Carmen Calvo, con CIMA: “Hay que seguir exigiendo discriminación positiva”

El programa CIMA Impulsa, inaugurado ayer, busca la promoción y desarrollo de proyectos escritos por guionistas mujeres

17.02.2021 | 23:40
La vicepresidenta Carmen Calvo (c), ayer en la inauguración de la I Jornada de CIMA Impulsa. Foto: Zipi

madrid – La vicepresidenta primera del Gobierno Carmen Calvo, madrina del programa CIMA Impulsa que busca la promoción y desarrollo de proyectos escritos por guionistas mujeres, pidió ayer que "no se gaste tiempo" en debates estériles: "Hay que seguir exigiendo políticas de discriminación positiva".

"No gastemos tiempo en ello, invirtamos el tiempo en tener recursos económicos, apoyo social e institucional para que las mujeres tengan ideas, hagan guiones, produzcan y dirijan y ocupen todos los espacios donde una sociedad moderna se juega para dónde va", afirmó en el Museo Reina Sofía en Madrid, donde tuvo lugar la I Jornada de CIMA Impulsa.

"El debate no es si son contenidos especiales o diferentes (los de las mujeres), sino tener la posibilidad de meter los contenidos que nos parezcan oportunos", dijo Calvo.

La también ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, no solo apoya a las mujeres cineastas con su presencia en la inauguración de la jornada, sino que ha aceptado ser su madrina y ha prometido que, "desde donde esté y desde donde pueda, echaré siempre una mano". "Y lo hago con la convicción profunda de mujer y ciudadana de saber que la democracia se la juega si es capaz de evolucionar hacia ese terreno que hace muchos años que trazó el feminismo".

En este sentido, Calvo recordó que, siendo ministra de Cultura, se desvivía por poner negro sobre blanco la necesidad de la discriminación positiva hacia la mujer, "solo sea –señaló– porque estamos infrarrepresentadas en cualquier cosa en la que queremos decir algo". "El estado está lleno de cuotas, pero las únicas cuotas que se cuestionan son las que afectan a la protección de los derechos de las mujeres", manifestó.

Y en el mismo sentido advirtió de que, en su opinión, "la única manera de remover obstáculos es intervenir (...), porque eso no se puede dejar al albur de que el tiempo lo resuelva, porque el tiempo no lo resuelve: lo deja igual o incluso lo agudiza". Calvo reveló además que "el consuelo más grande" que tiene en los ratos que logra robar al trabajo para descansar es "meterme en un cine, con mi mascarilla. Y me parece que, cuando salgo, salgo con la energía recompuesta para continuar", dando un espaldarazo a la industria del cine que tanto necesita la asistencia del público.

Esta I jornada de CIMA Impulsa, que cuenta con la presidenta de la asociación de cineastas españolas, Cristina Andréu, y con la directora del nuevo programa, Nieves Maroto, a la cabeza, tuvo además como invitada a la exministra de Cultura y presidenta del Patronato del Museo Nacional de Arte Reina Sofía, Ángeles González-Sinde.

Como ponente, la directora del ICAA, Beatriz Navas, abundó en la teoría de Calvo e insistió en que "se necesitan políticas decididas de refuerzo". También subrayó del programa CIMA Impulsa lo "fundamental de las ayudas en las primeras fases de los proyectos".

Agradeció que se propongan con claridad proyectos en los que pueda participar la administración y valoró el trabajo público/privado de la iniciativa de CIMA, resaltando el esfuerzo de Netflix, patrocinador de la idea, porque esto hace posible que "se haga más" en favor del desarrollo de las propuestas de mujeres.