Ciclonautas: "La etiqueta de desert rock, por ser más ambiental, quizá nos unifique"

29.05.2021 | 01:11
Ciclonautas: "La etiqueta de desert rock, por ser más ambiental, quizá nos unifique"

La banda acaba de publicar su tercer disco, 'Camping del hastío' (El Dromedario Records), y este fin de semana comienzan su gira en Vitoria, con todo vendido

Ciclonautas está de vuelta. La banda hispano-argentina, afincada en Navarra, acaba de editar su tercer compacto, Camping del hastío (El Dromedario Records). Un disco de once contundentes temas en el que el trío que conforman Mai, Alén y Txo, consolida su rock.

¿Cuál fue el motor de este viaje compositivo, que os llevó a dar forma este disco con un océano de por medio, en Santa Fe (Argentina), allá por enero y febrero de 2020?

–Alén: Habíamos terminado la gira del anterior disco justamente allí. Mai hizo las canciones allí, nosotros nos quedamos con ganas y estuvimos pensando que íbamos a estar muy a gusto para preparar el disco y a tener tiempo de todo: de convivencia, de vacaciones, de poder estar al aire libre... Una gozada y así fue.

Y después, sólo un mes más tarde, en marzo se para el mundo con una pandemia mundial. ¿Cómo afectó a la hoja de ruta de Ciclonautas?

–Alén: Para empezar, queríamos haber iniciado la gira en noviembre y en Argentina y haber sacado el disco... Se tuvo que cancelar todo. También tuvimos suerte, como vinimos con el disco estructurado ya, tampoco fue tan traumático. Teníamos que arreglar canciones, pero teníamos algo hecho sobre lo que tocar. La encerrona ha sido la típica incomodidad que nos ha generado a todos, buscarnos la vida para poder ensayar y entramos a grabar en julio.

Camping del hastío es el título de este tercer disco y bien podría ser una definición del momento actual. ¿Hablamos de una premonición?

–Mai: Soy vidente (risas). Fue una coincidencia, una canción que estaba dentro del disco, tenía el título y con todo este quilombo, pensamos que era el nombre más apropiado.

–Alén: Además en esa canción hay una frase que dice "murió el tiempo al vivir", que es lo que nos ha pasado a todos, que nos han metido en nuestro camping a cada uno sin poder salir y se nos ha muerto el tiempo. Ósea que sí es un poco premonición.

El tema también dice que sopla viento senil en este camping, pero, ¿hay también un rayo de fe en la tormenta, como dice la letra?

–Alén: El único rayo de fe que existe son las vacunas, digan lo que digan los Illuminati. Creo que el único rayo de esperanza es que nos pongan las vacunas y que podamos todos ir a ver a la gente que queremos, a salir a tocar, a abrazarnos...

–Mai: Yo por abrazar a mi vieja, me meto cualquier hostia.

En la nota de prensa, definen su propuesta musical como un "rock crudo y luminoso". ¿Están de acuerdo con esta etiqueta?

–Alén: Las etiquetas no nos encajan bien, pero tenemos que aceptarlas. No podemos pretender que la gente vea nuestra música como la vemos nosotros. Si dicen que es un rock crudo y luminoso, en cierta manera puede estar bien. Sí, es cierto, hacemos un rock crudo. ¿Luminoso? En algunos aspectos, otros nos dicen que somos muy oscuros. Para la gente que ve el rock mucho más limpio, seremos oscuros... Por eso las etiquetas dan igual, depende del punto de vista con que lo mires y sabemos que es difícil opinar, cada uno tiene sus gustos. Kutxi dice siempre que hay dos tipos de música: la que te gusta y la que no.

–Mai: Aparte las canciones se van formando ellas mismas en su propio sonido, uno no es consciente de querer generar un solo estilo o concepto musical. Las canciones van agarrando su propia vida. Somos de mezclar varios estilos, pero tratando de hacerlo lo más homogéneo posible.

