televisión

De Évole a Gonzo, ‘Salvados’

Évole comenzó siendo 'El follonero' y ha dado la vuelta a su perfil convirtiéndose en uno de los periodistas de referencia.

09.02.2020 | 07:14
Gonzo, colaborador de ‘El intermedio’, llevará las riendas de ‘Salvados’ la próxima temporada.

Évole comenzó siendo 'El follonero' y ha dado la vuelta a su perfil convirtiéndose en un periodista de referencia.

días después de comunicarse la renovación de Salvados y un nuevo proyecto para Jordi Évole en La Sexta, el periodista catalán anuncia que deja de presentar el programa que le ha situado como uno de los mejores periodistas televisivos a la hora de entrevistar y presentar reportajes de corte social. Hoy será su último día en el espacio dominical de la cadena tras once años seguidos. Pasa los trastos a Gonzo, colaborador de El intermedio, quien tiene una tarea difícil ante sí, porque las comparaciones son tan odiosas como injustas, pero existen.

Jordi Évole tocó el techo periodístico cuando el 31 de marzo entrevistó al Papa, algo que había perseguido desde hace tres años y que finalmente consiguió. Según ha contado él mismo, le confesó al pontífice que iba a dejar Salvados y le pidió consejo sobre el tema.

Confesión con el papa Esa parte de la conversación que no se emitió en su día estará presente en el programa de hoy, aunque el contenido general del programa vaya por otros derroteros. En este fragmento, el periodista catalán señala que entendía que se había cerrado su tiempo en la noche de los domingos de la cadena y que pensaba irse de un programa que le ha dado muchas satisfacciones.

Otro de los momentos que sedujo a una parte muy importante de los espectadores dominicales fue la entrevista que realizó a Nicolás Maduro en febrero de este año y también rompió los audímetros.

Jordi Évole señaló hace unos meses a DNA que "Salvados podría acercarse a lo que él soñaba cuando estudiaba Periodismo en la facultad". Se sentía muy orgulloso de haber conseguido entrevistas que parecían fuera del alcance de la televisión y haber sacado los colores a poderes públicos y empresariales con sus reportajes.

Cartas boca arriba Uno de sus enfrentamientos más duros fue con las empresas eléctricas y durante un tiempo pensó que la presión que podían ejercer en el grupo Atresmedia pudiera terminar con el programa. Évole ha conseguido que este espacio sea uno de los más influyentes de la televisión y ante el que han temblado muchos políticos y empresarios cuando han sido objeto de la atención de Évole. Al periodista catalán nunca le ha importado poner las cartas sobre la mesa: "En cualquiera de los temas que hemos abordado siempre hemos dado la palabra a todas las partes implicadas, lo que ocurre es que en ocasiones no todas han aceptado el reto", señala.

Un reto difícil Ahora le toca a Gonzo tomar el testigo y lidiar con los índices de audiencia, aunque por detrás siempre estará Jordi Évole por ser el dueño de la productora que realiza Salvados. El relevo se hará la próxima temporada y el nuevo presentador recoge un programa con músculo y en plena forma. Es un periodista muy interesado en los temas sociales y recientemente saltó al prime time de La Sexta con un documental, Detrás el muro. Un trabajo que mostraba con toda la crudeza cómo es la vida en Centroamérica y las razones que tienen sus habitantes para emigrar a Estados Unidos.

Lleva cerca mucho tiempo en el grupo Atresmedia y ha demostrado su eficacia en solitario en diversas ocasiones, como el espacio El método Gonzo. Trabaja en El intermedio desde 2010 y también ha realizado para Antena 3 documentales sobre el 60 aniversario de las bombas que cayeron en Palomares (Almería) y el Valle de los Caídos.

La próxima temporada de Salvados estará en sus manos y marcará el rumbo de un programa que durante cerca de 300 semanas ha ido ganando en audiencia, prestigio y popularidad. Gonzo es un periodista curtido en la pelea de la calle y con una gran sensibilidad por los temas sociales. Su escuela fue Caiga quien caiga y a él se acercan hasta los políticos a los que las cámaras, sobre todo si son de La Sexta, les producen sarpullido. Tiene carisma, es tranquilo y tiene un punto de humor que desgrasa las noticias más tensas que depara la actualidad.

El último día Jordi Évole ha elegido para romper su vínculo con Salvados un tema muy evocador y que le devuelve a sus orígenes. Bajo el nombre de El barrio, el periodista se traslada esta noche hasta Sant Ildefons en Cornellà, lugar en el que nació y pasó su infancia y parte de su juventud. Hablará con los vecinos, algunos le han visto crecer en lo personal y en lo profesional. Hará un retrato de cómo ha cambiado ese lugar donde él tiene enterrados tantos recuerdos en las últimas décadas y hará una fotografía de lo que puede ser su futuro.

Una TEMPORADA DE ÉXITO No es la primera vez que Évole hace un reportaje sobre el barrio. Cuando tenía 9 años, ayudado por su padre y un amigo de éste, ya hizo un documental en Sant Ildefons. En el programa de esta noche se mezclarán esas imágenes registradas hace casi 35 años con las rodadas expresamente para este último programa de la temporada. En esta temporada, han sido precisamente sus exclusivas internacionales como Francisco (4.107.000 espectadores y 21% de cuota), y Ultimátum a Maduro (3.545.000 y 18,5%), emitidas, en marzo y febrero de este año, respectivamente, las más seguidas y también entre las más vistas de su historia. La scoop del Papa es, además, la emisión de un programa más vista en la historia del diferido con más 518.000 espectadores a través de este consumo hasta lograr un total de 4.625.000 seguidores.

En estos once años, Salvados se ha convertido en uno de los espacios periodísticos de referencia, no solo de La Sexta, sino del panorama televisivo estatal. Sus programas, con un fuerte contenido social y político, han congregado cada domingo a millones de espectadores durante sus casi 300 ediciones.