Alejo: "Me estaría poniendo a mí mismo la zancadilla si hiciese una canción sin sentirla de verdad"

El músico tudelano debuta en solitario con el disco 'La fiesta era para otros', disponible en todas las plataformas digitales a partir de este viernes

20.04.2022 | 21:01
Alejo: "Me estaría poniendo a mí mismo la zancadilla si hiciese una canción sin sentirla de verdad"

Tras un puñado de años capitaneando la banda Con X The Banjo, el navarro Alejo Huerta (Tudela, 1992) debuta en solitario con el disco La fiesta era para otros, que verá la luz este viernes 22 de abril. Y es una colección de diez canciones que, dice, beben de la melancolía -que no tristeza- y que respiran rock, blues, pop y también verdad.  

Este álbum es el inicio del vuelo de Alejo, pero también el adiós de su anterior banda, Con X The Banjo, tras siete años de trayectoria. ¿Qué impulsó este salto?
–No se me ocurrió de primeras, surgió la oportunidad y tiré para delante, con las consecuencias tanto positivas como negativas, porque una carrera en solitario implica que cuando salen las cosas bien, todo va para ti, pero cuando salen mal, también. Tampoco quiero pensar en el fin de Con X The Banjo, sino que la vida te va llevando por caminos y ahora he continuado por este. Me parece feo pensar en el fin de algo porque Germán continúa conmigo, pero Luis y Andoni son súper amigos y lo que hemos hecho hasta ahora queda para todos nuestros recuerdos, o sea que tampoco es el fin.

De hecho, todos los miembros de la banda participaron en la grabación del disco, pero dos de ellos no forman parte de proyecto de Alejo, ¿por qué?
–Fueron decisiones personales de cada uno. Ellos grabaron el disco, con las bases y batería, bajo y guitarra rítmicas y fue guay. Ha sido decisión suya no continuar, pero está todo bien y somos muy amigos, la música nos ha unido un montón de años y no digo que en un futuro no deje de hacerlo.

Precisamente algunas de las canciones que encontramos en 'La fiesta era para otros' ya se habían podido escuchar en alguno de los conciertos de Con X The Banjo. ¿Bajo qué criterio ha elegido los diez temas dan forma al disco?
–Compuse bastantes canciones y sí que hay una parte que ya estaban compuestas cuando estaba en Con X The Banjo, pero es lógico porque en el grupo yo era compositor también... Entonces la forma de trabajar ha sido la misma y he ido haciendo canciones, aunque igual han ido a otro sitio porque es diferente el sonido que puede tener una banda al que puede tener un artista. Para seleccionar los diez temas nos sentamos con Ramiro –productor del disco–, le entregué muchas canciones e intentamos buscar las diez que mejor representaban al Alejo de ese momento, buscando variedad de estilo.

¿Y cómo es el Alejo que encontramos en 'La fiesta era para otros'?
–Es un tipo de canción que venía tiempo trabajando desde antes, dentro de un proceso lógico de ir aprendiendo, y hemos utilizado influencias que antes igual no utilizaba tanto. Por ejemplo, soy fan del rock y blues de los 50 y 70 y eso estaba muy marcado en la música que estaba haciendo, pero ahora también hemos intentado utilizar cosas de Bowie, de Wilco... A nivel de textos he tenido la suerte de que he escrito un montón y he vuelto a tratar los temas que suelo tratar siempre, pero con una perspectiva más madura y con más recursos.

¿Qué temas son esos?
–La vida de un chaval joven normal. La perspectiva con la que veo mis relaciones personales, cosas que pasan alrededor y que me afectan€ Nadie se va a encontrar un tratado de filosofía moderna, sino que intento explicar lo que me pasa en la música. Y lo hago muchas veces para analizarme y otras para entender cosas que pasan y que igual no soy capaz de expresar con sentimientos. Sin querer, a veces también me sale una vena social, que no es buscada sino que va por lo que puedo ir viendo y me emociona o me duele. También soy una persona a la que le gusta imaginar y como no soy Elvis Presley y no me pasan cosas súper flipantes todo el rato, también meto un punto de ficción para alejarlo de mi vida privada y no contar todo lo que me pasa en mi entorno.