¿Es este el disco más stoner de Ciclonautas?

–Mai: Sí, es por un sonido particular, o porque los tríos, las distorsiones... La pesadez, la densidad del disco... Pero hay otras canciones que están dentro de otros colores. Donde se pueden comparar las cosas es en el estudio, cuando uno empieza a experimentar, a buscar sonidos, distorsiones, efectos, sintes... Ahí empiezan a venir esas comparaciones, hasta ese momento no, van por libre, con una estructura y una base que es el rock.

–Alén: Hay una etiqueta que la han empleado varios medios y también Spotify y es desert rock. Me hizo gracia porque al no predecir musicalmente el estilo que hacemos y por ser más ambiental, quizá nos unifique.

–Mai: Aparte uno no descarta volver a su folclore argentino.

Sí que podríamos decir quizá que el juego de la intensidad y el clímax en cada tema es ya uno de sus sellos.

–Mai. Sí, eso lo hemos hablado. Nos hemos dado cuenta que nos gusta generar esa clase de clímax, o de descanso (risas). Sí, se generan clímax porque primero eso nos incentiva, nos gusta a los tres, y sale sin forzarlo.

¿Se ha buscado de alguna forma que este disco sea más directo y accesible en la escucha, del menos es más?

–Mai: Sí, puede ser. Teníamos la experiencia de los dos discos anteriores, que fueron muy a corazón y espontáneos, hasta con ansiedad, entonces esta vez se maceró más la cosa y se freno. Quizá por la parte del tiempo y por la experiencia, de darle otra vuelta más a los otros trabajos que habíamos hecho... No cambiar el estilo, pero dando un paso más en la evolución.

–Alén: Hablábamos continuamente los tres de simplificar y de resolver las cosas de una manera más sencilla y tratar de dar el mismo mensaje, pero de una manera más claro.

¿Qué papel han jugado Iñaki Llarena y Leyre Aranguren en la producción, grabación y mezcla de los temas en los estudios Aberin?

–Alén: Como siempre una gozada. Leyre ya nos sorprendió en el anterior disco con sus habilidades a los mandos, pero esta vez nos ha sorprendido con los coros. Y luego Iñaki es muy responsable de que podamos llegar a hacer los sonidos que queremos, porque él piensa en sonido y te ofrece opciones. Cuando Mariano quiere algo, Iñaki le entiende y eso es muy difícil. Es responsable de que logremos tener un sonido contemporáneo.

–Mai: Sí, aparte estuvimos más tiempo con Iñaki y él se empapó más de los temas, tuvo más tiempo para masticarlos y entender por donde íbamos. No cometimos esa estupidez de poner una fecha a un disco, que en realidad las fechas pasan y los discos quedan y muchas veces nosotros pecamos de querer sacar las cosas por ansiedad o por no se qué.

Ciclonautas es una propuesta que tiene largo tirón al otro lado del charco. Y ahora, en tiempos en los que viajar se antoja complicado, ¿se está trabajando para poder presentar el disco en Sudamérica?

–Alén: Vamos a empezar a girar por aquí pero estamos trabajando allí. Todos los días hacemos una o dos entrevistas para Latinoamérica, el single Bombo Sicario ha funcionado muy bien allí y ha entrado como en 12 playlists muy grandes. Creo que es natural por tema de idioma y de cultura, que nuestro cantante argentino haga que nuestro grupo sea muy argentino y vamos a tener que ir a allí. Buenos Aires ya ha superado a Madrid en oyentes en Spotify, por ejemplo.

"Las canciones agarran

su propia vida. Somos de mezclar estilos, pero tratando de hacerlo lo más homogéneo"

"Los anteriores discos fueron muy a corazón,

hasta con ansiedad, este

se ha macerado más"

"Nuestro grupo es muy argentino; Buenos Aires

ya ha superado a Madrid

en oyentes en Spotify"


noticias de noticiasdenavarra