Música

Que me ahorquen si no son un grupazo

15.03.2022 | 00:23

CONCIERTO DE JON & SWISS KNIFE

Fecha: 04/03/2022. Lugar: Zentral. Incidencias: Muy buena entrada. Jo and Swiss Knife son: David Lotero el Loco al contrabajo, Javi Aramendía Long J en guitarras y banjo, Iñigo Vidaurre Billy the kid en violín y mandolina, Aritz Sardina Swiss Knife en percusiones varias, Jose Monreal Jo en mandolina, guitarra, banjolele y merlín.

había muchas ganas de concierto y, con bastante antelación sobre el horario previsto, la sala Zentral ya estaba prácticamente llena de público. En las primeras filas, AdriTR, Dase, Debon y Ghost, miembros de Team Rockers, hicieron sus virguerías de break dance mientras, desde el escenario, DJ Reimy pinchaba la música adecuada para que la parroquia fuese entrando en materia. Finalmente se retiró el telón del escenario y comenzó la actuación de Jo and Swiss Knife al ritmo del When Johnny comes marching home, perfecto anticipo de lo que nos íbamos a encontrar durante las casi dos horas posteriores. Una fiesta feliz y bailable a base de ritmos y sonidos de raíz estadounidense. Comenzaron con The band is back, un tema que iba al pelo de lo que se estaba viviendo, pues, como dice su título, la banda está de vuelta. Se trataba de una canción lanzada el mes pasado a las redes en la que el grupo contaba con la colaboración de Ahikar Azcona, conocido actor de La casa de papel, y que será una de las siete que verán la luz a lo largo de este 2022 (semanas atrás ya habían hecho pública su versión Lovin' in my baby's eyes, de Taj Mahal). Después llegó un puñado de animadas canciones, tales como Good times, Crown of daisies, Father, sobre un hombre al que fusilaron en dos ocasiones (y las dos logró escapar), o Seein' double, de su primer álbum, aquel Music from small pink, de 2016.

En todos los cortes iban dejando bien patente su inconfundible estilo country, folk y bluegrass, esa forma de tocar que tan bien manejan y que les confiere su personalidad y sello distintivo como grupo. El violín y el banjo, imprescindibles para una propuesta como la suya, lideraron al combo en I loved you so I leave you, una canción que habla sobre dejar marchar a una persona. En la siguiente, los rudos granjeros que llevan dentro volvieron a adueñarse del escenario en la acalorada Haitin' is alright, en la que fueron las guitarras, el contrabajo y la percusión las que marcaron la pauta. Llegó entonces la primera colaboración, a cargo de Alberto Isaba y Xabi Bandini, de Kerobia (grupo que, por cierto, también actuará en abril en Zentral). No fue la única vez que compartieron escenario. Claudia Rodríguez, de Goxua'n salsa bordó una sorprendente y acertadísima revisión country del Dancing queen de ABBA; Konejo Eseberri, Julen Leuza, Jon Osés y David Lanz, de Los Zopilotes Txirriaos, se merendaron con sus metales y mucha actitud una avasalladora versión del No es extraño que tú estés loca por mí, de Burning.

Fueron las guindas a un pastel que el quinteto había cocinado con enorme éxito. Hubo momentos ciertamente desenfrenados, especialmente aquellos en los que se escoraban hacia el folk irlandés, y otros en los que hicieron enmudecer la sala, como en That's the way, que tocaron desenchufados en medio de un respetuoso silencio. El público disfrutó de lo lindo. Fue una noche magnífica, maldita sea. Que me ahorquen si no son un grupazo.

noticias de noticiasdenavarra