Y la literatura es también parte protagonista de las letras, como ese "cuando las campanas doblen por ti" que escuchamos en 'Reina Republicana' en referencia a Hemingway.
–Claro, en casa no tengo televisión y mi tiempo libre lo paso tocando y escuchando música o leyendo. No me considero un gran literato ni mucho menos, pero me encanta leer y creo que se ve reflejado en la música. Está ese caso de Hemingway o por ejemplo otra canción, Hojarasca, está relacionada con Gabriel García Márquez aunque no tiene nada que ver con el libro, sino un trocito del prólogo que me pareció muy bonito. En todas se puede encontrar influencias de la literatura que suelo consumir, me encanta leer y creo que para toda la gente que hacemos canciones es fundamental leer. Cuando una persona se enfrenta a escribir para mostrar sus sentimientos, tiene que entender cómo lo ha hecho el resto y buscar su estilo en base a escritores, poetas o incluso directores de cine, porque los guiones también son textos.

Ha comentado que la melancolía es el nexo entre estas diez canciones. ¿Alejo es de esos tipos que contradice a Sabina y sí trata de volver a los lugares donde uno fue feliz?
–Volver al barrio de la alegría (risas). Bueno, mi forma de escribir está bastante ligada a cuando estoy mal, aunque sea súper manido porque lo han dicho muchos artistas. A ese momento que estoy más movido y no tiene por qué ser tristeza, puedes estar melancólico y ser un sentimiento positivo... Por suerte o desgracia, cuando estoy súper feliz no me sale sentarme a escribir y que algo que me guste. Es fundamental que cuando tú estés escribiendo te lo creas y hacer una canción no es algo complicado, puedes seguir un patrón... Pero que esa frase que has escrito te remueva€ eso lo encuentro más en la melancolía que igual en la euforia. La euforia es en los conciertos (risas).

El tema que cierra el disco, 'Sangre al cantar', bien podría ser una declaración de intenciones. ¿Sin sangre y sin corazón no hay canciones ni música, al menos para Alejo?
–Viene a decir que lo que cuentas, lo cuentas porque es de verdad y porque tiene que haber un punto no de dolor, pero sí de sinceridad. Al escupir sangre cuando cantas me parece que estás contando mucho de tu verdad porque tienes una herida y es lo que está saliendo al cantar. Y como dice el tema, aunque el resto no crea en mí, yo lo que cuento lo siento de corazón. Es fundamental, no sabría hacer una canción si no la sintiera de verdad. Por eso nunca he dejado que me metan mano en las letras de las canciones o lo que tengo que grabar porque sería estúpido y me estaría poniendo la zancadilla a mí mismo.

El 14 de mayo presentará este trabajo en la sala Cadavra de Madrid, pero, ¿cuándo habrá una fecha en directo por casa?
–El 24 de junio estaríamos en el festival Mugacu en Viana y después de sacar el disco, tenemos varias fechas para ir publicando. En Navarra estaremos quizá ya de cara a septiembre, los planes son tocar aquí porque es mi casa y tengo un montón de ganas Navarra porque es mi casa y tengo un montón de ganas, pero quiero ir a más sitios porque también es importante.

¿En qué formato va a girar y quiénes le van a acompañar en los directos de esta gira de presentación?
–La idea es hacer la mayoría de conciertos –mientras nos lo podamos permitir y el sitio lo pueda aceptar– con la banda al completo: Germán San Martín al teclado; Andoni García a la guitarra eléctrica; Cristian Cornago al bajo y a los coros; y Javier Barbería a la batería. Será el formato eléctrico y el que intentaremos mantener en la mayoría de conciertos, pero también tendremos un formato acústico reducido a tres para hacer otro tipo de conciertos en los sitios que igual sea más complicado ir los cinco.

noticias de noticiasdenavarra