De Egipto a Tokio

OBJETIVO / DESPUÉS DEL BRONCE EN EL MUNDIAL, LA SELECCIÓN YA PIENSA EN LA CITA OLÍMPICA DE ESTE VERANO

02.02.2021 | 01:05
Los jugadores de la selección española celebran el bronce tras el partido ante Francia. Fotos: Efe

madrid – Recién aterrizada en Madrid y sin apenas tiempo para disfrutar de la medalla de bronce que conquistó en el Mundial de Egipto, a la selección española de balonmano ya se le exige un nuevo reto, uno más difícil todavía, el podio en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Una exigencia máxima que los Hispanos asumen, conscientes de que la trayectoria protagonizada por el conjunto español les convierte en uno de los máximos favoritos para alzarse con el oro.

"Los Juegos son el mayor evento deportivo y para nosotros va a ser un reto, pero esta selección siempre se mentaliza para competir, este equipo ha demostrado que siempre sale a ganar", indicó el seleccionador español Jordi Ribera.

Y es que la cita olímpica ha sido el estímulo que ha llevado a los Hispanos a dar siempre un nuevo paso hacia adelante, prolongando, incluso, carreras a las que sus propios protagonistas habían puesto fecha de caducidad.

"El día que se supo que los Juegos se aplazaban fue un día duro, pero al momento pensé que había que seguir jugando, estaba clarísimo, y además con este grupo es muy fácil", reconoció el jugador Viran Morros. Pero los Juegos de Tokio no son sólo el objetivo para los más veteranos, sino el de todo el equipo español.

Una cita olímpica que llega solo un año después del Mundial de Egipto que, como en el caso del capitán Raúl Entrerríos, será el último, lo que lo ha echo todavía más especial para él, pese a las "atípicas" circunstancias en la que se disputó a causa de la pandemia de coronavirus.

"Ha sido un campeonato atípico, pero es que vivimos en una situación muy atípica. Desde el principio ha sido diferente, pero nos hemos centrado en la competición. Valoramos la posibilidad que hemos tenido de competir", indicó Entrerríos.

Si para el central español, que pondrá fin a su carrera deportiva tras los Juegos de Tokio, para otros como el portero navarro Sergey Hernández o el pivote Rubén Marchán, ha sido su primera experiencia en un gran torneo internacional. "Me siento un privilegiado haber podido trabajar y convivir con este grupo este mes y encima lograr una medalla", señaló el joven guardameta.

Ejemplos de la renovación, sin prisa pero sin pausa, que ha llevado a cabo el seleccionador Jordi Ribera, pese a las continuas cuestiones que surgen sobre el futuro del equipo español.

"Desde que iniciamos el trabajo en 2016, se habla de que es un equipo que hay que renovar, pero en este tiempo este grupo ha ganado dos Europeos, se ha clasificado para Tokio y ahora ha logrado este bronce. En la selección están los que creo que más pueden aportar. La juventud es solo un estado, no una virtud", indicó el técnico.

En el Mundial de Egipto, la selección mostro su "ADN ganador", como lo definió el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco. Un equipo que, según señaló el ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, es "un ejemplo para toda la sociedad española".

"Orgullo, admiración, cariño, valores. Estos son los sentimientos que a mí me produce esta selección. Sois un ejemplo para todos nosotros, un ejemplo para toda la sociedad española. Ahora hay que ir a por Tokio", concluyó el ministro.

"Los Juegos son el mayor evento deportivo y esta selección, como siempre, estará mentalizada para competir"

jordi ribera

Seleccionador nacional

"Cuando se supo que los Juegos se aplazaban fue muy duro, pero no dudé en seguir jugando con este grupo"

viran morros

Pivote de la selección española