Hacia las medallas

clasificación las ‘guerreras’ pierden contra rusia, pero pasan a ‘semis’ gracias a la derrota de suecia

17.12.2019 | 18:00
La felicidad de las ‘Guerreras’, con la navarra Nerea Pena también de celebración -arriba, segunda por la derecha-.

España26

Rusia36

ESPAÑA Zoqbi; Marta López (2), Mireya González (3), Pena (4, 3p), Cabral (6, 1p), Sole López (1) y Ainhoa Hernández (3) -siete inicial-. También jugaron Navarro (ps), María Núñez, Arderius, Eli Cesáreo (1), Jennifer Gutiérrez (2), Etxeberria, Lara González, Alicia Fernández (3, 2p) y Almudena Rodríguez (1).

RUSIA Seydokina (1); Managarova (2), Vyakhireva (5), Sen (2), Makeeva (1), Frolova (9, 2p) y Kuznetsova (2) -siete inicial-. También jugaron Lagina (2), Gorshenina (2), Bobrovnikova (1), Mikhaylichenko (2), Fomina (2), Zhilinskaite, Malashenko (4), Kozhokar e Illarionova (1)

Marcador cada cinco minutos 2-4, 5-8, 6-10, 7-12, 10-14 y 12-16 (descanso); 14-20, 16-25, 18-27, 21-29, 24-31 y 26-36 (final).

Árbitras Bonaventura y Bonaventura (Francia). Excluyeron dos minutos a Sole López por España.

Pabellón Park Dome de Kumamoto.

madrid - La selección española femenina de balonmano volverá a pelear, ocho años después, por las medallas en un Mundial, tras lograr ayer la clasificación para las semifinales del Mundial de Japón, gracias al triunfo (26-23) de Montenegro sobre Suecia.

El conjunto español, que cayó por 26-36 ante Rusia, necesitaba que la selección sueca no venciese a Montenegro para poder acceder a las semifinales del torneo. Y así fue.

Antes de este encuentro, las Guerreras perdieron frente a la Rusia de Ambros Martín. Las de Carlos Viver sólo estuvieron en disposición de poder pelear durante apenas un par de minutos, el tiempo que necesitó la selección rusa en acabar de engrasar los engranajes del auténtico rodillo en el que se convirtió ayer.

Esos dos minutos fueron un espejismo, ya que España recibió su primera exclusión y eso fue el detonante que acabó por derrumbar las esperanzas del equipo de Viver.

En un visto y no visto, España pasó de ganar por 2-0 a verse con un 2-5 adverso en el marcador, tras encajar un contundente parcial de 0-5 en los siguientes tres minutos de juego.

Una circunstancia que obligó al técnico español a solicitar con urgencia un tiempo muerto, temeroso de que el partido se acabase para las Guerreras apenas recién iniciado. La calma nunca llegó, ya que cuando España no se precipitó en buscar a la pivote Ainhoa Hernández sin mover previamente a la defensa rusa, se emperró en apresurados lanzamientos que sólo sirvieron para hacer crecer la desventaja.

Y es que ayer nada funcionó en el equipo español, ni el ataque, ni la defensa, donde las Guerreras carecieron de la agresividad y de las piernas necesarias para contener a las jugadoras rusas. Especialmente a las laterales Anna Vyakhireva y Yaroslava Frolova, que no encontraron la más mínima oposición para culminar en gol cada una de sus trayectorias largas.

Pese a todo, España no se rindió y a base de acciones individuales, especialmente de Alexandrina Cabral, trató de no descolgarse definitivamente del encuentro.

Un argumento demasiado escaso para contener al poderoso equipo ruso, que se disparó definitivamente en el marcador con la irrupción en la segunda mitad de la portera Anna Sedoykina, quien con sus intervenciones acabó de hundir al conjunto español.

De hecho, las Guerreras parecieron condenadas a una irremediable goleada, cuando las rusas se colocaron con diez goles de ventaja (15-25) apenas transcurridos nueve minutos de la segunda mitad.

Un contundente marcador que no hace justicia al buen Campeonato realizado por el equipo español, que ya sólo pudo luchar por reducir lo máximo posible su desventaja, aunque sin mucha fortuna como reflejó el 26-36 final. - Efe

mañana

noruega será el rival

Rusia-Países Bajos, la otra 'semi'. Noruega, vigente subcampeona mundial, será la rival de España mañana (12.30 horas) en la semifinales del torneo de Japón, mientras que Rusia y Países Bajos se jugarán el otro puesto en la final tres horas antes (9.30). Las Guerreras volverán a cruzarse con Noruega, el equipo que le privó del bronce en el Mundial de China 2009 y su verdugo dos años más tarde en las semifinales del Mundial de Brasil. "Creo que las jugadoras se merecían el pase, porque están haciendo un trabajo excepcional", señaló ayer Carlos Viver, el técnico español, tras lograr la clasificación. - Efe