer concierto.

Acostumbrada al montaje que suponen las giras con Iseo & Dodosound, a gran escala en todos los sentidos en cuanto a equipo, sonido, luces€ el tener tan sólo la voz y guitarra como armas, es ponerse de alguna una forma un salto sin red.

–Es un tipo de energía muy diferente, más íntimo, recogido, directo€ más desnudo. Es verdad que es algo que he hecho muchísimo en el pasado y he aprendido a estar en el escenario con este formato... Y sí que ligeramente a priori puedes tener más presión, pero a mí me gusta sentirla, porque me refuerza y me hace sentirme más poderosa. Y volver a este lenguaje, me está dando energía.

En ese sentido, tras años de giras a nivel internacional, con conciertos tanto en Europa como en Latinoamérica, llenazos en festivales y salas€ ¿Esta etapa ahora en solitario es una bocanada de aire?

–Sí, puede ser. Me he reencontrado conmigo misma a nivel artístico y eso aporta a nivel creativo a lo que estoy haciendo Dodo –Alberto Iriarte Dodosound–. Supone buscar desde un ángulo diferente la creatividad y eso es un factor positivo y un aliciente para reactivar desde otra manera nuestro proceso de composición del disco que estamos haciendo ahora.

Recientemente publicó la canción El camino, ¿es el adelanto de un próximo disco en solitario, o un single independiente?

–Ya que esta minigira en solitario iba a pillar por sorpresa a mucha gente y al ser algo puntual, me apeteció acompañar la noticia con un single. Y también porque al final, volver a componer con la guitarra ha sido muy bonito. Es como ponerle el lazo al regalo, pero no tanto como que voy a volver a recuperar mi proyecto o embarcarme en un disco, no está en mis planes ni mucho menos el hacer algo así.

De hecho, así lo dice el estribillo del tema: "Quiero que recorras conmigo el camino, sin que nos importe cuál sea el destino".

–Sí, totalmente, ya lo dijo Machado, el camino se hace al andar y es donde realmente tenemos que disfrutar. Muchas veces pensamos que la felicidad está en el destino y nos olvidamos del proceso, porque el objetivo está en llegar, llegar y llegar. Y una vez llegas, no sabes muy bien qué hacer ahí.

¿En qué formato actuarás el viernes en Pamplona?

–Actúo en solitario, no tengo a nadie más en el escenario. Llevo mis dos guitarras de siempre, que han sido las de mis giras de Iseo, que son guitarra acústica y guitarra eléctrica, y también fiel a mis principios, llevo una pedalera que es un looper, en la que grabo bucles, como bien define su nombre. Grabo pequeñas bases o bien pueden ser rítmicas, como un kit de percusión con una cabasa o un shaker, para crear un mínimo de rítmica; o me grabo unos coros que hacen de colchón en alguna canción. Quiero que haya un mínimo de dinámica durante todo el concierto, que al final no sea simplemente voz y guitarra. Es un formato muy sencillo y minimalista y no lo quiero revestir con mucho artificio ni con más integrantes, porque justamente quería despojarme y que fuese un tú a tú, muy desnudo.

De ahí el título de la gira, Back to the roots (vuelta a las raíces), como una declaración de intenciones.

–Sí, me salió así cuando se planteó la gira y no lo pensé más. No es un back to the past, porque no estamos volviendo al pasado. Hay temas de Iseo & Dodosound, porque mis últimos años han sido 100% eso y no puedo despojarme de ello en estos conciertos, no tendría sentido para mí. Sí que vuelvo al origen en el formato.

Además de las canciones de Iseo & Dodosound, ¿cómo ha completado el repertorio?

–Hay de todo: las canciones de Iseo & Dodosound son especiales, porque las he preparado para esta gira y nunca han sonado así y ver la cara de sorpresa de la gente al reconocerlas ha sido muy bonito. Y también tenemos mis temas y siempre dejo un pequeño lugar para una versión, porque es un ejercicio que he disfrutado siempre y creo que la gente también lo hace.

Regresará también a la Ciudadela, donde ya ha actuado, aunque en esta ocasión será un concierto diferente, con un aforo más regulado.

–Tengo que decir que dar este tipo de conciertos, con menos público y de una forma más recogida, para mí por lo menos, es un regalo. Los disfruto muchísimo, pasan muchas cosas que igual ante un público de festival, ante 10.000 personas, no van a surgir. Hay lugares a los que no vas a llegar, porque son códigos muy diferentes. Y que un proyecto crezca y que cada vez se puedan dar conciertos más grandes y numerosos es súper bonito y estamos muy agradecidos, pero no quita para que de vez en cuando hagamos algo más pequeñito, en este caso yo en solitario.

En cuanto a Iseo & Dodosound, tras anunciar que éste sería un año para componer, ¿en qué fase se encuentra el disco, hay fecha marcada?

–No nos hemos puesto fechas, aunque nuestro objetivo es sacar el álbum el año que viene. Ahora estamos en el proceso de crear y de componer, contentos porque estamos avanzando a un buen ritmo y nos gusta dedicarle su tiempo a cada cosa. Por eso decidimos hacer el parón, para dedicarle al proceso creativo el tiempo que se merece. Sí que vamos ya viéndole la cara a las canciones nuevas y es un momento muy mágico cuando vas viendo qué color que toma el disco. Estamos en un momento muy bonito, efervescente también.

Imagino que estas nuevas canciones irán por la senda de exploración musical y no etiqueta que es ya un sello de la banda.

–Sí, tenemos ese espíritu desde el primer día y lo seguimos manteniendo. Cómo acaban sonando las canciones, depende de mucho. Las letras la final va más por los momentos que estemos viviendo, ya no solo como individuos, sino como sociedad, pero los sonidos puede depender de qué estamos escuchando o qué nos apetece probar, pero siempre desde la libertad y un punto genuino, que creo que ahí es donde ocurren las cosas interesantes a la hora de crear. Con esa curiosidad de probar, sin tapujos. Nuestro objetivo siempre ha sido que cualquier canción que publiquemos nos represente como proyecto. Es una de nuestras máximas y así es como un proyecto avanza de una forma constante y sólida.