Listos para rodar de nuevo

asobal el helvetia retoma este sábado en anaitasuna (16.15 horas, ‘etb 1’) la liga asobal con un derbi ante el bidasoa, donde se prevé un gran ambiente con comida de hermandad previa incluida

08.02.2020 | 17:26
La plantilla y el cuerpo técnico del Helvetia, en el entrenamiento vespertino del jueves en el escenario del partido, el pabellón Anaitasuna.

pamplona - Hace mes y medio largo que la Liga Asobal se despidió de La Catedral, que la primera vuelta de la competición doméstica puso fin y dio paso al parón navideño y al posterior Mundial de Alemania y Dinamarca. Concluido todo ello, toca volver a vestirse de corto, ataviarse con la equipación de gala y saltar de nuevo a la cancha. El Helvetia lo hará esta tarde en su pista (16.15 horas, retransmitido por ETB 1) en un partido especial: el derbi que le medirá al Bidasoa Irun.

Será un encuentro con muchos alicientes. El primero, comprobar cómo responde el Helvetia tras este tiempo sin competición -a excepción de los tres amistosos-. A pesar de la derrota en la pista del BM Logroño, los navarros finalizaron el primer tramo de Liga en clara progresión, tanto en juego como en resultados, sumando 9 de los últimos 14 puntos disputados. El segundo, ver de nuevo en la pista a Mikel Aguirrezabalaga tras los cinco meses que ha permanecido recuperándose de su grave lesión en el peroné izquierdo. El lateral guipuzcoano ya reapareció hace una semana, en el amistoso en Noáin ante el Bada Huesca, probando sus primeros minutos.

Un aliciente más estará en el propio rival, en presenciar un partido ante uno de los equipos revelación de la temporada, cuya regularidad le ha llevado a situarse segundo en la tabla con 19 puntos -nueve victorias, un empate y cinco derrotas-, sólo superado por el líder Barcelona Lassa. Y, finalmente, al tratarse de un derbi, uno de los atractivos será el propio ambiente. Desde el club que dirige Gurutz Aginagalde se han programado viajes a Pamplona, la proximidad con la capital navarra atraerá con seguridad a un nutrido grupo de aficionados irundarras, con quienes se ha organizado una comida de hermandad previa que se celebrará en la Sociedad Anaitasuna. El número de inscripciones ayer rondaba las 150.

ceretta es duda La buena noticia para el Helvetia, sin duda, es poder recuperar a Aguirrezabalaga para esta segunda vuelta. Raúl Nantes, tras la disputa del Mundial con Brasil y con apenas unos días de descanso, también será de la partida de Iñaki Aniz. La duda para el técnico navarro estará en el lateral derecho, ya que el brasileño Gabriel Ceretta arrastra molestias musculares y hoy mismo se valorará si está en disposición de jugar o no.

Por parte del Bidasoa, su entrenador Jacobo Cuétara recupera al lateral izquierdo francés Rudy Seri, que en la ida le endosó 9 goles al Helvetia en el Artaleku -perdieron los navarros 26-24-; y no podrá contar de nuevo con Adrián Crowley, lesionado para un largo tiempo de un hombro.

Iñaki Aniz, técnico del Helvetia, prevé un derbi "atractivo, de mucha emoción, entrega y de dejarse la vida todo el mundo". "El Bidasoa es un gran rival, la revelación de la Liga", añade, con una "mentalidad" que le da "un plus para atreverse a hacer de todo" y "con una primera línea extraordinaria". El preparador navarro advierte de que las primeras jornadas "son determinantes para lo que puede ser el devenir de la segunda vuelta". "El equipo está bien, va ganando en mentalidad", explica.

Bidasoa será el primer escollo para un Anaitasuna que volverá a tener un comienzo complicado, con un desplazamiento posterior a León para enfrentarse al Ademar y la visita en La Catedral del Granollers.