Rafael Moneo: "La pandemia no nos hará construir nuevas ciudades, sino mejores"

El arquitecto tudelano Rafael Moneo recibirá el próximo sábado el León de Oro a la carrera en la XVII Bienal de Arquitectura de Venecia

19.05.2021 | 12:08
Rafael Moneo, arquitecto.

La pandemia ha cambiado nuestras vidas, pero no creará nuevas ciudades, sino que animará a mejorar las actuales, "para que las casas sean algo más que dormitorios", dice el arquitecto tudelano Rafael Moneo, que recibirá el próximo sábado el León de Oro a la carrera en la XVII Bienal de Arquitectura de Venecia.

"Puede que la pandemia nos haya llevado a modificar nuestros hábitos y nuestras formas de vida, pero no se deduce de esto que nos deba llevar radicalmente a otro tipo de ciudad", afirma el ganador del premio Pritzker en 1996, en una entrevista con Efe.

"Nos debe animar a construir una ciudad mejor para que en otro confinamiento tengamos más contacto con el exterior y valoremos más nuestras casas, para que sean algo más que dormitorios", explica.

La Bienal tendría que haberse celebrado el pasado año, pero fue aplazada por la pandemia, y el sábado abrirá sus puertas al público para ofrecer, hasta el 21 de noviembre, las propuestas internacionales de unos 60 países y otros eventos colaterales de organizaciones e instituciones sin ánimo de lucro.

Moneo será galardonado en la ceremonia de inauguración con el León de Oro a la carrera, un reconocimiento a su larga y fructífera trayectoria que él recibe con "alegría y agradecimiento".

"Es una alegría porque Venecia y la Bienal han estado muy presentes en mi vida como arquitecto y lo han recibido también colegas a los que admiro y que han sido para mí como hermanos mayores", apunta.

MEJORAR LAS CIUDADES

La Bienal lleva por título "How will we live together?" ("Cómo viviremos juntos?") y, según Moneo, solo hay una forma: "Quien ame las ciudades y la vida en la ciudad tendrá una imagen de cómo vivir conjuntamente, que es construyendo la ciudad. Se podría decir que viviremos juntos construyendo la ciudad".

El título se pensó antes de que estallara la pandemia, pero resulta de especial actualidad: ¿Cómo serán las ciudades postpandemia?, ¿afectará el coronavirus a la construcción de futuros edificios?, ¿apostará la arquitectura por espacios amplios y ciudades con jardines?, ¿el teletrabajo ha llegado para quedarse?

Este arquitecto, pero también docente, teórico y crítico nacido en Tudela en 1937 y autor de proyectos como el de la ampliación del Museo del Prado, vaticina a Efe que no habrá "ciudades radicalmente diversas", sino que las sociedades irán recuperando "la vida de antes", aunque innegablemente con ciertos cambios.

"La pandemia ha cambiado cosas, ha acelerado la vida a través de todos estos nuevos medios de comunicación, la sensación de que se puede vivir lejos de lo que antes se entendía como lugar de trabajo", concede.

"Qué duda cabe que poder trabajar en una casa con jardín es satisfactorio para el que prefiera el campo a la ciudad, pero tampoco se puede pensar en las ciudades como una ciudad jardín, una propuesta urbana de finales del siglo XIX y principios del XX que seguramente ha ofrecido formas de vida suburbanas gratas", pero que también se ha demostrado costosa.

"Las casas grandes facilitan la vida confinada, pero no olvidemos que toda construcción tiene un impacto técnico y económico", subraya.

Moneo descarta que la arquitectura vaya a apostar solo por espacios más grandes y dice que "sería un despilfarro que los despachos públicos se multiplicaran por dos para mantener las distancias".

"Por otro lado, las distancias también suprimen una proximidad grata, nos gusta sentir la proximidad de los otros", justifica.

¿CIUDADES SOSTENIBLES?

La crisis climática y el debate sobre cómo construir un mundo más sostenible también se traslada a la arquitectura, sin embargo, Moneo es escéptico sobre si las sociedades modernas vivirán en un mundo cuidadoso con la Naturaleza.

A medida que hemos incorporado la tecnología a nuestras vidas, "nos hemos olvidado de proteger el medio ambiente: a la gente le cuesta vivir sin aire acondicionado. ¡Cuánto cuesta el mundo tan artificioso en el que nos hemos acostumbrado a vivir! Es un mundo que difícilmente recuerda ese respeto por la Naturaleza", lamenta.

Una atención que sí muestran las llamadas "culturas primitivas", que "han tenido mucha más conciencia de lo ecológico".

"A veces, para parecer más ecológicos hacemos construcciones que necesitan operaciones que no se pueden considerar ecológicas", apunta, al tiempo que ve "una solución difícil" a las ciudades contemporáneas.

Moneo ha sido premiado con reconocimientos como la Medalla de Oro del Real Instituto de Arquitectos Británicos (2003) o el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (2013), entre otros.

Algunas de sus obras más conocidas son la transformación del Palacio de Villahermosa en Museo Thyssen-Bornemisza (1989-92), la Fundación Pilar y Joan Miró en Palma de Mallorca (1987-1992), el Edificio Diagonal de Barcelona (en colaboración con Manuel de Solá-Morales, 1988-1993) y los Museos de Arte y Arquitectura Moderna de Estocolmo, Suecia (1994-98).
noticias de noticiasdenavarra