En primera línea del balonmano

1ª nacional | uharte y san antonio inician la liga mañana con derbi, mientras que anaitasuna juega fuera contra trapagaran y el beti onak, en casa ante barakaldo

10.02.2020 | 03:49
El filial del Helvetia Anaitasuna presenta muchas caras nuevas para esta temporada.

Uharte y San Antonio inician la liga con derbi, Anaitasuna juega fuera y Beti Onak, en casa ante Barakaldo.

pamplona - Parece un guion. Un comienzo que ya está escrito. Pero no lo es. La Primera Nacional masculina, el tercer escalón del balonmano, comienza este fin de semana y buena parte de sus cuatro representantes navarros repetirán arranque. El mismo que se viene sucediendo en los últimos años. Al menos, muy parecido.

BM Uharte y Jacar San Antonio serán protagonistas del primer derbi navarro. En el debut liguero. Segunda vez en tres años. El Helvetia Anaitasuna, por su parte, se verá las caras con Trapagaran, rival al que ya conoce muy bien tras sus tres enfrentamientos en los últimos cinco años en el arranque liguero. Y el Beti Onak, que estrena banquillo con Sergio Moracho, iniciará la nueva temporada en casa frente al Barakaldo.

polideportivo ugarrandia

Primer derbi

Uharte-San Antonio

El polideportivo Ugarrandia será el escenario mañana (18.45 h) del primer derbi navarro de la temporada. De nuevo, el sorteo ha querido que estos dos equipos se enfrenten en la primera jornada.

El BM Uharte será el anfitrión. Un equipo que mantiene el bloque de la temporada pasada -incluido el exjugador del Helvetia Anaitasuna de Asobal, Cristian Martínez- y que sólo ha incorporado a un jugador, el extremo derecho Íñigo Moreno, que regresa a la categoría y al grupo en detrimento de Mikel Galán. El entrenador, Óscar Lezáun, confía en que en esta ocasión las lesiones respeten a su plantilla. "El año pasado lo teníamos más complicado, porque ya partíamos con cinco lesionados de inicio. Hasta la décima jornada o así estuvimos colistas y, una vez recuperamos a gente, conseguimos terminar sextos", recuerda.

Para Lezáun, el primer objetivo pasará por "asegurar la permanencia cuanto antes" y, una vez se consiga, "luchar por estar lo más arriba posible". "Este año estamos todos, así que intentaremos mejorar la actuación del pasado. A ver si nos podemos quedar, al final, entre los cinco primeros", confía el técnico, que esta campaña percibe "una categoría más competida que nunca".

Enfrente en el debut liguero tendrá al Jacar San Antonio. Un equipo que, tras su renacer hace dos temporadas, se va afianzando en la Primera Nacional. Mikel Idoate volverá a estar al mando de un grupo que ha cubierto las bajas de Daniel Álvarez, Ricardo Albizu, Ricardo Ainciburu, Diego Martín y Jon Induráin con los fichajes de Mikel Juan, Asier Aranguren y el ex de Asobal Íñigo Jorajuría. Caras nuevas junto al segundo técnico, Fernando Sola. "Tenemos una plantilla bastante compensada. Está bien, estoy contento. Lo único que pido es salud, porque guerra daremos seguro", asegura.

A Idoate no le importa empezar de nuevo con derbi, si bien el partido de mañana lo ve "muy complicado". "Uharte es, para mí, uno de los equipos llamados a estar ahí arriba. El primer derbi, hace dos años, perdimos de largo, pero es verdad que nuestro equipo ya está más rodado", constata.

Ante la nueva temporada, el preparador del San Antonio tiene claro que el reto pasará por "mejorar" los resultados anteriores. "Hace dos años salimos de la nada y conseguimos mantener la categoría. El curso pasado queríamos estar más arriba, pero por dos puntos no acabamos séptimos y finalizamos décimos. Este año, el objetivo es estar un poco más arriba. ¿Hasta dónde? No sabemos. Hay mucha igualdad. La clave va a estar en tener suerte con las lesiones, algo que no tuvimos el pasado año, y en ser regulares", resalta.

helvetia anaitasuna

Comienzo fuera de casa

Un equipo renovado

El filial del Helvetia Anaitasuna es uno de los punteros de la categoría. Las últimas temporadas se ha posicionado en la parte alta de la clasificación e incluso ha jugado, en tres ocasiones consecutivas, fase de ascenso a la División de Honor Plata.

Este año, el conjunto que dirige nuevamente Carlos García está a la expectativa, con una plantilla que presenta numerosas caras nuevas y que, por lo tanto, se tendrá que ir haciendo poco a poco. "Este es el año que más ha cambiado el equipo. Tenemos nueve bajas, además de dos lesionados -Miguel Francés y Asier Pedroarena-, si bien a estos los recuperaremos. Estamos en proceso de formar equipo", subraya.

Su comienzo, de nuevo, estará en tierras vizcaínas. Ante el Trapagaran (mañana, 18.50 h), rival con el que han debutado tres de las últimas cinco campañas. "Nos tenemos muy conocidos. Es un equipo potente, de los llamados a estar entre los cuatro primeros, así que no será un partido nada fácil", augura.

Carlos García no podrá contar este año ni con Ander Izquierdo ni con Martín Ganuza, que ya han dado el salto definitivo al conjunto de Asobal. Donde también ha debutado, además, Aitor García. "Es un orgullo verles ahí y te anima y te refuerza en las cosas que hacemos". Y es que, como buen filial, el objetivo se mantiene año tras año. "Lo importante es sacar a gente joven, que vayan cogiendo minutos y se vayan formando. Que algunos puedan entrenar por momentos e incluso jugar con el primer equipo. A partir de ahí, cuanto más arriba quedemos, fantástico. Somos un filial y no podemos perder de vista que somos una plantilla renovada, con la ilusión de mejorar y de crecer, y con ganas de pelear, claro está, porque siempre hemos sido muy competitivos", explica.

beti onak

Sergio Moracho, nuevo técnico

En casa, ante Barakaldo

El Beti Onak se estrenará mañana en el polideportivo Hermanos Induráin (18.00 h) ante el Barakaldo, con una novedad significativa: su nuevo entrenador, Sergio Moracho. El técnico navarro, curtido en la base del balonmano y que la pasada temporada dirigió a las cadetes del Loyola, sustituye en el banquillo a Javier Ortigosa. "Estoy contento, motivado. La aventura, lanzarse, el probar un reto nuevo es ilusionante", afirma.

De primeras, contará con el plus de debutar en su pista, en Villava-Atarrabia, ante el Urban Cabero BM Barakaldo. Un partido "exigente", si bien confía en que su equipo gane y sea capaz de hacerse "fuerte en casa".

El Beti Onak mantiene también su bloque para esta temporada, con un par de refuerzos: los de Miguel Astráin, pivote procedente de Anaitasuna; y el de un jugador que se forjó en la casa, el extremo Joanes Esain. "El grupo está muy hecho, se ve muy buen ambiente, y eso es ya un punto importante", resalta. Ahora, el reto es "intentar que sea competitivo. Ya el año pasado les fue muy bien, quedando séptimos". Con todo, Sergio Moracho advierte de que "no hay presión en cuanto a resultados. Lo principal es ir paso a paso. Primero, mantener el equipo, intentar estar en posiciones cómodas, sin apuros. Y, en cuanto se pueda, mirar arriba, pero siendo muy realistas. Todos los jugadores estudian, trabajan, tienen sus responsabilidades y estamos en una categoría con rivales con semiprofesionalidad. Así que poco a poco", destaca.