El dolor y el fracaso

21.09.2020 | 00:55
El dolor y el fracaso

Beber como si no hubiese un mañana para calmar el dolor de la existencia. Es lo que hace Mads Mikkelsen en Druk (Another Round) y lo que lleva haciendo el cantante Shane MacGowan desde que tiene uso de razón, a veces, acompañado por amigos como Johnny Depp hasta acabar a cuatro patas (como en la imagen). Reivindican y viven el alcohol en el día a día como único modo de salir adelante, de atenuar una frustración empaquetada para regalo; el licor como manera de expandir la mente y evadir el cuerpo del cansancio y el malestar; la bebida como única forma de mantener esa conversación que tienes pendiente; varias copas como sustitutivo de la "angustia" de Kierkegaard, como manera de evitar el autorreconocimiento de nuestro fracaso personal, de nuestra realidad como individuos fallidos y, por lo tanto, de nuestra incapacidad de comprender y ser comprendidos.